Neo-Tourbillon con Tres Puentes de GIRARD-PERREGAUX

Renovación radical de una antigua tradición, el Neo-Tourbillon bajo Tres Puentes ha escoltado al emblemático Tourbillon Girard-Perregaux Tourbillon hacia una era de diseño y mecánica tridimensional. El Tourbillon bajo Tres Puentes, un reloj icónico creado hace casi 150 años por Girard-Perregaux, ha experimentado un salto espectacular. La Manufactura ha transformado su legendario modelo, y esta transformación ha generado un nuevo estándar en materia de diseño y artesanía relojera. La arquitectura y los códigos de los que deriva su fuerza y originalidad han sido conservados: los cambios pueden apreciarse en el diseño de los Puentes, la forma del cristal y en el corazón del calibre completamente rediseñado. Con su diseño vanguardista que rompe con las normas, el Neo-Tourbillon bajo Tres Puentes exhibe el potencial de la Manufactura en materia de innovación para honrar la historia invocando el futuro.

reloj Neo-Tourbillon con Tres Puentes de GIRARD-PERREGAUX

El Neo-Tourbillon bajo Tres Puentes ha impuesto nuevas reglas en términos de estética. Una búsqueda de volumen y una aspiración de tridimensionalidad a una escala micrométrica han guiado la reflexión de sus ingenieros y diseñadores. Esta obstinación comenzó primero con los puentes, que presentan una estructura y un corte radicalmente diferentes. Literalmente, evocan los logros arquitectónicos más sorprendentes. Los puentes han sido esqueletados para darles un aspecto aún más ligero y sus robustas líneas crean un equilibrio visual perfecto. Elaborados en titanio, un metal tan duro como el acero, pero un 45% más ligero, son arenados antes de recibir un revestimiento PVD negro. La elaboración de estos arcos vanguardistas requiere una atención muy especial para evitar la deformación durante su complejo proceso de producción. Cuando se miran desde arriba, se aprecia una forma ligeramente ovalada en cada lado, una forma que también está presente en las agujas esqueletadas.

Los puentes están fijados a los dos ejes integrales de la platina posicionados verticalmente, presentando un plano inclinado. Visual y técnica, esta construcción forma una inclinación en el centro para albergar simultáneamente las partes del movimiento y crear una sensación de profundidad. La platina, tratada con rutenio-antracita y luego arenada, presenta un color gris que contrasta con el negro de los Puentes.

back Neo-Tourbillon con Tres Puentes de GIRARD-PERREGAUX

Actuando como un domo protector, el cristal de zafiro ha sido creado con forma de ventana antirreflejos. Asentado naturalmente contra el borde de la caja (el bisel ha sido suprimido), crea una estructura translúcida que actúa como una ventana a través de la cual se observa la cinética que alberga. El reto era diseñar la forma más idónea para evitar cualquier distorsión visual. Su morfología permite que el calibre sea admirado lateralmente, una rareza en relojes que lucen un nivel de complejidad tan elevado.
Elaborada en oro rosa con superficies tanto pulidas como satinadas, la caja presenta características exclusivas propias a las creaciones de la Alta Relojería.

El reloj Neo-Tourbillon bajo Tres Puentes presenta un calibre completamente rediseñado, más grande que las versiones anteriores, pero que conserva los códigos del Tourbillon bajo Tres Puentes: luce un diseño simétrico, un tren de ruedas alineado, una jaula de tourbillon a las 6 y un microrrotor montado bajo el barrilete a las 12h. Además de estas características, el Calibre GP09400 (245 componentes) incorpora varios desarrollos exclusivos. Su frecuencia de 3 Hz garantiza un excelente rendimiento y longevidad. También ha sido diseñado de forma modular para optimizar su ensamblado y mantenimiento.

Evocación de la forma de la histórica jaula en forma de lira diseñada por Girard-Perregaux (una de las pocas Manufacturas que posee una jaula histórica que lleva su nombre), el tourbillon presenta un diámetro de mayor tamaño que la media de 14,44 mm. También luce acabados de Alta Relojería con bordes ahuecados y biselados. Completando una vuelta en un minuto, ha sido elaborada en titanio por primera vez. Con un color negro especial, el volante puede regularse gracias a un juego de tornillos de oro. Presenta una espiral con curva terminal Phillips. Aunque alberga 80 componentes, su peso total es de sólo 0,25 gramos.

Movimiento Girard-Perregaux calibre GP09400-0001

El barrilete y su sistema de cuerda unidireccional integrado han sido reelaborados para optimizar su rendimiento. El microrrotor de oro blanco ahora está situado completamente bajo el barrilete y no a su alrededor, como en calibres anteriores. La reserva de marcha ha sido incrementada integrando un tambor de barrilete más grande, que permite el uso de un muelle más largo. Los dientes del tambor han sido suprimidos y reemplazados por un engranaje montado por encima. Grabado, achaflanado y esqueletado, presenta seis brazos inclinados, una estética que se repite en otros engranajes del calibre. Gracias a su construcción única, el carácter arquitectónico del movimiento se ha conservado, integrando a su vez un sistema de cuerda automática con una reserva de marcha de hasta 72 horas.

Muchos de sus elementos presentan un diseño especialmente trabajado que evoca el estilo único de los relojes Tourbillon bajo Tres Puentes. En el fondo, luce un puente con forma de flecha que abarca todo el movimiento. El rochete situado a las 12 evoca la forma de una lira. El número tres y sus múltiplos, en referencia al número de Puentes, se aprecia en el diseño del reloj. De forma natural, según la más pura tradición Girard-Perregaux, todo el calibre luce acabados contemporáneos de alta gama que realzan la belleza de sus componentes y magnifican su estructura.

El Neo-Tourbillon bajo Tres Puentes presenta un diámetro de 45 mm y tiene un grosor de 14,45 mm. Hermético hasta 30 metros, luce una correa de piel de aligátor con cierre desplegable.

Etiquetas:,

Comentar