PIAGET Altiplano conmemora su 60º

Piaget revoluciona el mundo de la relojería en 1957 con la presentación de un reloj ultraplano llamado a definir un nuevo canon de elegancia. La extrema delgadez de su perfil y la pureza de la esfera le confieren un aire de distinción que cambia para siempre la historia de la relojería. Acaba de nacer una leyenda. Para conmemorar el 60º aniversario del lanzamiento de este mítico modelo, la Manufactura de Alta Relojería Piaget dedica el año 2017 al Altiplano con una edición limitada numerada que cuenta por primera vez con un tourbillon —la más noble de las complicaciones relojeras— y se ilumina con una original paleta de radiantes colores. Gracias a la nueva colección conmemorativa Altiplano, la elegancia revela todo su esplendor de un modo aún más preciso, como si de un horizonte que se abre a nuevas y deslumbrantes perspectivas se tratase.

PIAGET Altiplano conmemora su 60º

 


2017: el año del Altiplano
Fiel a la reputación que lo precede, el Altiplano celebra su aniversario haciendo gala de su característica elegancia. Fruto del diálogo entre la tradición relojera y las corrientes del nuevo milenio, la colección conmemorativa abre un nuevo y sorprendente horizonte a un estilo de vida basado en los valores fundamentales, entre los que destaca la elegancia liberada de toda superficialidad, un signo de distinción absoluta y nuestro principio rector.

Los nuevos clásicos
Los 43 mm de diámetro del modelo de cuerda automática hacen hincapié en las líneas perfectamente equilibradas del reloj Piaget Altiplano. La leyenda “Piaget Automatique” que aparecía en el primer reloj ultraplano de la Maison le aporta un matiz histórico a este nuevo modelo. Como homenaje a las amplias dimensiones de este reloj ultraplano, la Manufactura de Alta Relojería Piaget lo ha equipado con el Calibre 1200P (2,35 mm de grosor). Tras un proceso de investigación y desarrollo de tres años, este calibre excepcionalmente moderno se presenta en 2010 con ocasión del 50º aniversario del legendario 12P. Esta creación tiende un puente entre el pasado y el presente mientras rinde homenaje al vasto legado de la Manufactura. La caja en oro blanco de 18 quilates equipada con un cristal de zafiro es una invitación a contemplar los espléndidos acabados de esta obra de arte: sus puentes biselados engalanados con el motivo Côtes de Genève circular, el granulado circular de la placa principal, las piezas de acero satinadas y los tornillos pavonados. Fiel al microrrotor descentrado de este legendario calibre, la versión de cuerda automática presenta una masa oscilante en oro con el escudo de Piaget grabado en su superficie.

 

En el corazón del nuevo Piaget Altiplano 38 mm late un Calibre 430P (2,1 mm de grosor) de cuerda manual. Desarrollado, producido y decorado por la Manufactura de Alta Relojería, este movimiento ha nacido para ser el heredero natural del 9P. Al igual que este último, aclamado mundialmente en 1957 por la belleza de su perfil y su construcción, el Calibre 430P ya es famoso por su atractivo estético y su precisión. La confirmación de la maestría única de Piaget en el exigente mundo de los relojes ultraplanos.

PIAGET Altiplano azul

Con esta colección conmemorativa Altiplano, Piaget pone de manifiesto que la creatividad continúa siendo el motor de sus Manufacturas integrales de La Côte-aux-Fées y Ginebra. Los nuevos relojes nacidos de esta simbiosis entre Alta Relojería y Alta Joyería despliegan una distinción contemporánea que trasciende todas las categorías. Gracias a su diseño minimalista y su legendaria estética, esta colección conmemorativa amplía la definición de elegancia suprema.

Precio, 25.600 €.

Etiquetas:,

Comentar