Esenza Ceramic Touch Jubilé 132 Edición Limitada de RADO

Este nuevo modelo extraordinario de Rado marca una gran diferencia en cuanto al uso de materiales exclusivos con un cierto toque de magia. El Rado Esenza Ceramic Touch deja atrás, gracias a su técnica patentada de ajuste táctil, la brillante estela de otros relojes cerámicos. De ahí que su presentación en 2013 causara sensación de inmediato. En 2014, Rado pone nuevamente en la palestra el uso de la tecnología táctil cerámica. El Rado Esenza Ceramic Touch Jubilé 132, un reloj de otro mundo, es ideal para la mujer que desea destacar por una buena razón.

reloj Esenza Ceramic Touch Jubilé 132 Edición Limitada de RADO

Una plétora de diamantes prolifera en la esfera, como queriendo alcanzar el más allá, así como en la caja y los eslabones de la pulsera, que Rado engasta con diamantes directamente en la cerámica por primera vez. Esta nueva tecnología de materiales, fruto de una ardua labor de investigación, se emplea en relojería por primera vez este año.

La caja mono-bloque y cada uno de los diminutos eslabones que conforman la pulsera de cerámica de alta tecnología se marcan en el lugar exacto que ocupará cada diamante, con objeto de garantizar su adecuada disposición. Posteriormente se practican con láser pequeños orificios en la cerámica.

Por último, se coloca una pequeña cantidad de platino suavizado y modelado en cada cavidad, antes de engastar el diamante en la cerámica. Cada diamante se incrusta manualmente mediante técnicas relojeras tradicionales, tras lo cual el platino quedará prácticamente oculto. Se trata de un reloj cuya elaboración es muy compleja, si bien da lugar a una pieza de relojería de gran belleza.

Esenza Ceramic Touch Jubilé 132 Edición Limitada de RADO

Rado exhibe lo mejor de sí mismo mediante la utilización de un total de 132 diamantes y una innovadora tecnología de cerámica táctil, para lograr un elegante diseño minimalista basado en el uso de materiales que denotan un cierto toque de magia y confieren al conjunto un lujo discreto y una sensación etérea.

Comentar