ORIS Big Crown ProPilot Rega Fleet L.E.

Si no fuera por la aviación, posiblemente la industria relojera suiza no hubiera despegado. Los primeros pilotos descubrieron que el reloj era una herramienta vital y recurrieron a fabricantes de relojes de bolsillo suizos, en busca de alguna en la que apoyarse mientras manejaban sus improvisados artilugios.

Oris, por su parte, ideaba ya relojes para aquellos pioneros aviadores en 1910. Tenemos archivos de la época que muestran relojes de bolsillo con estuches decorados con aviones estilo Blériot.

Fue la aviación lo que empujó a Oris a desarrollar los primeros relojes de pulsera en 1917, y luego, en 1938, el Big Crown, un reloj con corona de gran tamaño creado para aviadores con guantes. El modelo ha estado en producción constante desde entonces y se ha convertido en nuestro buque insignia, alimentando la reputación de Oris como creador de relojes de herramientas ultra fiables y ultra precisos para personas aventureras.

Antes de diseñar el Big Crown ProPilot Rega Fleet L.E., nos dirigimos al personal de Rega y los invitamos a participar en una serie de talleres en los que les hicimos una pregunta simple: ¿qué necesitan de un reloj?

Nos dijeron varias cosas: les gustaban los relojes con esferas limpias y ultra legibles que pudieran leer en una fracción de segundo; querían un reloj que no reflejara la luz, sin deslumbrar; necesitaban un reloj con dos herramientas: GMT para rastrear los tiempos del libro de registro y pulsómetro que podría servir como respaldo para las máquinas electrónicas que miden la frecuencia cardíaca de los pacientes. Que el reloj debía ser robusto, preciso y totalmente fiable era un hecho.

Así que les ccreamos el Big Crown ProPilot Rega Fleet L.E. Su esfera negra cuenta con agujas e índices blancos Super-LumiNova® de alto contraste de alta calidad. Su caja de acero y el cierre “Lift” patentado por Oris son de PVD gris metalizado antirreflejos. El segundo huso horario está claramente indicado. Grabado en su bisel giratorio bidireccional resalta un triángulo rojo para cronometrar la “hora dorada” (la primera hora después de la lesión durante la cual las posibilidades de recuperación del paciente son más altas), y un pulsómetro, que se lee mediante una aguja de segundero con puntero blanco. Añadimos correas de cuero y caucho con sistema de cambio rápido.

Pero hubo más. Un piloto tuvo la idea de vincular los relojes a aviones individuales para reflejar los estrechos vínculos que se establecen a menudo entre tripulación y paciente. Así que creamos 21 fondos de caja diferentes, cada uno grabado con el contorno de un avión Rega y su número de registro. Solo se fabricarán 100 de cada uno, lo que la convierte en la colección de relojes de piloto más amplia pero también más limitada que jamás hayamos concebido.

Para estos relojes especiales, también creamos una bolsa Ventile® roja resistente al agua, con una segunda correa de cambio rápido de caucho rojo, higiénica y fácil de limpiar y una herramienta para cambiar el cierre. La bolsa tiene una serie de correas elásticas para pinzas, tiritas y vendas, por lo que se puede convertir en un botiquín de primeros auxilios de bolsillo. Como presentación, es el reloj más colaborativo creado hasta el momento.

Precio, 3.100 CHF. Referencia 798 7773 4284-Set.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.