Pioneer MonoScope de HANHART

En la primera mitad del siglo XX, Hanhart desempeñó un papel pionero decisivo en el desarrollo de cronógrafos de precisión muy funcionales. Ya en 1938, la empresa relojera suizo-alemana creó para los oficiales de la marina un modelo con monopulsador dotado de su propio “Calibre 40”. En este extraordinario reloj de pulsera, todas las funciones del cronógrafo –puesta en marcha, parada y puesta a cero– se controlan por medio del mismo pulsador y se ejecutan siempre estrictamente una después de la otra. A diferencia del modelo con dos pulsadores, no es posible reanudar la marcha del contador de segundos del cronógrafo después de detenerlo, pues al apretar de nuevo el pulsador, la aguja regresa indefectiblemente al punto de partida. Es esta una técnica perfecta para orientarse y medir las distancias de forma segura en el mar, ya que, al renunciar al cronometraje de tiempos parciales, se excluye cualquier error de navegación.

PIONEER MonoScope de Hanhart esfera negra

La realización técnica con un solo pulsador es también el rasgo característico
del Pioneer MonoScope. Para conseguirla se modificó ligeramente la
construcción del mecanismo automático alojado en la gran caja de acero
inoxidable de 45 milímetros de diámetro. La palanca que se encuentra
directamente debajo del pulsador ubicado normalmente en las 4 horas no tiene
ninguna función. De esta forma, la tercera presión sobre la leva de cronógrafo
es ejecutada por la gran palanca de mando. Para ello se ha modificado la leva agregándole un diente adicional en su parte más baja, gracias a lo cual la
palanca puede controlar tres posiciones, en lugar de dos.

Pero esta no es la única particularidad del nuevo modelo de la colección
Pioneer. Una modificación adicional del calibre ha permitido disponer en la
periferia de la esfera los dos contadores típicos de los cronógrafos Hanhart, el
del pequeño segundero y el de 30 minutos. La estética del reloj reproduce así
perfectamente la de sus predecesores de los años 1930, en los que esta
disposición de los contadores se debía al antiguo calibre de manufactura
Hanhard de 15,5 líneas. Junto con las cifras 2 y 4 respectivamente 8 y 10, los
centros de ambos contadores forman un eje recto perpendicular en el Pioneer
MonoScope, del que resulta una simetría de gran equilibrio. En el típico estilo
de los relojes-instrumento funcionales, los grandes números arábigos
luminiscentes y las agujas, que también están recubiertas con Super-
LumiNova®, son perfectamente legibles en cualquier situación. A ello
contribuye también el extremo ligeramente combado hacia abajo del minutero
para una indicación más exacta de la hora. El negro y el plateado son los
colores preferidos tradicionalmente para los relojes de precisión.

PIONEER MonoScope de Hanhart esfera blanca brazalete

Además de por su inconfundible indicación bicompax, el nuevo MonoScope se
distingue también, como los otros modelos de la colección Pioneer, por las
características inconfundibles de todo cronógrafo Hanhart: un detalle que llama
la atención es el pulsador superior del cronógrafo ubicado a una mayor
distancia del asa de la correa para facilitar su manipulación, una exclusividad
de esta manufactura de relojes. Para conseguir esta colocación, Hanhart, en
sus propios talleres, integra en la caja una palanca de desvío construida
especialmente. Esta se encarga de desviar tantos milímetros como son
necesarios la fuerza producida por el pulsador ubicado en las 2 horas. También
el rojo del pulsador salta inmediatamente a la vista. Este inconfundible
pulsador rojo es el color emblemático de Hanhart desde 1939 y ha impedido
desde un comienzo cualquier puesta a cero involuntaria del cronógrafo durante
la navegación. Gracias a su gran tamaño y su profundo biselado, la corona se puede manipular con facilidad y seguridad. La luneta puede ser un bisel fino,
acanalado, que gira en ambas direcciones y posee una marca roja, o bien tener
un diseño sobrio y elegante con superficie lisa. El seductor diseño de la caja se caracteriza por el elegante contraste entre las superficies pulidas y satinadas.

PIONEER MonoScope de Hanhart esfera blanca

Para garantizar una impermeabilidad óptima y una gran robustez, el Pioneer
Mono¬Scope, al igual que sus predecesores, posee un fondo de caja cerrado,
atornillado, con tres concavidades para la llave de la caja. La correa remachada
de cuero de becerro sólido y resistente y una hebilla de gran calidad garantizan
la fijación segura del reloj en la muñeca. El Pioneer MonoScope también está
disponible en una versión con brazalete de acero inoxidable y cierre plegable de
longitud ajustable.

Etiquetas:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.