Métiers d’Art Mécaniques Gravées de VACHERON CONSTANTIN

Con motivo de la celebración de su 260º aniversario, la manufactura Vacheron Constantin protagoniza una extraordinaria vuelta a los orígenes al ampliar su colección Métiers d’Art con dos relojes cuyos movimientos están grabados a mano íntegramente, al más puro estilo clásico de la ornamentación relojera tradicional. Las platinas y los puentes de los calibres de carga manual 2260 y 4400 están decorados con delicados motivos florales, que recuerdan los grabados de los primeros relojes de bolsillo que Vacheron Constantin fabricó a partir de 1755.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées Tourbillon 14 días de VACHERON CONSTANTIN

Estos dos movimientos emblemáticos de la manufactura, que se alojan en una preciosa caja de platino, lucen una decoración tradicional «tono sobre tono», que denota pureza y sobriedad. Las volutas y los arabescos rinden homenaje a la hoja de acanto, una extraordinaria fuente de inspiración de la que todas las artes han bebido desde la antigüedad. El complicado arte del grabado, presente en la relojería desde sus orígenes, requiere una experiencia y una habilidad extraordinarias por parte del maestro artesano, quien debe esculpir unas piezas diminutas sin menoscabo de una estética y una funcionalidad impecables. Los grabados magistrales de estos relojes les confieren un carácter especial, y así lo certifica el Punzón de Ginebra.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées calibre 4400/1 de VACHERON CONSTANTIN

Tras una refinada y etérea interpretación del arte del esqueleto al más puro estilo contemporáneo y arquitectónico, la colección Métiers d’Art de Vacheron Constantin rinde un elegante homenaje al grabado tradicional de los movimientos de alta relojería. Los calibres 2260 y 4400 están engalanados con unos motivos florales, inspirados en la joyería antigua, que realzan la belleza de ambos movimientos emblemáticos de la manufactura. Las volutas y los arabescos, que reflejan las tradiciones ornamentales más exquisitas, está grabados a mano en las piezas funcionales y subliman su extraordinario mecanismo y su atractivo excepcional. Las hojas de acanto que adornan ambos movimientos —arquetipo de la decoración tradicional— son un ornamento característico de la arquitectura clásica griega. Sus primeras representaciones se remontan al siglo V a. C., cuando decoraban los capiteles de las columnas corintias. La elegante forma de la hoja de acanto concede una libertad interpretativa infinita; de ahí que se haya plasmado en una infinidad de obras de arte que salpican la historia de la civilización occidental, especialmente durante las épocas del Renacimiento y el Barroco. Este elegante motivo vegetal, que simboliza la eternidad, la victoria y la gloria, se ha abierto paso, siglo tras siglo, en múltiples campos, como el grabado, la marquetería, el bordado y la pintura. Sus particulares curvas adornan varios movimientos de reloj de bolsillo que forman parte de la flor y nata del patrimonio de Vacheron Constantin. Posteriormente, toda una serie de extraordinarias decoraciones artesanales han adornado varios calibres desarrollados por la manufactura: los motivos florales, en el siglo XVIII; las volutas, a mediados del siglo XIX; los querubines y arabescos, en los años 20; las «milhojas», en los años 40; y más arabescos, en los años 80. En homenaje a este arte ancestral, que ha ensalzado el saber hacer de la manufactura desde sus orígenes, Vacheron Constantin ha elegido la colección Métiers d’Art para dos relojes equipados con calibres grabados a mano íntegramente, al más puro estilo de la ornamentación tradicional.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées calibre 4400/1 de VACHERON CONSTANTIN

El arte del grabado a una escala infinitamente pequeña
Si bien es cierto que la maleabilidad de la hoja de acanto permite a los artistas de todo el mundo dar rienda suelta a su creatividad, el grabado de las piezas funcionales de un movimiento de alta relojería es una tarea increíblemente delicada. Solo los maestros grabadores más virtuosos pueden imaginar siquiera semejante trabajo en miniatura: la extremada finura de las piezas que se han de grabar requiere una experiencia y una habilidad extraordinarias para plasmar los motivos sin menoscabo de la funcionalidad de los complejos mecanismos. Con el firme propósito de enaltecer dos calibres emblemáticos y demostrar el talento de sus artesanos, la manufactura Vacheron Constantin tomó la arriesgada decisión de no modificar en absoluto la composición de los movimientos. Esto quiere decir que ninguna pieza se ha engrosado para facilitar el trabajo del grabador, quien debe esculpir unas superficies con un grosor inferior a un milímetro. Además del arduo reto de la miniaturización, lo delicado del trabajo radica en el grabado de los motivos decorativos en unas piezas que los artesanos decoradores de la manufactura han biselado, estirado, perlado y pulido previamente; pues, como todos los movimientos desarrollados por Vacheron Constantin, los calibres 2260 y 4400 lucen unos acabados de alta relojería excepcionales. En la última fase de esta extraordinaria empresa ornamental, el maestro grabador trabaja sin garantías, sumamente concentrado y preocupado por no rayar las superficies perfectamente acabadas. Primero utiliza una herramienta llamada cincel para realizar un grabado lineal con el que se perfila el motivo. A continuación, retira concienzudamente parte del material mediante la técnica del champlevé. La operación de vaciado —a una profundidad de dos décimas de milímetro— sirve para crear un efecto de volumen y relieve del motivo saliente. Teniendo en cuenta que algunas piezas tienen menos de 0,35 milímetros de grosor, el riesgo de perforar o deformar el metal es considerable. El trabajo alrededor de los biseles, en el interior de los puentes y las platinas y en el hueco de los rubíes —que no deben sufrir ni la más mínima alteración— es especialmente meticuloso. Se trata de un trabajo arduo y apasionado: el grabado de un solo calibre requiere más de diez días, y el resultado es un magnífico contraste entre el brillo de los motivos pulidos y el acabado mate del resto de las superficies. El color antracita, ligeramente patinado, se trabaja con una punta diminuta para realzar el efecto de volumen y relieve. En un ingenioso juego de luces y sombras, los modelos Métiers d’Art Mécaniques Gravées ofrecen una original interpretación de la gran tradición de la ornamentación que irradia sobriedad y elegancia.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées Tourbillon 14 días de VACHERON CONSTANTIN

Métiers d’Art Mécaniques Gravées – tourbillon 14 días: calibre 2260/1
Una caja redonda de platino 950 con un diámetro de 41 milímetros y un bisel cóncavo que realza su finura enmarcan el calibre 2660/1 grabado, un movimiento de tourbillon mecánico de carga manual con una extraordinaria reserva de marcha de 14 días. Las funciones de las horas y los minutos, ligeramente descentradas, realzan la jaula del tourbillon con segundero pequeño. La lectura de la reserva de marcha se facilita mediante una aguja «de arrastre» o «traînant», que indica la carga restante en un sector de 280°. Se trata de una superficie mayor que la de los indicadores clásicos, que permite una división exacta en 14 días —divididos, a su vez, en 12 horas— y facilita la legibilidad de la reserva de marcha. La arquitectura del movimiento de 231 piezas consta de dos puentes grandes con delicados motivos florales y hojas de acanto grabados, que se pueden contemplar a través del fondo de cristal de zafiro de la caja, hermética hasta a 30 metros de profundidad. En el lado de la esfera del Métiers d’Art Mécaniques Gravées – tourbillon 14 días de Vacheron Constantin, se exhibe la espectacular jaula del tourbillon con forma de cruz de Malta, que está decorada con los acabados más refinados. Unas agujas de oro blanco color antracita recorren la esfera de cristal de zafiro, que consta de dos partes bien diferenciadas: las zonas mate, que garantizan la legibilidad de las graduaciones, grabadas y entintadas, del segundero pequeño y la reserva de marcha, y un círculo gris pizarra con la minutería y una cruz de Malta de oro blanco. Las volutas y los arabescos sublimes, que quedan al descubierto por la transparencia de la esfera, realzan la gran belleza y la singular elegancia de esta obra de arte del grabado artesanal, que requiere más de una semana de trabajo para un solo movimiento.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées Tourbillon 14 días de VACHERON CONSTANTIN

Métiers d’Art Mécaniques Gravées: calibre 4400/1
La colección Métiers d’Art alberga una interpretación sumamente delicada de uno de los movimientos básicos más emblemáticos de la manufactura Vacheron Constantin, el calibre de carga manual 4400. Este calibre, grabado a mano íntegramente y alojado en el interior de una preciosa caja redonda con un bisel cóncavo que acentúa su elegancia y su finura, acciona las funciones de la hora y los minutos. El movimiento, que consta de 127 piezas, cuyo grosor, idéntico al original, requiere una precisión admirable por parte del maestro grabador que las decora, está provisto de una generosa reserva de marcha de 3 días. El modelo Métiers d’Art Mécaniques Gravées, desprovisto de toda esfera que pueda obstaculizar la contemplación de los extraordinarios grabados que adornan la platina y los puentes, luce unas elegantes agujas de oro blanco, cuyo gris oscuro combina maravillosamente con el gris pizarra de la minutería, adornada con una cruz de Malta de oro blanco. Los discretos motivos florales quedan al descubierto por la transparencia del cristal de zafiro del lado de la esfera y del fondo de la caja, hermética hasta a 30 metros de profundidad. Se trata de un trabajo exquisito y delicado: el grabado de un solo calibre 4400/1 requiere más diez días.

Métiers d’Art Mécaniques Gravées calibre 4400/1 de VACHERON CONSTANTIN

Los nuevos modelos Métiers d’Art Mécaniques Gravées, que evocan los orígenes de la ornamentación tradicional de relojes, son el fruto de una alianza ideal entre las técnicas relojeras y las artesanías que con tanta pasión ha perpetuado Vacheron Constantin durante 260 años. Estos dos modelos excepcionales y singulares solo están disponibles en las boutiques Vacheron Constantin.

Video disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Etiquetas:,

Comentar