Pareja de relojes de la colección RADO DiaMaster

La cautivadora cerámica de plasma de alta tecnología es el componente esencial de estos nuevos modelos automáticos de la colección DiaMaster. Las correas de cuero de color marrón y beige resaltan la calidez de la cerámica de plasma y contribuyen a homogeneizar el conjunto. Las cajas de esta hermosa pareja de relojes, de 33 mm en el modelo de señora y de 41 mm en el de caballero, están elaboradas para conseguir un estilo y una elegancia excepcionales.

RADO DiaMaster

La esfera de nácar y los doce índices de diamante realzan el exquisito diseño del modelo de señora. El extraordinario confort, el esplendor duradero y el estilo propio de este reloj hacen que resulte una auténtica delicia tanto para los ojos como para la muñeca. Este versátil reloj será el acompañante idóneo a lo largo de toda la jornada, ya sea en el trabajo, disfrutando de un día soleado o relajándose en casa. Tan sutil y elegante como sólido y resistente a los arañazos, es un reloj tan polivalente como las mujeres de hoy en día.

La combinación de correa de cuero de color marrón oscuro y cerámica de plasma de alta tecnología proporciona al modelo de caballero un aspecto lujoso e inconfundiblemente masculino. Este reloj, que evoca la exquisita decoración de los elegantes clubes para caballeros, envuelve a su portador en un halo de confianza. Gracias a sus líneas de diseño claras y minimalistas, este modelo de la atractiva familia DiaMaster se adapta a todo momento y situación y combina a la perfección tanto con un traje como con un atuendo más informal.

Aunque el tono de ambos relojes sea opuesto en apariencia, estamos ante una pareja que se complementa a la perfección. Son dos relojes de tamaño y diseño diferentes pero elaborados a partir de un mismo material: la cerámica de plasma de alta tecnología. La combinación de ambos da lugar a una pareja perfecta.

Cerámica de plasma de alta tecnología

Rado, pionera en el uso de la cerámica de plasma de alta tecnología, ha desarrollado un exclusivo proceso que, sin utilizar metal alguno, permite obtener relojes de cerámica de aspecto metálico. Las piezas de cerámica de color blanco se introducen en un horno de plasma, en el que la activación de los gases a 20.000 °C modifica la estructura molecular de la cerámica y hace que se vuelva de un cálido color metálico. El color no se difumina con el paso del tiempo y la cerámica conserva su dureza, su ligereza y sus propiedades hipoalergénicas.

Rado cree firmemente que la estética y la comodidad pueden ir de la mano. Precisamente por eso, la cerámica de alta tecnología es el material perfecto para fabricar estos relojes. Llévelos puestos con plena confianza y déjelos brillar con luz propia.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.