Vintage WW2 Military Tourbillon de BELL & ROSS

Diseñados para marcar el compás de los primeros años felices del incipiente siglo veinte, los relojes tuvieron que cambiar de aspecto para afrontar la Primera Guerra Mundial. Cuando aparecieron las nuevas armas en los campos de batalla, como los aviones de combate y los carros blindados, los instrumentos de relojería tuvieron que adaptarse a esta revolución tecnológica. De este modo, la funcionalidad, la fiabilidad, la precisión y la durabilidad se convirtieron en los parámetros esenciales. Para proteger el frágil cristal que recubre la esfera, algunos relojes fueron dotados de auténticas rejas de metal. Bell & Ross reinterpreta ese glorioso pasado relojero con su nuevo y excepcional reloj Vintage WW2 Military Tourbillon, que reúne cuatro complejidades en una caja de titanio de 45mm dotada de una tapa de protección.

reloj Vintage WW2 Military Tourbillon de BELL & ROSS

Durante la Primera Guerra Mundial, el frágil cristal mineral de los relojes corría los mayores riesgos durante los combates aéreos y terrestres. Las rejas metálicas protegían las esferas, pero dificultaban la visibilidad y la lectura de las indicaciones.

Hoy en día los cristales son de zafiro, por lo que resultan muy sólidos y no necesitan de protecciones. Por ello, además de ser evocadora del pasado, la tapa del WW2 Military Tourbillon pasa a ser una parte integrante del reloj, reforzando la legibilidad de la esfera gracias a sus formas curvas que realzan las indicaciones. Las aberturas dibujadas en el metal revelan toda la información horaria y sus complejidades, permitiendo que la mirada del usuario se concentre en lo esencial.

relojes militares con tapa protectora rejilla

Este protector se abre mediante una bisagra que revela la totalidad de la esfera y permite admirar su elegancia clásica; el reloj sigue siendo funcional incluso cerrado, gracias a las discretas graduaciones de los minutos.

Gracias a la opción de tener la tapa abierta o cerrada, el WW2 Military Tourbillon posee dos caras. Y aunque evoca un noble pasado militar en el que el peligro amenazaba tanto al reloj como a quien lo llevaba puesto, ahora su diseño con tapa protectora se pone al servicio del placer de la vista y de las emociones suscitadas por la alta relojería.

Vintage WW2 Military Tourbillon de BELL & ROSS

Como resultado de su inspiración militar, los relojes Bell & Ross siempre han respondido a las exigencias de lo extremo en términos de solidez, estanqueidad y fiabilidad. Sin embargo, dado que la ultraprecisión representa el mayor desafío para todo relojero, Bell & Ross ha decidido dotar de un tourbillon a sus modelos de mayor rango. Dada su capacidad para compensar los efectos de la gravitación terrestre por medio de algunos de los movimientos de sus componentes fundamentales, este concepto elaborado en 1801, sigue siendo el símbolo intangible de la alta relojería. Aún hoy en día, solo las casas de relojería más importantes dominan la realización de estas auténticas obras maestras de la miniaturización, que hacen de los relojes de tourbillon las piezas más codiciadas por los coleccionistas.

Vintage WW2 Military Tourbillon de BELL & ROSS

CUATRO COMPLEJIDADES EN UNA MISMA CAJA

Al integrar las cuatro complejidades: tourbillon, indicador de precisión, regulador y reserva de marcha en la caja redonda del Vintage WW2 Military Tourbillon, Bell & Ross plasma en un nuevo rostro el espíritu de la «alta relojería», manifestado desde el lanzamiento del BR 01 Tourbillon en 2007.

La disposición en cruz de las diferentes funciones combina legibilidad y funcionalidad. Al levantar la tapa protectora se puede descubrir la esfera en su totalidad. La alternancia de un realce negro mate en el contorno, de superficies metálicas decoradas con «Côte de Genève» y de contadores adicionales que juegan con los contrastes para reforzar la legibilidad, crea una profundidad visual y un efecto de «tres dimensiones» que conjuga la elegancia con la precisión de las indicaciones.

Fiel a su inspiración militar, que otorga prioridad a la legibilidad de los tiempos cortos, el WW2 Military Tourbillon dispone de un regulador, un principio relojero que disocia la lectura de las horas y de los minutos. Si la aguja de los minutos posee un eje central y barre toda la pantalla, la aguja de las horas dispone de una pequeña esfera propia a las 12 horas.

A las 3 horas, otra aguja (el Trust Index) se mueve en un arco de círculo e indica el grado de precisión del movimiento en función de la tensión del barrilete. A las 9 horas se encuentra la indicación de la reserva de marcha (5 días) que completa la información facilitada por el indicador de precisión. Estas dos complicaciones son las que, juntas, permiten que el usuario no tenga que dar cuerda al movimiento para asegurar un funcionamiento óptimo del reloj. Por último, la esfera deja ver a las 6 horas la “jaula de oro” rosa del tourbillon, cuya rotación en un minuto permite al símbolo «&» de Bell & Ross desempeñar la función de un pequeño segundero.

Los diseñadores de Bell & Ross decidieron convertir el Vintage
WW2 Military Tourbillon en un vínculo entre el pasado, el presente y el futuro. De este modo, mientras la tapa calada evoca la reja que protegía los relojes militares de antaño, su fondo zafiro transparente deja entrever sus puentes y platinas de fibra de carbono, un material de alta tecnología seleccionado por su robustez y su ligereza.

complicaciones WW2 Military tourbillon bell ross

Aunque la caja parece surgir del pasado, con su pátina y su gran corona estriada que proporciona un buen agarre, está hecho de titanio de Grado 5, polisatinado, al que un tratamiento PVD le confiere un color «cañón de fusil» que armoniza perfectamente con el carácter del reloj. El uso de un material puntero como el titanio permite combinar los 45 mm de diámetro de la caja con las exigencias de Bell & Ross en cuanto a ligereza y solidez.

La correa, disponible en piel envejecida o de aligátor marrón y cuya elegancia evoca la de los primeros relojes de pulsera, apuesta por el “confort de uso” gracias a su flexibilidad y a la presencia de enganches móviles. Todos estos detalles de fabricación y de acabado, tanto la bisagra de la tapa como las aberturas dibujadas en su centro, los enganches móviles de la correa o el color especial del titanio, hacen del Vintage WW2 Military Tourbillon un reloj sofisticado cuyas particularidades transmiten el espíritu de autenticidad en el que el equipo de diseñadores se basó para su elaboración.

Con el Vintage WW2 Military Tourbillon, la última aportación a su exclusiva colección de alta relojería, Bell & Ross expresa, una vez más, su visión personal del pasado. Al reunir un tourbillon, un regulador, un indicador de precisión y una reserva de marcha bajo una tapa protectora, evocando así una capítulo entero de la Historia, la marca exalta, de manera contundente, estas complejidades. Y mientras el espíritu y el carácter de esta pieza —limitada a una edición de en 20 ejemplares—, están inspirados en la tradición relojera de antaño, los materiales utilizados lo convierten en un reloj plenamente adaptado a su época que también mira hacia el futuro.

tourbillon  BELL & ROSS

Especificaciones técnicas

Movimiento: mecánico de cuerda manual con tourbillon. Jaula
tourbillon de oro rosa. Funciones: visualización de tipo regulador. Horas (contador alto), minutos (aguja central), indicador de reserva de marcha (5 días), indicador de precisión (Trust Index).

Estanqueidad: 50 metros.

Caja con tapa de protección: diámetro 45mm de titanio
polisatinado. Acabado de PVD titanio. Fondo de cristal zafiro.
Asas móviles. Cristal: zafiro antirreflejos.

Esfera: negro mate compuesto de varias placas con aplique
metálico en acabado titanio atornillado y decorado con «Côtes
de Genève». Agujas, cifras e índices dorados.

Correas: piel envejecida y aligátor marrón. Hebilla: ardillón de titanio.

Etiquetas:, ,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.