Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

Profundamente unido a sus orígenes y a las tradiciones relojeras desde 1791, Girard-Perregaux muestra regularmente en sus creaciones relojeras en qué medida puede contribuir la innovación al dinamismo de la industria relojera. Al conferir una dimensión completamente nueva a la estructura mecánica del mecanismo de sonería, el reloj Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges subraya la constante determinación de la Manufactura suiza por avanzar técnicamente, respetando las tradiciones estéticas y consagrada maestría tan cercanas a su corazón.

 reloj Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

La estructura mecánica del reloj Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges ofrece una oportunidad única de observar de forma simultánea en la esfera los componentes del mecanismo de sonería y los martillos que producen su sonido al golpear los alambres de los gongs. En un alarde de innovación, este emplazamiento de los componentes facilita la perfecta transmisión del sonido cuando el reloj se encuentra en la muñeca del usuario. Esto subraya el deseo, no sólo de crear un mecanismo que resulte tan atractivo como eficaz, sino también de situarlo claramente a la vista para el disfrute del conjunto.

Girard-Perregaux tomó la ambiciosa decisión de pedir a sus equipos de relojeros e ingenieros que crearan un nuevo tipo de calibre con una estructura mecánica completamente original que hiciera visible lo invisible. Tras este enfoque se esconde un deseo implícito de perpetuar la maestría y tradición relojera de la Marca, encarnada en un Tourbillon con Puente de Oro también alojado en este modelo. Este emblema de la marca Girard-Perregaux, cuyo diseño fue patentado en 1884, es percibido hoy como la esencia estética, técnica e incluso simbólica de una de las más nobles manufacturas relojeras suizas aún activas.  

Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

Innovación a través de la tradición

Cómo crear un sonido fuerte y claro en un reloj de pulsera equipado con un mecanismo repetición de minutos sigue siendo con demasiada frecuencia un obstáculo para muchos relojeros. Decenas, sino cientos, de diferentes soluciones han sido propuestas para mejorar sensiblemente el volumen del sonido producido por estos relojes, un principio que surgió por primera vez a finales del siglo XVII. Sin embargo, Girard-Perregaux decidió no aplicar ninguna de las soluciones ya existentes. Ninguna de ellas logró con éxito cautivar al oído al difundir una poderosa melodía ni deleitar a la vista dando al usuario la oportunidad de observar los componentes del mecanismo de sonería durante el transcurso de sus movimientos.

Con su deseo de imprimir un espíritu de creatividad en el notoriamente tradicionalista mundo de las complicaciones relojeras, la Manufactura Girard-Perregaux apuesta por un reloj clásico que exhibe en su cara frontal no solo un Tourbillon con Puente de Oro, sino también, y aún en la misma cara, la mayoría de los componentes que permiten que la complicación de repetición de minutos emita un sonido fuerte y claro, incluso cuando se encuentra en la muñeca. Para lograr este resultado, nuestros relojeros se vieron obligados a rediseñar, no solo el calibre manual completo, sino también el método de construcción y su funcionamiento. 

Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

Conferir al sonido la calidad que merece

El enfoque adoptado aquí, tan complejo como original, mejora sensiblemente el rendimiento acústico al tiempo que ofrece a los observadores la oportunidad de apreciar el sutil mecanismo de la complicación repetición de minutos no solo con los oídos sino también con sus ojos. Cabe señalar que ésta se pone en movimiento al deslizar una corredera situada a las 8 horas en el lado izquierdo de la caja. Al deslizar esta corredera rebobina el muelle presente en el barrilete de repetición de minutos. Una vez alcanzado el límite máximo, el mecanismo de remontuar de repetición de minutos libera el control “on-off”, un órgano designado para prevenir que el mecanismo de sonería arranque si el armado del trinquete no se ha completado, evitando así una indicación acústica incorrecta del tiempo. La estructura mejorada que permite a los componentes del mecanismo de sonería ser admirados a través de una apertura en la esfera y el astuto emplazamiento de los martillos y los gongs en la misma cara, permite al usuario seguir las operaciones de activación con su mirada, mientras observa al mismo tiempo cómo los martillos golpean los gongs. Se puede observar que, de todos los componentes de la repetición de minutos, el único que permanece invisible a la vista e indetectable al oído es el complejo órgano conocido como volante de inercia. Diseñado para regular la velocidad de contacto de los martillos, opera por la parte del fondo de la caja con el fin de limitar las emisiones sonoras, por débiles que sean, garantizando así las calidades acústicas de este instrumento musical relojero.

En estas condiciones optimizadas, los delicados componentes del mecanismo de sonería, cada uno con su propio acabado tradicional, arman y después liberan los martillos a fin de hacer sonar con absoluta consistencia, primero las horas (en tono grave), a continuación los cuartos (en una combinación de tonos graves y agudos), y finalmente los minutos (en tono agudo).

La decisión de colocar los dos gongs frente a la cara interna del círculo horario realizado en oro 18Kt, y alojar aquí también los martillos (cuya forma se inspira en los puentes de oro patentados originalmente en 1884), va más allá de las meras consideraciones estéticas. Este emplazamiento permite a la onda acústica, debidamente regulada a una frecuencia celosamente calibrada, reverberar con armonía y no, como ocurre con demasiada frecuencia en la caja, ser limitada por la excesiva proximidad de superficies tales como la piel, bien conocida por poseer una densidad que absorbe rápidamente las ondas sonoras. Además de esto, la relación entre el tamaño de la caja y la del calibre han sido cuidadosamente estudiadas para ofrecer la mejor disposición volumétrica posible, como en el caso de los instrumentos musicales de cuerda. Más aún, el interior de la caja ha sido especialmente creado y terminado con el fin de limitar cualquier interferencia acústica que pueda surgir. Y puesto que no ha lugar para las notas falsas en una interpretación musical, el fondo de cristal zafiro ha sido perfilado para concederle la delicada curvatura conseguida en la mayoría de los instrumentos musicales equipados con una caja acústica, cuyo objetivo es optimizar el volumen donde el sonido pueda reverberar.

Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

Mitad instrumento musical, mitad escultura cinética

Es la estructura inusual del mecanismo de sonería, además de la adopción de numerosas y sutiles soluciones técnicas para esta complicación, lo que ha permitido al Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges ser realizado de forma tan excepcional. Por lo tanto, con el fin de mejorar la transmisión de la onda sonora entre los talones de los dos gongs, el vínculo entre la platina y la caja en oro rosa 18Kt ha sido reforzado. Sin embargo, esto no es todo. Para aumentar la celeridad de los martillos y por lo tanto el impacto de su toque, éstos han sido montados sobre un par de rubíes que actúan como cojinetes de bolas para reducir la fricción. El diseño de esta estructura tiene un impacto visual de tanta armonía que puede parecer simple.

Sin embargo las cosas que parecen simples son de hecho, a menudo, extremadamente complejas de lograr. Se precisan no menos de 270 horas de meticuloso trabajo por parte del maestro relojero para ensamblar y ajustar este magnífico mecanismo. Esta labor resulta aún más compleja por el hecho de que el método de fabricación de una complicación repetición de minutos, con sus martillos situados en el mismo plano que los muelles empleados para armarlos antes de golpear, hace que sea necesario ajustar los martillos fuera del movimiento, empleando una herramienta especial que simula su futura posición. Sin embargo, el resultado final está ahí para ser admirado por todos y estos pequeños componentes realizados en acero templado negro pulido y biselado para destacar su diseño original, inspirado en los tres puentes de oro del reloj, producen, gracias a su alto grado de inercia, una clara y poderosa nota en cada golpe.

Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de GIRARD-PERREGAUX

Una estructura mecánica inspirada en la tradición de Girard-Perregaux

Para alojar este excepcional mecanismo, Girard-Perregaux ha escogido una caja redonda con carrura abombada, prolongada por las delgadas asas características de los modelos de las colecciones de Alta Relojería. Su bisel gentilmente inclinado ofrece una amplia apertura sobre el movimiento y facilita el cautivador espectáculo ofrecido por el mecanismo de repetición de minutos, martillos, gongs y tourbillon, todos visibles para el usuario del reloj. Los emblemáticos puentes de oro en forma de flecha de Girard-Perregaux y las placas de identificación confirman el pedigrí de este mecanismo, con sus irreprochables acabados, elaborados de acuerdo a la larga tradición de la Manufactura. El calibre se desvela también en el fondo de la caja con un tercer puente de oro y el logo Girard-Perregaux grabado en la platina.

Una correan en piel de aligátor negra con triple cierre desplegable en oro rosa otorga el toque final a esta pieza.

Precio, 381.000€. Referencia: 99820-52-000-BA6A. Edición limitada a 10 piezas.

Video disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.