Colección CHOPARD L.U.C 2016

Auténtico reloj de colección para los caballeros de hoy en día, el nuevo L.U.C Perpetual Chrono de Chopard reúne en el seno de un calibre L.U.C inédito, el movimiento 03.10-L, un cronógrafo de carga manual y un calendario perpetuo de muy alta factura. Pudiendo presumir de un estilo y de una construcción de las más sofisticadas de la alta relojería, el L.U.C Perpetual Chrono responde a los más elevados estándares técnicos, éticos y estéticos. En dos series  de 20 piezas en oro blanco « Fairmined » de 18k, y oro rosa « Fairmined » de 18k está destinado a los entendidos en relojes y a los aficionados a los objetos de excepción.

CHOPARD L.U.C Perpetual Chrono de Chopard

El calibre 03.10-L, un movimiento de alta factura

Completamente concebido y fabricado en los talleres de alta relojería de Chopard, el calibre L.U.C 03.10-L se articula alrededor de una rueda de pilares que dirige las operaciones, entre ellas la de “flyback”. El sistema de puesta a cero de los contadores y el segundero central se efectúa por medio de martillos de contacto progresivo,  garantía de precisión. El desenganche es suave y firme a la vez gracias a un embrague vertical de los elementos del cronometraje. Esta base excepcional es la que se ha elegido para albergar el calendario perpetuo del L.U.C Perpetual Chrono.

Este calendario se reconoce por su gran fecha de doble ventana en la que figuran el día, el mes y la naturaleza del año: normal o bisiesto. Se completa con una indicación día/noche y una representación de las fases de la órbita de la luna. Este especial sistema garantiza una lectura gráfica y precisa de la edad de la luna, que no se desvía más de un día cada 122 años. Pero la configuración original de este calendario utiliza los mismos espacios que el cronógrafo: los dos contienen indicaciones situadas a las 3 y a las 9 horas. La arquitectura del calendario perpetuo se ha adaptado con el fin de desplazar el año y el indicador día/noche algunos milímetros. Esta disposición marca la estética específica de la esfera y de sus contadores.

Viaje al corazón de la infinita precisión

El L.U.C Perpetual Chrono se beneficia de una nueva certificación. La precisión de la marcha de su calibre L.U.C 03.10-L ha sido certificada por el Control Oficial Suizo de Cronometría, el COSC. Al mismo tiempo, los movimientos y las cajas de cada uno de estos veinte relojes de oro « Fairmined » han sido sometidos con éxito a los criterios de evaluación del Punzón de Ginebra, distinción de excelencia que perpetúa la tradición de los maestros relojeros ginebrinos. Se trata de una eminente garantía del más alto nivel de factura y de saber hacer. Anteriormente solo se aplicaba al movimiento, sin embargo, en la actualidad, el Punzón de Ginebra pone a prueba a todo el reloj.  A los actuales criterios de calidad del movimiento se añade una serie de nuevos requisitos que Chopard satisface sin reservas. Para proceder a otorgar el famoso punzón, se evalúan con cuidado la estanqueidad, la precisión y las funciones de cronógrafo y de calendario perpetuo además de la reserva de marcha. Chopard se siente orgullosa de pertenecer al restringido círculo de las casas de Alta Relojería que demuestran un saber hacer artesanal excepcional.

CHOPARD L.U.C Perpetual Chrono de Chopard

Chopard domina a la perfección el arte de la relojería contemporánea: el de sublimar los engranajes desde hace más de 150 años para convertir a este nuevo L.U.C Perpetual Chrono en un auténtico reloj de colección para el caballero moderno.

Nobleza de los materiales

Tras su elegancia y su funcionalidad, el L.U.C Perpetual Chrono es el resultado de un nivel de exigencia que se encarna en los excepcionales materiales que lo componen.

La caja de 45 mm del L.U.C Perpetual Chrono está enteramente realizada con oro  « Fairmined » de 18k. Procede de unas cooperativas mineras de Colombia, el Perú y Bolivia con certificado « Fairmined ».  The L.U.C Perpetual Chrono de oro blanco es el primer reloj L.U.C producido por Chopard en oro blanco « Fairmined ».

De hecho, Chopard es la primera empresa de relojería y joyería de lujo que se ha comprometido con las comunidades mineras con el fin de ayudarles a obtener el certificado Fairmined. Chopard colabora en la formación y en el bienestar social de estas comunidades y en la protección del medio ambiente.  La certificación Fairmined asegura que el oro se ha extraído de manera responsable en explotaciones artesanales, que los mineros y el medio ambiente reciben un tratamiento correcto y que los compradores pagan una prima, además del precio fijado para el oro, que se reinvierte en proyectos comunitarios.

La esfera del L.U.C Perpetual Chrono está recubierta de rutenio gris. Está surcada por un motivo de « guilloché » realizado a mano, que difunde su juego de luz desde la doble ventana de la gran fecha.

La elección de materiales nobles se extiende hasta el calibre L.U.C 03.10-L. Está realizado en alpaca, aleación de color gris claro que se presta perfectamente a los tratamientos de superficie, pero que, al mismo tiempo, no perdona ni una sola raya. Cualquier error en la ejecución de las decoraciones de « côtes de Genève », perlado, satinado y pulido, omnipresentes sobre el movimiento, es imposible de corregir. Este movimiento exige el trabajo de las manos más expertas de los talleres relojeros de la Manufactura Chopard.

Esta iniciativa en pos de la máxima nobleza se remata en la correa del L.U.C Perpetual Chrono. Se ha realizado en piel de aligator teñida con pigmentos vegetales de grandes escamas y está cosida a mano. Teniendo en cuenta que un reloj L.U.C va a ser admirado por todos lados, Chopard también ha forrado la correa con piel de cocodrilo marrón de escamas pequeñas.

CHOPARD L.U.C Perpetual Chrono de Chopard

Un reloj distinguido para el caballero de hoy en día

El cronógrafo de calendario perpetuo es una complicación muy especial que representa un hito técnico y estético: el de reunir dos temporalidades, la escala larga de un calendario que dará sus indicaciones precisas durante siglos y la corta del tiempo cronometrado.

Verdadero objeto de excepción, es el sello de un hombre de gustos definidos, un amante de las líneas impecables y un entendido en el auténtico valor de los materiales que el tiempo embellece. De una calidad sin fisuras y sin ostentación, el nuevo L.U.C Perpetual Chrono de Chopard se inscribe en el refinamiento asumido con naturalidad. Es el símbolo de la complicidad entre el maestro relojero artesano y la técnica más puntera. Al asociar dos complicaciones prestigiosas a un diseño característico, el L.U.C Perpetual Chrono se afirma como un reloj de complicación noble y distinguido.

Referencias: 161973-1001 – En oro blanco « Fairmined » de 18k. Edición limitada de 20 piezas. Ref. 161973-5001 – En oro rosa “Fairmined” de 18k . Edición limitada de 20 piezas.

CHOPARD L.U.C Perpetual Twin

Desde hace 20 años, la Manufactura Chopard crea los relojes de la colección L.U.C. Unos relojes únicos, de alta factura, imbuidos de modernidad pero siempre respetando la tradición relojera suiza. Este año, Chopard vuelve a trastocar los códigos de los relojes de Alta Relojería con complicaciones, presentando el nuevo L.U.C Perpetual Twin, un cronómetro con calendario perpetuo, realizado en acero.

CHOPARD L.U.C Perpetual Twin

Calendario perpetuo y acero

La Manufactura de Chopard domina todos los códigos de la relojería tradicional. Pero también sabe llevarlos siempre más lejos, por medio de interpretaciones vanguardistas. El  L.U.C Perpetual Twin se beneficia de la excelencia mecánica de las complicaciones relojeras de Chopard, alojando su calendario perpetuo dentro de una caja de 43mm realizada en acero. Así, aúna polivalencia y modernidad, permaneciendo, al mismo tiempo, fiel a los más altos estándares de calidad de la colección L.U.C.

El L.U.C Perpetual Twin presenta un nuevo concepto del calendario perpetuo, con una legibilidad máxima. A las 12h se sitúa una gran fecha en doble ventana, complicación icónica de la colección L.U.C. Además, día y mes tienen, cada uno de ellos, su esfera específica de gran tamaño. Por último, la indicación del año se ha hecho muy pequeña y se ha descentrado al nivel de la esfera de los meses. En el mes de febrero se puede leer si el año es bisiesto o no. Además, 2016 va a ser uno de ellos. Con su incomparable estilo y su correa de cocodrilo negro cosida a mano, el L.U.C Perpetual Twin impresiona a primera vista por su estética, que recupera los códigos de la colección L.U.C.  Grandes números romanos, pulidos y en relieve, dibujan el contorno de la esfera plateada. Una delicada decoración de rayos de sol irradia. El juego de los acabados mates y pulidos anima con múltiplos reflejos este nuevo e inédito reloj.

Un nuevo movimiento de alta factura

Se llame calendario o fecha, se denomina perpetuo porque marca la fecha exacta en cualquier circunstancia. Calcula mecánicamente y muestra la duración de cada mes, independientemente de que sea de 28, 29, 30 o 31 días. La precisión de su funcionamiento exige que tanto su concepción como su ajuste se hayan realizado con enorme delicadeza. Apoyándose sobre la técnica del micro-rotor con dos barriletes (tecnología patentada Twin®), este calibre proporciona al reloj una cómoda reserva de marcha de 58 horas. De acuerdo con los estándares de calidad de la manufactura, este movimiento está acabado según las más altas exigencias estéticas. Sus componentes están todos biselados a mano y su superficie ha sido perlada, o bien decorada con  Côtes de Genève, dependiendo de su posición en el seno de esta noble mecánica.

Finalmente, su precisión cronométrica está certificada por el COSC. Se trata de una decisión de Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, que concede una enorme importancia a la obtención de un certificado independiente de la precisión cronométrica de los relojes L.U.C.

CHOPARD L.U.C Perpetual Twin

Un dominio total 

Concepto del movimiento, diseño del producto, fundición del oro, estampado y fabricación de las cajas, de los componentes de los movimientos, decoraciones tradicionales realizadas a mano, tratamiento de las superficies, pulido, ensamblaje, reglado y control de calidad del movimiento, todas las operaciones de fabricación relojera están realizadas en la misma casa Chopard. La casa las aplica a la fabricación de cada uno de los relojes de la colección  L.U.C que rinde homenaje al fundador: Louis-Ulysse Chopard (L.U.C). Amante de la pureza de las líneas y de los detalles, que hacían de sus relojes unas piezas muy deseadas, Louis-Ulysse Chopard ya sabía en sus tiempos vestir a los caballeros con bellos relojes de bolsillo.

Referencia: 168561-3001.

CHOPARD L.U.C XP 35 mm Esprit de Fleurier Peony

Su sobria elegancia y su sofisticación técnica han hecho del L.U.C XP  lo han convertido en un modelo insignia dentro de la colección de relojes L.U.C  En 2014, Chopard creó una versión de 35mm de diámetro para mujer. El calibre L.U.C 96.23-L late en su corazón. Está producido en la Manufactura Chopard y se adorna con grabados « fleurisannes », un oficio artístico que hoy está prácticamente desaparecido. En la encrucijada entre belleza y precisión, una sublime peonía ha visto la luz del día en un reloj de edición limitada: El L.U.C XP 35mm Espirit de Fleurier Peony. 

Se trata de una flor mítica, una flor cuyos aterciopelados sortilegios han inspirado multitud de páginas de cuentos y leyendas desde la noche de los tiempos. Hoy, la peonía despliega sus pétalos sedosos y su delicado perfume sobre un famoso reloj de Chopard. Adorna la esfera y el movimiento de manufactura del L.U.C XP 35 mm Esprit de Fleurier Peony, un modelo eminentemente femenino, surgido de los códigos de la alta relojería. La peonía despliega sus delicadas curvas sobre la esfera en nácar de Tahití, donde aparece majestuosa, en oro y diamantes engastados sobre la base de la esfera de oro rosa.

CHOPARD L.U.C XP 35 mm Esprit de Fleurier Peony

Máxima elegancia

En 2014 se creó por primera vez un reloj L.U.C extra-plano de 35mm de diámetro pensado exclusivamente para las mujeres, un modelo que hasta entonces tenían que tomar prestado de los hombres. Se trata de reloj de líneas ligeras, sutiles y atemporales, con un movimiento de alta precisión producido por la Manufactura Chopard.

En 2015 los códigos de este reloj de regia elegancia experimentan un nuevo desarrollo: el L.U.C XPS 35 mm Esprit de Fleurier. Se rinde así homenaje a una técnica ancestral y cada vez más difícil de encontrar, el grabado « fleurisanne », que  hoy renace a través del motivo de la peonía, en una edición limitada de ocho ejemplares, que se presenta sobre una correa de lona cepillada rosa.

Una flor llegada de Oriente  

En la mitología griega y oriental numerosas leyendas están envueltas en el halo del delicado perfume de la peonía. Originaria de Asia central, la peonía se cultivaba principalmente como planta medicinal y se utilizaba como remedio para diversas afecciones. Al principio era un símbolo de buena salud y poco a poco se le fueron adjudicando virtudes cada vez más numerosas, pasando a convertirse posteriormente en portadora de buena fortuna, de prosperidad y de matrimonio feliz. En Asia es símbolo de riqueza y de honor. El cultivo de la peonía fue especialmente importante bajo la dinastía Tang. Los destinos de esta flor se unían a los del país y la floración de la peonía era reflejo de la prosperidad de China. De belleza exquisita, era muy apreciada por sus cualidades estéticas, su opulencia y su increíble perfume. Por aquel entonces adornaba los palacios imperiales e inspiraba a los artistas, que la reprodujeron en todas las formas, y se convirtió en símbolo de la primavera y metáfora de la belleza femenina en el imaginario y la tradición china. Hoy en día su extraordinaria belleza ha conquistado a todas las culturas y ha encontrado en el pueblo de Fleurier un inesperado eco…

Fleurier, la tradición reinventada

En 1996, Karl-Friedrich Scheufele fundó en Fleurier, en el arco jurasico, una manufactura dedicada a la producción de movimientos de alta precisión y allí nació la colección de Alta Relojería L.U.C, denominada así en honor de Louis-Ulysse Chopard. En menos de 20 años la Manufactura Chopard ha entrado a formar parte del exclusivo círculo de las auténticas manufacturas relojeras. Está reconocida unanimemente como tal, tanto por el sector, como por el gran público. Todas las etapas del desarrollo y de la fabricación de los relojes L.U.C se llevan a cabo internamente, en Fleurier. Esta integración vertical es la prueba de la gran independencia de la casa Chopard, un valor inscrito en el corazón de su cultura empresarial.

En esta cuna de la relojería que es Fleurier, han visto la luz numerosos oficios artísticos, cada vez más difíciles de encontrar. Chopard se ha comprometido a continuar haciendo revivir estas tradiciones, que representan toda una herencia cultural y estética. El grabado “fleurisanne”  forma parte de las técnicas de las artes decorativas pertenecientes al patrimonio relojero y alcanzó su máximo esplendor durante el siglo XIX, cuando el trabajo de los relojeros de esta región hizo que el prestigio de sus piezas llegara incluso hasta China.

Chopard le devuelve sus cartas de nobleza a través del L.U.C XP 35 mm Esprit de Fleurier Peony. Su movimiento de oro rosa está grabado con el motivo de la peonía realizado según la técnica del grabado “fleurisanne“. Este saber hacer muy particular se caracteriza especialmente por sus motivos en relieve. El grabador trabaja alrededor del motivo que desea crear y la superficie se graba con volutas o flores y se pule para obtener un efecto brillante. Alrededor del motivo, el fondo se puntea para aportarle una apariencia granada. Para este lento proceso, que exige una extremada habilidad, Chopard ha formado en la casa a una serie de expertos a fin de perpetuar este saber hacer tradicional.  Tras el grabado, el movimiento se rodia para obtener un aspecto bicolor inesperado.

CHOPARD L.U.C XP 35 mm Esprit de Fleurier Peony

Proeza técnica

Este movimiento se beneficia de la tecnología patentada Twin, es decir, dos barriletes superpuestos coaxiales para una reserva de marcha de 65 horas. Albergar un movimiento automático así en una caja extra plana de 7,5 mm es un auténtico desafío técnico. Gracias a una construcción ingeniosa con un micro rotor los maestros relojeros de la Manufactura Chopard han logrado esta proeza y han conseguido magnificar el calibre L.U.C 96.23-L.

Referencia: 131944-5001 – En oro rosa de 18 k. Edición limitada de 8 piezas – venta exclusiva en boutiques.

CHOPARD L.U.C XPS 1860

Elegante y distinguido, el  L.U.C XPS 1860 de Chopard es un homenaje al primer reloj de la colección L.U.C: el L.U.C 1860, lanzado hace 20 años con motivo de la creación de la Manufactura Chopard. Con su bonita esfera y su caja ultra fina, es una interpretación contemporánea de un gran clásico, que a úna elegancia discreta y sobriedad con los movimientos Chopard, los calibres 96.01-L y 96.03-L. Su refinamiento y su precisión lo convierten en un reloj para la vida diaria, un complemento indispensable para el hombre elegante de hoy en día: el caballero moderno.

CHOPARD L.U.C XPS 1860

El L.U.C XPS 1860 es un clásico. Se inscribe en el linaje de los relojes extra planos de Chopard y se enorgullece de su segundero pequeño y una fecha a las 6. El año 1860 nos traslada a la fecha en que Louis-Ulysse Chopard fundó su manufactura relojera.  En 1996, tras la creación de la Manufactura Chopard, la casa presentó su primer reloj  L.U.C contemporáneo, el L.U.C 1860. A imagen de este último, el  L.U.C XPS 1860 se caracteriza por su respeto a la gran tradición relojera y por la cronometría, dos elementos que Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, ha querido que formaran parte de la colección L.U.C.

Un reloj de una elegancia distinguida

En su época, el L.U.C 1860 era un modelo ultra fino, moderno y elegante al máximo. Con su caja de exquisitos acabados, sus contemporáneas agujas “dauphine” y sus elegantes índices, el L.U.C XPS 1860 representa una interpretación de aquella pieza histórica. Como todos los relojes L.U.C, se pone al servicio de su propietario. Así, los hedonistas considerarán al L.U.C XPS 1860 como una pieza esencial de su vestuario, un reloj indispensable por sus cualidades técnicas, su belleza interior y su estilo exterior. Su fuerza proviene de la amplitud de sus posibilidades. Como una chaqueta cruzada de franela gris, que puede usar con unos pantalones a juego, o bien combinar con algo totalmente diferente, el L.U.C XPS 1860 cumple varias funciones con gran brillantez.

CHOPARD L.U.C XPS 1860

Un objeto con unos acabados excepcionales

El L.U.C XPS 1860 es un reloj contemporáneo. Posee un diámetro de 40mm que lo convierte en universal. Encaja perfectamente en cualquier muñeca, incluso en la más pequeña, gracias a sus asas cortas y ergonómicas. Con un grosor total de 7,2mm se incorpora, de pleno derecho, en la categoría de los relojes ultra finos. El L.U.C XPS 1860 se presenta en dos versiones, con caja de oro rosa de 18k y caja de acero. Su elegancia se ve reforzada por su particular esfera. Su parte central está decorada en “guilloché” realizado a mano, con un sofisticado diseño para la versión en oro rosa, y en “satiné soleil” para la versión en acero. Estos dos acabados se proyectan desde el logo situado a las doce.

Precisión y bella factura al servicio del caballero

Sin embargo, el criterio relojero de la colección L.U.C va siempre más lejos de lo que representa la simple ejecución de un clásico. Por eso, el L.U.C XPS 1860 no es únicamente un reloj ultra fino y elegante. Está fabricado pensando en el hombre de hoy en día. Su movimiento, el calibre 96.01-L, para la versión en oro rosa, y el calibre 96.03-L para la versión en acero, es de carga automática por micro-rotor de oro de 22k, una especialidad relojera extraordinaria, que aporta practicidad y delicadeza. Se beneficia de la tecnología Twin®, con una reserva de marcha de 65 horas, una autonomía muy superior a la habitual en los relojes ultra finos. Finalmente, el L.U.C XPS 1860 es uno de los poquísimos relojes ultra finos que indican la fecha. Como todos los relojes L.U.C con indicación de segundos, posee el certificado de cronometría del COSC. Además, la versión en oro rosa lleva el prestigioso Punzón de Ginebra, que distingue la calidad de la fabricación y de los acabados, su resistencia a las pruebas de la vida diaria y garantiza su exclusividad. Este refinamiento y estos certificados son prueba de la plena madurez y de la maestría total de la Manufactura Chopard.

CHOPARD L.U.C XPS 1860

Referencias: 161946-5001 – En oro rosa de 18k. Edición limitada de 250 piezas. 168583-3001 – En acero.

Comentar