SWATCH Cuckoolus en colaboración con Tobias Rehberger

Swatch y Tobias Rehberger estrechan los lazos que unen el arte y el diseño con su obra 24 Stops, un camino que pone de manifiesto que las fronteras no son más que una construcción mental. Desde este fin de semana y auspiciado por Swatch, el arte habla a través de la nueva ruta a pie entre la Fundación Beyeler de Basilea (Suiza) y el Vitra Campus de Weil am Rheim (Alemania). El camino de esta ruta transfronteriza está marcado por 24 objetos esculturales del conocido artista alemán Tobias Rehberger. Cada uno de los coloristas indicadores complementa su labor principal de marcar el camino con interesantes reflexiones sobre la relación entre el binomio formafunción.

SWATCH Cuckoolus SUOZ238S en colaboración con Tobias Rehberger

Un hito más en la dilatada trayectoria de Swatch como facilitador de arte sin fronteras —ya sea arte en la calle o en la muñeca— en todo el mundo. El único pasaporte necesario es una mente abierta, algo con lo que personas de todas las edades podrán disfrutar de este singular encuentro entre el arte, el diseño y la naturaleza. Del mismo modo que el camino no es una línea recta, el Swatch Art Special inspirado en él pretende tomar las riendas del tiempo. CUCKOOLUS (SUOZ238S), de Tobias Rehberger, confirma la creencia del proyecto de que los límites temporales y espaciales suelen ser producto de nuestra imaginación.

El camino como fin en sí mismo

Tobias Rehberger es un artista multidisciplinar con un gran talento para moverse con la misma soltura en el mundo del arte que en el del diseño. En el caso de 24 Stops, la idea original partía de la funcionalidad. «El primer paso consistió en definir los puntos del camino que requerían de orientación», explica. Cada uno de los 24 objetos esculturales explora un aspecto distinto de la interesante relación entre la forma y la función. Las casitas para pájaros suspendidas destilan el humor de la función, ya que la idea de que aparezca algún huésped volador parece factible en nuestra imaginación, a pesar de ser poco probable. El versátil artista confiere a objetos útiles —como un escondite elevado, un cubo de basura o un telescopio — una atractiva y colorista identidad que dota de un placer memorable a su finalidad inmediata. La interacción y la inclusión son los principios rectores de esta obra maestra de cinco kilómetros de longitud. La obra invita a personas de todas las edades y formas de caminar a adoptar su propio paso y dedicar tiempo a disfrutar de un irrepetible collage de esculturas, colorido y paisajes.

Diseño y distribución vuelan alto

Swatch siempre ha demostrado activamente su amor al arte, y permanece fiel a esa bonita tradición con la presentación de 24 Stops y el ofrecimiento de un reloj y un estuche especial para que Tobias Rehberger plasme su creatividad. El resultado, CUCKOOLUS, tiene dos manecillas del mismo tamaño que permiten a la persona que lo utiliza decidir cuál de las dos horas posibles le gusta más. Una divertida reflexión en torno al tema del paseo transfronterizo sin fronteras y a la visión realista de que sea la aguja superior la que marque la hora. Este Swatch Art Special se presenta en una edición limitada de 4962 unidades, una por cada metro del camino. El estuche especial le añade otro punto de reloj de cuco a este modelo, ya que emite el característico sonido de estas piezas cuando se abre.

Etiquetas:,

Comentar