WW1 Guynemer de BELL & ROSS

Desde sus comienzos, Bell & Ross ha admirado la historia de la aviación y la de sus héroes. Fiel a sus valores, la marca conmemora el Centenario de la Primera Guerra Mundial rindiendo homenaje a un piloto mítico: Georges Guynemer. El reloj Vintage WW1, directamente inspirado en los primeros relojes de pulsera que se llevaron a bordo en las aeronaves de la época, rinde culto a un as de ases. En 1914, cuando estalla la Primera Guerra Mundial, la aviación se encuentra aún en sus inicios.

reloj WW1 Guynemer de BELL & ROSS

El primer intento de despegue data de 1890 con Clément Ader, y el primer vuelo apenas se remonta al año de 1903 con los hermanos Wright. Es cierto que Louis Blériot cruzó la Mancha en 1909, pero en pleno conflicto europeo, pilotar seguía siendo una hazaña reservada para unos cuantos pioneros. Georges Guynemer fue uno de ellos. Guynemer nació en 1894. Dada su debilidad física fue declarado como no apto al solicitar su incorporación al ejército, así que su carrera en la incipiente fuerza aérea comenzó como aprendiz de mecánico. En abril de 1915, este apasionado de la aviación logró obtener su título de piloto militar. Tras incorporarse a la escuadrilla “Les Cigognes” (las cigüeñas), se estrenó a los mandos de un Morane-Saulnier Tipo L, al que bautizó como el «Vieux Charles».

La escuadrilla N3 del Grupo de Caza 12, formada en Reims en 1912, fue destinada a Alsacia al comienzo de las hostilidades, donde adoptó como emblema la cigüeña, un ave que abunda en esta región. Algunos pilotos relatan haber sido seguidos por cigüeñas durante su vuelo, por las que desarrollaron un inquebrantable apego.

Georges Guynemer, al que solo encargan sencillas misiones de observación, se convierte en un auténtico piloto de caza cuando abate su primer avión enemigo el 19 de julio de 1915. A partir de entonces, y al mando de un Nieuport 10 mucho más potente, se revela rápidamente como uno de los mejores aviadores franceses, recibiendo la Legión de Honor el día en que cumplió 21 años. Su talento y gran destreza le permitieron influir en el diseño de los aviones de combate construidos para el ejército, como el SPAD, al que convirtió en un formidable avión. Guynemer participó en las batallas de Verdún y de Somme y salió herido en varias ocasiones. Ascendido a capitán, con un total de 53 victorias aéreas demostradas y 35 probables, el 17 de septiembre de 1917 despegó a la cabeza de la escuadrilla de Les Cigognes. Este sería su último vuelo. Tenía 22 años. Héroe legendario, caído en pleno cielo de gloria, después de tres años de combate incesante». Con esta última frase, el ejército francés del aire introducía a Georges Guynemer en el panteón de los ases de la aviación…

La Escuela del Aire, fundada en 1935, adoptó el lema «Faire face» (Hacer Frente) de Georges Guynemer. Aún hoy en día, su ejemplo inspira a los alumnos pilotos a través de una cita, grabada en una placa erigida a la orilla de las pistas de la base aérea 701 de Salonde-Provence: «Sin darlo todo, no se da nada».

Georges Guynemer Les Cigognes

El reloj WW1 (Wrist Watch 1), —una pieza con asas de alambre soldadas y una esfera de gran apertura que reduce la luneta a su más simple expresión— se ha revelado como el heredero directo de los primeros relojes de pulsera que llevaban los pilotos en la década de 1910. Con la creación del Vintage WW1 Guynemer, Bell & Ross recrea con autenticidad los acabados y el estilo de los relojes de la época.

La caja de acero con acabado «cañón de fusil» de aspecto envejecido, la esfera opalina, las cifras y agujas de color arena como en las esferas de antaño, las asas de alambre, la pulsera estrecha de piel natural que se patina con el tiempo y la corona estriada sobredimensionada (en recuerdo a la época en la que los pioneros de la aviación tenían que manipular sus relojes con gruesos guantes de vuelo), le proporcionan al Vintage WW1 Guynemer un aspecto lleno de autenticidad.

Su aspecto retro encaja perfectamente con el carácter de este reloj, en el que figura la silueta de una cigüeña a las 6 horas, que le aporta un toque aún más emotivo. Además de este emblema, que los pilotos consideraban como un auténtico talismán, en el dorso de la caja figura un retrato grabado de Georges Guynemer. Las cifras de la esfera también le rinden homenaje, ya que su grafismo corresponde al del «2» que figuraba en los aviones del mítico piloto.

Si la aguja de los segundos luce un color azul correspondiente a la tradición relojera, el cristal abombado, evocador de los relojes del pasado, se ha tallado con las técnicas actuales en un zafiro de alta resistencia. Esta pieza, editada en una serie limitada de 500 ejemplares, cuenta con un movimiento mecánico de cuerda automática.

trasera WW1 Guynemer de BELL & ROSS

En 1916, el comandante de la escuadrilla le dijo a Georges Guynemer que era «la más brillante de sus cigüeñas». Un gran halago, ya que esta unidad, que lucía la silueta de la gran ave en sus flancos desde 1914, ya se había convertido en una leyenda por la valentía y las hazañas de sus pilotos.

Cuando se firmó el armisticio del 11 de noviembre de 1918, la escuadrilla convertida en SPA 3, pasó a ser una de las más famosas de toda la aviación militar francesa por haber logrado 178 victorias demostradas (y 204 probables).

La escuadrilla de Les Cigognes volvió a los campos de batalla aéreos en 1940 cuando sus pilotos formaron el 329º Escuadrón de la Royal Air Force. Este Escuadrón de caza 1/2 Cigognes, equipado con Spitfire y más tarde con P47 Thunderbolt, se formó en 1945 y un año más tarde se desplegó en Indochina. La unidad, instalada actualmente en la base aérea 116 de Luxeuil-Saint Sauveur y dotada de Mirage 2000-5F, celebró su centenario en 2012 en un evento patrocinado por Bell & Ross.

En 2014, la cigüeña que acompañó a Georges Guynemer en sus hazañas militares adorna la esfera de un reloj dedicado a este caballero del aire… Con el Vintage WW1 Guynemer, Bell & Ross rinde un elocuente homenaje a un hombre excepcional, así como a todos los pilotos que se cubrieron de gloria en la escuadrilla de Les Cigognes. Con la presentación de este reloj en el Centenario de la Primera Guerra Mundial, Bell & Ross pretende también rendir homenaje a todos los pioneros de la aviación.

Les Cigognes Mirage 2000-5F

Especificaciones técnicas

– Movimiento: mecánico automático.
– Cristal: zafiro abombado antirreflejos.
– Funciones: horas, minutos y segundos.
– Hermeticidad: 50 metros.
– Caja: diámetro 45 mm. Acero microesferado acabado PVD gris.
– Esfera: opalina. Cifras de superluminova beis.
– Agujas de las horas y de los minutos azuladas esqueletizadas dotadas de superluminova. Aguja de los segundos azulada.
– Pulsera: becerro natural.
– Hebilla: hebijón. Acero microesferado acabado PVD gris.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.