TAG HEUER y el Gran Premio de Mónaco 2014

El pasado sábado 24 de mayo de 2014, víspera de la carrera más glamurosa del automovilismo, TAG Heuer celebró su fiesta VIP anual a bordo de un imponente yate de lujo en el Puerto de Mónaco, con los colores de la marca en el ancla, a la que asistió el equipo completo del compañero de carreras de Fórmula 1 de larga duración, McLaren Mercedes. Durante la carrera del domingo, en una pista adornada con los banners de TAG Heuer, un plantel lleno de estrellas y Embajadores deportivos de la Marca disfrutaron de una vista inigualable de los acontecimientos desde el interior de un box privado de TAG Heuer. Sin embargo, la gran visibilidad entre la colaboración de TAG Heuer, líder mundial en prestigiosos cronógrafos suizos, con el Automobile Club de Mónaco (ACM), órgano rector del emblemático Grand Prix, fluye profundamente más allá del glamour y se basa en compartir valores y compromisos.

reloj Carrera (43mm) Calibre 1887 Chronograph Edición Limitada Gran Premio de Mónaco

Hoy, la asociación de TAG Heuer y ACM incluye la propulsión alternativa del 15º Rallye de Monte Carlo des Energies Nouvelles en Marzo 2014. Este mes de mayo, sin embargo, todo gira en torno al evento clave de la temporada de carreras, el Gran Premio de Mónaco, el Gran premio número 499 de TAG Heuer con su socio de larga duración McLaren Mercedes. El ilustre evento brinda una nueva oportunidad a TAG Heuerd e confirmar, una vez más, su posición récord como marca relojera suizaen Formula 1.

El rol que juega TAG Heuere n Mónaco es incomparable en el mundo de la relojería suiza. Ha patrocinado a más pilotos de primera línea en Mónaco que ninguna otra marca en la historia. Los embajadores de TAG Heuer que han cruzado en primera posición la bandera de cuadros en Mónaco incluye a Niki Lauda, Jody Scheckter, Alain Prost, Ayrton Senna, Mika Häkkinen, David Coulthard, Kimi Räikkönen, Fernando Alonso y Lewis Hamilton.

Al igual que en todas las asociaciones automovilísticas de TAG Heuer pasadas y presentes, TAG Heuer no exhibe únicamente sus colores en una bandera y brinda con champagne. Mucho antes de que la carrera comience, TAG Heuer desciende a los boxes y los paddocks, a trabajar codo a codo con los pilotos y los equipos. El prestigioso evento es el escenario idealpara lo más nuevo en la cuadra de carreras de TAG Heuer:

Carrera (43mm) Calibre 1887 Chronograph Edición Limitada Gran Premio de Mónaco

El único y genuino CARRERA, el primer cronógrafo deportivo diseñado para pilotos profesionales y entusiastas de los coches deportivos, es el paladín del inigualable patrimonio deportivo de TAG Heuer. Creado por Jack Heueren 1963 y nombrado así tras la peligrosamente agotadora “Carrera Panamericana México Road Race”, fue el ejemplar estándar para los pilotos Ferrari. En 1970, cada miembro de la ‘escudería’ -Jackie Ickx, Clay Regazzoni, Mario Andretti, Carlos Reutemanny Jody Scheckter- llevaba un Carrera de oro macizo grabado con su nombre y grupo sanguíneo. Desde entonces, ha sido llevado por cada uno de los grandes pilotos de TAG Heuer: Alain Prost, David Coulthard, Kimi Räikkönen, Fernando Alonso, Lewis Hamilton, Jenson Button…

Esta última incorporación a la leyenda CARRERA es el ejemplar estándar de los pilotos McLaren y rinde tributo al Gran premio de Mónaco; el nombre de la carrera está grabado en rojo en su bisel de cerámica con escala taquimétrica, y su logo oficial está grabado en el fondo de cristal zafiro, junto con el número de edición limitada (0001/2.500). Bajo el cristal late el movimiento Calibre 1887 100% manufactura de TAG Heuer. La fascinante esfera es negra, con dos rayas grises y una línea roja. Las agujas y los números árabes aplicados a mano tienen un baño especial de “oro negro”. La caja de 43mm está realizada en Titanio Grado 2 arenado, con recubrimiento de carburo de titanio negro. La correa de caucho negra está labrada con un diseño de neumático único, inspirado en los neumáticos de F1 de 1963, el año que nació el Carrera. Una estética de competición en línea con la sabiduría tradicional, en un exclusivo homenaje a un patrimonio único.

Monaco (37mm) Calibre 6 Automatic 2014 Full Black

Un Time Changer de diseño completamente revolucionario y una leyenda de las carreras que comprende décadas: cuando TAG Heuer presentaba el Mónaco en 1969, la marca lograba dos primicias mundiales: el primer reloj hermético con caja cuadrada y el primer cronógrafo automático. Al año siguiente, Steve McQueen se enamoró de su impresionante aspecto y lo llevó puesto en su clásico largometraje Le Mans. El legendario actor lo convirtió en icono. Ya por entonces muy adelantado a su tiempo, sigue estando hoy a la más absoluta vanguardia en su nueva encarnación, el Monaco Calibre 6 Automatic 2014.

reloj Monaco (37mm) Calibre 6 Automatic 2014 Full Black

Tan rudo como Steve McQueen y tan emocionante como la carrera más prestigiosa del mundo, el Monaco Calibre 6 2014 está absolutamente en línea con el universo Mónaco. La nueva edición ofrece un estilo sin concesiones y una atrevida imagen completamente negra, con caja y corona recubierta de carburo de titanio (con acabados especiales cepillados y pulidos), esfera negra con marcadores luminiscentes blancos y aguja de segundero rojo de alto contraste, así como contadores negros con acabado opalino. La correa de piel de becerro perforado con forro rojo añade el toque final de arrogancia masculina.

Disponible exclusivamente desde mayo a septiembre de 2014.

Carrera “Dashboard” (45mm) Calibre 1887 Chronograph

reloj Carrera “Dashboard" (45mm) Calibre 1887 Chronograph

Este espectacular cronógrafo se inspira en el diseño de los pioneros contadores del salpicadero de Heuer y el TAG Heuer Carrera Mikrogirder, ganador de la “Aiguilled’Or” —el máximo galardón de la Relojería Suiza— en el Gran Premio de relojería de Ginebra Ginebra de 2012. El cronómetro clásico y la estética de las carreras automovilísticas inspiran su esfera negra con efecto rayos de sol y sus números árabes aplicados a mano, así como los contadores de cronógrafo con contornos plateados pulidos. La caja de 45mm es de acero y titanio finamente pulido y cepillado, revestida con carburo de titanio negro en el bisel fijo y los lados. El fondo de cristal zafiro ahumado exhibe el audaz movimiento manufactura Calibre 1887. La correa es de suave piel de aligátor negro, con cierre desplegable de titanio y pulsadores de seguridad. En todos los sentidos, este cronógrafo es una innovadora tradición, homenaje a la búsqueda del máximo rendimiento de la Casa.

Comentar