Happy Sport Automatic de CHOPARD

Un soplo de romance flota en el aire. Como si se tratara de un resplandeciente rayo de sol que rompe la monotonía del invierno, San Valentín es la ocasión soñada para abrir el corazón al ser amado y ofrecerle una prenda de amor. El 14 de febrero, Chopard se convierte en el mensajero de las más bellas promesas, presentado unas pruebas de amor tan preciosas como simbólicas. Románticas versiones de la colección Happy Diamonds, las sortijas “tu y yo” evocan la unión amorosa. En oro blanco engastado de diamantes o en oro rosa, los modelos de la línea San Valentín presentan dos corazones tiernamente enlazados, palpitando, cada uno de ellos, al ritmo de los alegres movimientos de un brillante móvil.

Happy Sport Automatic de CHOPARD

Para llegar perfectamente a la hora de la próxima cita, el reloj Happy Sport Automatic, dotado por primera vez de un movimiento mecánico, es el accesorio soñado. Unión de sofisticación y elegancia, el icónico reloj de la casa suiza sigue ganando en seducción cuando se trata de celebrar el amor. Endiabladamente femenina, su correa de raso rosa hace destacar una esfera « guilloché argenté » animada por siete brillantes móviles. Seguramente las más ardientes de las valentinas preferirán la versión en oro rosa, con una caja completamente engastada de diamantes, montada sobre una correa de cocodrilo rosa.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.