URWERK UR-210 Clou de Paris

El UR-210: Jamás un guardatiempos había demostrado tanta comunicación y unión con su dueño. Por primera vez en un reloj de pulsera, el UR-210 de URWERK realza y monitoriza la relación simbiótica entre el hombre y su reloj mecánico. Aunque el UR-210 se caracteriza por su original forma de presentar la hora, tan típica de URWERK, es igual de destacable, y con buen motivo, la comunicación personalizada entre el UR-210 y su dueño. Si el UR-210 demuestra una fría precisión cronométrica para contar las horas, juega con las emociones al hacerse eco del ritmo de nuestras vidas : “El UR-210 encarna la relación simbiótica entre el hombre y su reloj. Esta máquina cuasi-biológica podría decir más sobre usted que cualquier otro objeto que posea,” explica Martin Frei.

URWERK UR-210 Clou de Paris

La esfera del UR-210 destaca por su indicación tradicional de reserva de marcha situada a la una. Encontramos otra indicación similar a las once, en lo que parece un reflejo casi perfecto del primero. Pero no, no se trata de un duplicado de seguridad, sino de algo mucho más importante que merece toda nuestra atención, porque en realidad se trata de una complicación única en el mundo que indica la eficacia de carga durante las últimas dos horas.

Cuando usted esté cómodamente reclinado en su sillón, el indicador se acercará a la zona roja para avisarle de que el rotor automático no está cargando su UR-210 lo suficiente y que el reloj está funcionando con las reservas de energía. Por el contrario, cuando usted se esté moviendo enérgicamente, el indicador apuntará a la zona verde, una señal de que usted está recargando su reloj con nueva energía. Este indicador totalmente novedoso no mide el par del muelle real, sino que calcula la diferencia entre la energía consumida y la energía generada en el muelle real.

Armado con el doble conocimiento de la eficacia de carga y de la reserva de marcha disponible, usted ya puede tomar cartas en el asunto. Si su UR-210 indica una reserva insuficiente de energía, usted puede situar el selector de eficacia de carga (en la parte posterior del reloj) en la posición “FULL” (“lleno”).

En ese caso, el rotor convertirá el menor movimiento en energía almacenada. En esta configuración, una turbina conectada al rotor ofrece un flujo constante y fluido de energía. Pero si usted está más activo, esta posición podría aportar más energía de la necesaria y desgastar innecesariamente el mecanismo. En ese caso, lo adecuado sería colocar el selector de eficacia de carga en “REDUCED” (“reducido”) para activar el sistema de amortiguado del rotor. Un compresor de turbina montado en un rubí gira y crea resistencia interna – la suficiente fricción como para ralentizar o amortiguar el rotor de carga automática. En la modalidad de “STOP”, el sistema de carga automática queda completamente deshabilitado y el UR-210 sigue funcionando gracias a la energía de reserva, y podría requerir un armado manual.

De vuelta en el lado de la esfera, el UR-210 tiene una complicación satelital con minutos retrógrados que es altamente original y explosiva. El elemento más destacado es la sobredimensionada aguja de minutos retrógrados tridimensional, en lo que supone un nuevo alarde de alta tecnología. Su función consiste en albergar el satélite horario e indicar la hora mientras atraviesa la escala de minutos de 0 a 60. Este viaje a través del tiempo de una hora de duración,  trazando un arco de 120°, resulta fluido e ininterrumpido. Pero la verdadera naturaleza de esta pieza se desvela al final del minuto 59. En ese momento, un “clic” muy marcado señala el regreso de la aguja minutera al punto de partida. En menos de 0,1 segundo, la aguja vuela de regreso para acoplarse con el siguiente satélite horario. Este sistema retrógrado ultrarrápido se basa en tres elementos clave:

  • un eje central montado sobre rubíes que aporta una excelente estabilidad a la complicación satelital/retrógrada. Un muelle cilíndrico de tipo cronómetro marino se sitúa verticalmente alrededor del eje y genera la tensión óptima necesaria para el retorno de la aguja retrógrada.
  • Una aguja minutera, que también forma un marco para los satélites horarios, muestra la hora de forma extraordinaria. Hecha de aluminio pulido a exigentes tolerancias de unos 3 micrones, la estructura tiene un peso total de tan solo 0,302g e incluye una pesa de latón que hace de contrapeso. Esta jaula tridimensional ofrece rigidez al tiempo que transfiere energía del muelle cilíndrico “flyback” en la parte superior central del carrusel al engranaje de doble estrella situado por debajo.
  • Una leva doble coaxial en forma de estrella regula el mecanismo retrógrado mediante su engranaje, y su rotación define la trayectoria de la aguja minutera. Cuando ésta alcanza el minuto 60, la doble estrella suelta un muelle (uno de tres) en forma de palo de hockey situado bajo el mecanismo, que a su vez libera la aguja minutera para que vuele al siguiente satélite horario en la posición del minuto 0.

URWERK UR-210 Clou de Paris

Martin Frei añade: “Más que cualquier otra pieza de URWERK, el UR-210 llama la atención. El ojo se ve inevitablemente atraído por el indicador de eficacia de carga…  se trata casi de una atracción magnética. El UR-210 no es realmente un reloj sino un mecanismo viviente injertado en tu muñeca. Le hemos puesto de mote El halcón maltés porque está hecho de la misma materia con la que están hechos los sueños.

Felix Baumgartner concluye así: “El UR-210 representa un logro significativo para URWERK. Este guardatiempos abre un nuevo capítulo en la evolución de nuestras complicaciones. No solo mide un valor universal de manera completamente original, sino que inicia un verdadero diálogo entre el reloj y su portador. El UR-210 indica tu actividad personal; este dato es tuyo y de nadie más.”

Comentar