El reloj de sobremesa de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

Frederique Constant ha sido reconocido, en un periodo de tiempo relativamente corto, por crear unos relojes de pulsera técnicamente brillantes magníficos y estéticamente asombrosos. Estos relojes, de aspecto intemporal, están creados con los materiales más exquisitos conocidos por el hombre, aparejado a unos avances científicos –muchos de ellos desarrollados internamente por los artesanos e ingenieros de Frederique Constant, apasionados por su trabajo– que presentan unos resultados, una fiabilidad y una durabilidad sin parangón.

El reloj de sobremesa de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

Los relojes producidos han propulsado a la empresa a las más altas esferas de la renombrada fraternidad de fabricantes de relojes de pulsera de Ginebra. Pero no hay ningún riesgo de aposentarse en la autocomplacencia; sencillamente no está en la naturaleza de ninguna persona relacionada con la empresa. Sin embargo, en vista de los avances que ya se han logrado, cabría preguntarse: “¿Acaso podrían mejorar?”

Este año, la respuesta ha sido… “¡Hacerlo más grande!”

Toda la técnica y el trabajo artesanal con los que se crea cada reloj de pulsera Frederique Constant se han aplicado al desarrollo de un impresionante y novedoso reloj de sobremesa. Este sofisticado reloj incluye todas esas características que identifican las creaciones Frederique Constant y, a la vez, garantizan que seguirán llamando la atención aun siendo sobrios, modernos pero intemporales y elegantes sin ser pretenciosos dentro de 100 años.

No cabe duda de que la caja de reloj de acero inoxidable, cepillada y pulida, del nuevo reloj de sobremesa Frederique Constant sería una magnifica adición para cualquier reloj de sobremesa.

En lugar de las formas cuadradas o rectangulares que suelen asociarse a los relojes de sobremesa, a esta pieza única se le ha dado la forma de la esfera de un enorme reloj de pulsera, incluyendo hasta la “corona” en el lado derecho.

Lo primero que llama la atención es la esfera del reloj. En el interior de la la reluciente esfera de acero inoxidable de 94 mm, muy cepillada y pulida, se encuentra una impresionante circunferencia de plata con una bella decoración en guilloché. La esfera presenta grandes números romanos a su alrededor y la hora viene dada por unas oxidadas manecillas negras y pulidas a mano.

trasera reloj de sobremesa de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

El reloj contiene dos movimientos de cuarzo y ofrece a quienes viajan por el mundo la hora de un segundo huso horario en la posición de las 6. Por último, nos fijamos en la base del reloj, que a todo el mundo le parece como si tuviera enganchada una correa gigante, pero que, sin embargo, está sujeta a la tapa protectora, que su vez se emplea como soporte del reloj.

Con un precio de sólo 495€, el nuevo reloj de sobremesa Frederique Constant perpetúa la tradición de la empresa de crear relojes sensacionales, de primera calidad, a precios asequibles. Si busca un regalo para estas Navidades para cualquier hombre que tenga una mesa, no busque más. Con esta extraordinaria incorporación a la gama Frederique Constant acertará seguro.

Etiquetas:, ,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.