El reloj Nº 5, semi inteligente e islámico, de HOPTROFF

El reloj es un reloj islámico, con gran parte de su escritura en árabe. En el centro, la hora se indica con segundos en el dial de la izquierda . En la parte superior, se muestra la dirección a la Meca. Y en el fondo, se puede seleccionar entre la indicación de la hora actual, o la hora de una de las oraciones diarias: Fajr, Dhuhr, Asr, Maghrib o Isha. También se puede optar por la brújula para indicar el Norte en lugar de la dirección a la Meca. Sabiendo la dirección de La Meca, la indicación requiere el conocimiento de la ubicación geográfica, y el reloj la puede obtener de la señal GPS de un teléfono inteligente (smartwatch). También requiere el conocimiento de la orientación, para lo que utiliza el magnetómetro; lo que genera un problema interesante: los campos magnéticos generados por el reloj.

El reloj Nº 5, semi inteligente e islámico, de HOPTROFF

Bajo el elegante exterior, un magnetómetro integrado en el reloj y un transceptor Bluetooth para acceder al GPS del teléfono, se utiliza para determinar la dirección a La Meca y los momentos de oración.

Fabricado para el mundo conectado, cada reloj ofrece una capacidad de doble huso horario. Con uno de los pulsadores, se selecciona la localización en el mapa del mundo de la esfera y las agujas girarán para indicar la zona horaria.

Debido a los requisitos del magnetómetro, es poco probable que este reloj Nº 5 se llegue a fabricar en acero. A continuación, una explicación:

En primer lugar, existen los campos generados por las corrientes que fluyen alrededor del circuito . En segundo lugar, hay campos electromagnéticos generados por la antena Bluetooth. Pero ambos son insignificantes en comparación con la tercera: los rotores magnéticos. Cada aguja de los relojes está conectada a un tren de engranajes que termina con un rotor (se puede apreciar en la rueda milimétrica en el centro de la foto). En la mayoría de los motores, los rotores son de hierro dulce, lo que significa que no están permanentemente magnetizados. Hoptroff utiliza hierro duro, lo que significa que están permanentemente magnetizados, y con cada pulso, el imán gira 180°.

magnetómetro

El magnetómetro se coloca justo al lado de uno de estos rotores, concretamente el rotor que muestra la dirección a la Meca. Así que no sólo el rotor afecta a la lectura del magnetómetro, sino que a su vez hace girar el rotor, y el circuito de retroalimentación hace que la aguja se mueva animal loco.

Precio, £5.000 más impuestos.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.