Moser Perpetual 1 de H. MOSER & CIE

Al optar por vestir su pieza maestra, el Moser Perpetual 1, de oro rosa, con la mítica esfera ahumada, la casa Moser reúne dos piezas icónicas en una alianza perfecta de belleza y elegancia absolutas y firma una novedad que entra de lleno en la leyenda.

reloj  calendario perpetuo Moser Perpetual 1 de H. MOSER & CIE

Al contrario que la mayoría de relojes dotados con la función de calendario perpetuo, el Moser Perpetual 1 se distingue por la sobriedad y la legibilidad extrema de su esfera. Los relojeros de H. Moser & Cie. logran de este modo la proeza de simplificar en apariencia el mecanismo extremadamente complicado del calendario perpetuo. La fecha resulta visible en las 3 h a través de una ventanilla sobredimensionada, mientras que el mes se indica por medio de la pequeña aguja dotada de una flecha y fijada en el centro de la esfera. Inspiración genial: 12 índices de las horas aplicados tipo bastón que representan los meses del año y hacen que cualquier otra indicación resulte superflua. La visualización del ciclo de los años bisiestos, por su parte, se encuentra situada en el lado del movimiento y resulta visible a través del fondo de zafiro de la caja. Los relojeros de H. Moser & Cie. han asociado a esta complicación un segundero pequeño descentrado en las 6 h, además de una indicación de la reserva de marcha con aguja retrógrada en las 9 horas. Las agujas, facetadas, en forma de hoja, largas y afiladas, aportan elegancia al reloj. El resultado es un reloj de gran sobriedad, perfectamente equilibrado y de una legibilidad perfecta.

En el interior de una caja redonda, con un diámetro de 40,8 mm y un grosor de 11,05 mm, el Moser Perpetual 1 está dotado del calibre de la manufactura HMC 341 de cuerda manual. Con una reserva de marcha de mínima 7 días gracias a un doble barrilete, este movimiento de gran rendimiento y resistencia está dotado del sistema «Double Pull Crown», que permite ajustar la fecha con gran facilidad sin riesgo de desajustar la puesta en hora. Además, el paso de la fecha a medianoche o al final de mes se realiza de forma instantánea, en una fracción de segundo, directamente a la cifra correcta.

En caso de realizar un ajuste manual de la fecha mediante la corona, un mecanismo de seguridad protege las piezas sensibles del movimiento y hace posible ajustar la fecha adelante y atrás incluso durante un cambio automático de la fecha, momento sensible por excelencia. El portador del reloj no tendrá que preocuparse de si daña el movimiento ni de si desajusta el mecanismo del calendario perpetuo. Esta particularidad distingue al movimiento HMC 341 del resto de calibres del mercado.

En 2013 los relojeros de H. Moser & Cie introducen la esfera ahumada en la versión de oro rosa. Sutil mezcla de fuerza y delicadeza, esta asociación inesperada completa la colección Moser Perpetual 1.

Comentar