NOMOS GLASHÜTTE Lambda 175 Years Watchmaking Glashütte

Nueva caja de acero inoxidable, nuevo tamaño, nueva esfera en blanco, negro y azul esmaltado, regulado según valores cronométricos: estas son, en resumen, las tres nuevas versiones de relojes con las que NOMOS Glashütte celebra los 175 años de historia de la relojería de Glashütte. Esta serie se llama Lambda 175 Years Watchmaking Glashütte. Los relojes se limitan a 175 unidades de cada color, y cada uno de estos relojes ha sido creado mediante las técnicas y los procesos tradicionales de este lugar tan especial.

Las brillantes esferas esmaltadas poseen una inusual profundidad óptica; la curvatura de las esferas y del cristal de zafiro realzan este efecto. Poco común en la alta relojería, el acero hace posible el uso cotidiano de los relojes. El nombre Lambda designa en las matemáticas al signo de fórmula de valor único, un valor que es constante y perdurable.

Lambda incorpora una complicación: el indicador de reserva de marcha. Describe en la esfera un arco muy generoso de 84 horas, esto es, tres días y medio, y se puede consultar con precisión horaria. Junto a las otras dos circunferencias (una para los segundos o los minutos y otra para las horas) y a las cuatro agujas de filamento, el reloj presenta una cara que cambia ligeramente de manera constante: si se presta atención, en su fina delineación es posible apreciar un objeto cinético.

Con un bisel fino, la caja reluciente del reloj rodea la esfera; la transición del flanco al fondo traza un elegante radiodromo, una curva de persecución cuyo radio se reduce. Y las asas acogen la forma curvada de la caja.
El calibre es asimismo muy especial. Lambda está equipado con el DUW 1001, un mecanismo de relojería alemán NOMOS Glashütte; es el primer movimiento de NOMOS Glashütte que lleva esta denominación, un calibre plano de gran tamaño con barrilete de resorte motor doble. Al igual que en los relojes históricos, 29 rubíes (seis de ellos engarzados en chatones de oro atornillados y minuciosamente pulidos a mano) garantizan un funcionamiento sin contratiempos. Mientras que todos los cantos han sido asimismo pulidos a mano, las piezas individuales de acero están pulidas en negro.

Notoriamente visible en la platina de tres cuartos se encuentra el pulido tipo rayo de sol: exclusivo de NOMOS Glashütte, este pulido enriquece la tradición de Glashütte desde que existe Lambda. Por el contrario, el sistema de regulación compuesto por la rueda de equilibrio y el ajuste fino de cuello de cisne del reloj de NOMOS regulado según valores cronométricos poseen inspiración histórica. El muelle de este ajuste fino de cuello de cisne reposa con elegancia sobre el puente de áncora. En este se lee la inscripción «Mit Liebe in Glashütte gefertigt» (hecho con amor en Glashütte). Otra obra maestra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.