FRÉDÉRIQUE CONSTANT Classics Carrée Automatic

En los años 20, los relojes cuadrados eran muy populares entre el público femenino, mientras los hombres cambiaban los relojes de bolsillo redondos por relojes de pulsera. Tanto para romper con la tradición como por motivos prácticos, los relojeros comenzaron a utilizar cajas cuadradas para colocar más fácilmente sus correas de piel. Los diseñadores más avanzados de la época tomaron nota y la nueva forma se convirtió en el símbolo de ese periodo. Frederique Constant revive la clásica forma cuadrada en un reloj de inspiración retro, el Classics Carrée Automatic.

 FRÉDÉRIQUE CONSTANT Classics Carrée Automatic

La caja cuadrada hoy en día

Hoy en día, la forma que antes estaba de moda se ha convertido en una categoría más de un amplio abanico de opciones: deportivo, clásico, de submarinismo, de carreras, de piloto y muchas más. Sus líneas clásicas y su forma reconocible la han convertido en un accesorio de época circunscrito a un nicho exclusivo de aficionados. Frederique Constant da un vuelco a esta situación con el Classic Carrée Automatic. Su aspecto elegante y retro, inspirado en los años 20, encaja a la perfección con la filosofía de la marca y suscita recuerdos de los sofisticados eventos de la alta sociedad. 

FRÉDÉRIQUE CONSTANT Classics Carrée Automatic

El Carrée Automatic

El Classic Carrée Automatic se presenta en dos versiones: con caja de acero inoxidable pulido y chapado en oro rosa o con caja de acero inoxidable pulido. La esfera de color plateado está provista a las 12 horas con la célebre y emblemática abertura en forma de corazón de Frederique Constant, a través de la cual se muestra el funcionamiento del calibre FC-310. La esfera, completada con intricados detalles guilloché, también cuenta con elegantes números romanos negros impresos en el borde externo y agujas estilo Breguet que la recorren con delicadeza. El fondo transparente permite contemplar el calibre automático con decoración colimaçon. El reloj se completa con una correa de piel negra o marrón.

Frederique Constant consolida su posición como marca clásica reviviendo la emblemática forma cuadrada y añadiéndole nuevos elementos que convierten este reloj en un auténtico modelo Frederique Constant.

 

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.