Russian Eagle Limited Edition de LOUIS MOINET

Louis Moinet presenta un nuevo reloj tourbillon, una prueba más del compromiso de la marca con las bellas artes, la cultura mundial y las técnicas de la alta relojería: el Russian Eagle Limited Edition. Cuatro símbolos, una pieza de relojería. Entronizado en los pilares que representan la esencia de la marca, Ateliers Louis Moinet se enorgullece en anunciar el Russian Eagle (águila rusa), un nuevo reloj que incorpora singularidad, arte y diseño, relojería creativa y exclusividad. Este nuevo modelo refleja el compromiso de la marca con los proyectos culturales y artísticos. Después de una nueva serie presentado en Baselworld 2014, Mecanograph City, Ateliers Louis Moinet se ha aventurado de nuevo en el camino de finas artesanías y grabados, realizados a mano, al servicio de la alta relojería. Se trata de una edición limitada de 28 piezas.

reloj Russian Eagle Limited Edition de LOUIS MOINET

La pieza se une a la colección ampliada de tourbillones Louis Moinet. Cuenta con una águila rusa grabada a mano en la esfera; el escudo de armas de la Federación Rusa. Este símbolo se deriva del antiguo escudo de armas del Imperio Ruso, abolido durante la Revolución Rusa en 1917 y restaurada en 1993. El actual escudo de armas se deriva directamente de su original medieval, mientras que el águila bicéfala tiene antecedentes bizantinos e incluso anteriores, que se remonta mucho antes de la aparición de cualquier estado ruso. El cetro y la bola de oro en sus garras representan el poder del zar y la Iglesia Ortodoxa Rusa. En el centro, el águila sostiene un pequeño escudo de San Jorge, el santo patrón de los pueblos eslavos.

El reloj Russian Eagle Limited Edition abarca todos los códigos de Ateliers Louis Moinet y la identidad distintiva de la marca: Côtes du Jura, esfera guilloché, agujas “Gouttes de Rosée” (gota de rocío), una caja patentada formada con 50 piezas (47mm) y, por supuesto ,el grabado de edición limitada. Un fondo de caja transparente revela el calibre, hecho en la pura tradición de Louis Moinet, instaurada hace más de dos siglos: piezas pulidas, tornillos azulados, y un rotor decorado.

Comentar