Midnight Feathers Automatic 42mm de HARRY WINSTON

Si la elegancia es el arte de vestirse con ingenio, a veces simplemente un accesorio es suficiente para ser elegante. Para la última creación de Harry Winston, Midnight Feathers Automatic 42mm, la prestigiosa marca explora un nuevo territorio fascinante e inquietante. Hace un llamamiento al carácter de los hombres, cuyo estilo distintivo  sea romper la monotonía. Demostración magistral de la visión de la ‘Maison’, las creaciones de Harry Winston adornadas con plumas. crean sensación; toda una demostración del arte de la plumajería.

reloj plumas en la esfera Midnight Feathers Automatic 42mm de HARRY WINSTON

Cada composición creada con plumas de ganso de cría – se selecciona, se forma y se coloca con una lupa para una precisión óptima. Se obtine un resultado muy gráfico, ya que la marquetería juega la carta de alternar colores, dando a la esfera ritmo y energía.

La marquetería que decora el reloj Midnight Feathers Automatic 42mm, es un viaje a la frontera entre lo animal y lo vegetal. Los colores intensos son los del vetiver ámbar, el junco y la madera de cedro. La emoción es fuerte. La composición está en total armonía con la hermosa caja en oro rosa y la correa de piel de cocodrilo marrón. Estos tonos cálidos y contemporáneos acentúan la elegancia de este reloj que domina a la perfección su estética.

En el diseño de la caja se encuentran los tres arcos que recuerdan la boutique de Harry Winston situada en la Quinta Avenida en Nueva York. El fondo transparente del reloj revela los acabados refinados del movimiento mecánico, con funciones horas y minutos. E rotor esqueletizado, el acabado ‘perlage’ y Côtes de Genève , en conjunto con los puentes biselados, son expresión de excelencia relojera.

Midnight Feathers Automatic 42mm de HARRY WINSTON

El Midnight Feathers Automatic 42mm es una experiencia singular. La de una estética única, ya que cada esfera hecha a mano con plumas varía y el resultado final no es lo mismo, dependiendo del toque del maestro artesano.

Etiquetas:

Comentar