MB&F Horological Machine Nº 8 «Can-Am»

Durante la última década, dos características formas han marcado profundamente las Horological Machines de MB&F: la reinterpretación de la distintiva forma angular y de la visualización mediante prisma óptico del reloj Amida, de la década de 1970, que se introdujeron por primera vez en el HM5 y más tarde en el HMX; y la ya emblemática masa oscilante «hacha de guerra», que se convirtió en protagonista del HM3, hasta la fecha el modelo de más fama de MB&F. La Horological Machine Nº 8 (HM8) toma estas dos características idiosincrásicas y las impregna de un diseño inspirado en los coches de carreras Can-Am de elevado octanaje, generando una fantasía exquisitamente tallada y de alta velocidad que se lleva en la muñeca.

MB&F Horological Machine Nº 8 «Can-Am»

Caballeros, arranquen sus motores. ¡Sientan el TRUENO!

El HM8 renace de las cenizas turbocomprimidas de la Can-Am, una antigua categoría de carreras automovilísticas en la que «todo valía» y que, de seguir existiendo, hubiera celebrado su 50 aniversario en el 2016.

La Canadian-American Challenge Cup, abreviada Can-Am, fue una categoría de automovilismo de velocidad disputada de 1966 a 1987. Bruce McLaren desarrolló su primerísimo coche para la competición Can-Am; McLaren, Lola, Chaparral, BRM, Shadow y Porsche fueron todos ellos equipos fabricantes. Las limitaciones de clase en la Can-AM eran mínimas y se permitían tamaños de motores ilimitados, la turbocompresión y, básicamente, una aerodinámica sin restricciones. Todo ello condujo al desarrollo de tecnología pionera en muchos campos. Y a la creación de motores extremadamente potentes.

El HM8 Can-Am presenta una caja curva pero angular, con dobles prismas ópticos que muestran verticalmente las horas saltantes bidireccionales a un lado y los minutos con disco de arrastre en el otro, al tiempo que se hace visible en la parte superior la característica masa oscilante en forma de hacha de guerra. Pero las auténticas estrellas del HM8 son sus «barras antivuelco» pulidas inspiradas en la Can-Am y que recorren majestuosamente la máquina desde su parte anterior hasta su seductora parte posterior, con forma de huso. El efecto visual, incongruente en una máquina mecánica de velocidad, resulta electrizante.

El fundador de MB&F, Maximilian Büsser, describe la Horological Machine Nº 8:«Creo que esta es una de las piezas más geniales que he creado».

Las denominadas barras antivuelco se fresan a partir de bloques macizos de titanio grado 5 y a continuación se pulen meticulosamente a mano para que reluzcan como espejos tubulares.

El motor del HM8 se ha colocado perfectamente a la vista bajo un capó de cristal de zafiro prácticamente invisible. El centro calado de la masa oscilante en forma de hacha de guerra y de oro azulado permite apreciar el acabado del movimiento, de ondas circulares, al tiempo que se hacen visibles en las esquinas los discos de indicación de horas y minutos.

El uso generoso del cristal de zafiro permite que el acceso visual al movimiento no tenga trabas y su transparencia aporta luz a las indicaciones del tiempo, mejorando la legibilidad diurna del reloj. Pero además la luz también carga los numerales rellenos de Super-LumiNova de los discos de las horas y los minutos, maximizando igualmente la legibilidad nocturna. La forma del HM8 amplifica su función en lugar de meramente adaptarse a ella.

El HM8 Can-Am se presenta en dos versiones: oro blanco de 18 k / titanio y oro rojo de 18 k / titanio.

Inspiración

De joven, el fundador de MB&F, Maximilian Büsser, soñaba con ser diseñador de coches, pero no cabía esa posibilidad así que, en su lugar, terminó diseñando relojes. ¿O tal vez sí lo consiguió? No sería excesivamente difícil construir el HM8 a la escala de un coche, colocar bajo su cubierta de cristal de zafiro un motor de más de 1000 caballos de potencia y añadir bajo el chasis un juego de neumáticos de carrera lisos.

Aunque visualmente son esas barras antivuelco pulidas las que relacionan el HM8 con los supercoches Can-Am, el espíritu rebelde de trabajar al margen de las restrictivas normas es lo que realmente inspiró el HM8.

Caja, barras antivuelco y cristales

A primera vista puede parecer que el cristal de zafiro que cubre el motor del HM8 es circular y está posicionado por encima de la masa oscilante en forma de hacha de guerra, pero no es el caso. La totalidad de la parte superior de la caja es una sola pieza de cristal de zafiro con secciones metalizadas para crear un borde azulado. El cristal, combinado con las barras antivuelco pulidas situadas a ambos lados del mismo, los depósitos de aceite situados en la parte inferior y las visualizaciones de horas y minutos creadas mediante prismas ópticos ponen de relieve la creatividad horológica sin restricciones del HM8.

Las barras antivuelco son de titanio grado 5, que cuenta con las codiciadas cualidades de ser ligero de peso y de elevada resistencia. Pero esta resistencia tiene un inconveniente: el titanio no es muy maleable y es difícil doblarlo para otorgarle la curvatura alargada deseada, lo que implica que cada una de las barras antivuelco ha de ser fresada a partir de un bloque macizo de titanio Ti-6Al-4V. Se trata de una aleación de titanio puro con un 6 % de aluminio y un 4 % de vanadio, además de cantidades ínfimas de hierro y oxígeno. La aleación Ti-6Al-4V es significativamente más resistente que el titanio puro comercial y goza de una excelente combinación de ligereza, fuerza y resistencia a la corrosión.

Al darle la vuelta al HM8 descubrimos otro tributo al mundo de la automoción: así como la mayoría de los motores de coches tienen un depósito de aceite en su parte baja, el HM8 cuenta con dos depósitos de aceite bajo su motor.

Motor

Al HM8 Can-Am le da vida un módulo desarrollado en interno con indicación de horas saltantes bidireccionales y minutos con disco de arrastre, montado sobre un movimiento base Girard-Perregaux. El movimiento se ha invertido para colocar la masa oscilante encima y se ha modificado para que accione el módulo indicador de prisma. Los acabados del movimiento son de primerísima clase, que es como debe ser al estar dotado el reloj de una vista completamente abierta en su parte superior. La reserva de marcha es de 42 horas. 

Indicaciones y prismas reflectantes

Las visualizaciones de las horas saltantes bidireccionales y de los minutos con disco de arranque del HM8 se materializan mediante discos superpuestos (uno para las horas y otro para los minutos) completamente cubiertos de Super-LumiNova. Los numerales de gran tamaño se logran ocultando la luminiscencia excepto en las partes que conforman los números.

Los discos rotan de forma horizontal sobre el movimiento y se hacen visibles en las esquinas del capó transparente del motor. Pero las indicaciones del tiempo se muestran de forma horizontal en un «salpicadero» situado en la parte delantera de la caja. Para lograr esto, MB&F trabajó con un proveedor de cristales ópticos de alta precisión para desarrollar prismas de cristal de zafiro que reflejaran la luz de los discos en un ángulo de 90°. Estos prismas también aumentan el tamaño de las indicaciones en un 20 % para maximizar su legibilidad.

El HM8 cuenta con dos prismas de cristal de zafiro distintos, uno para la visualización de las horas y otro para la de los minutos, con forma de cuña y ángulos calculados de forma precisa para garantizar que la luz se reflecta (de forma invertida) a partir de las indicaciones horizontales hasta las verticales en vez de refractarse (doblarse). Una lente convexa situada en el anverso aumenta el tamaño de las cifras.

Es mucho más difícil trabajar el cristal de zafiro con precisión óptica que el cristal ordinario, por lo que fueron necesarios un considerable trabajo de desarrollo y un meticuloso cuidado en la producción para crear cristales que reflectaran y aumentaran la luz sin la más mínima distorsión. Como la hora se reflecta, los números se han impreso en discos como imágenes en espejo para que se muestren de forma correcta en la «esfera».

El visualizador frontal vertical hace del HM8 Can-Am un excelente reloj de pulsera para conductores, puesto que no es necesario levantar la mano del volante para leer la hora.

Video disponible en el Canal YouTube o en el Canal Vimeo de Nuevos Relojes.

Comentar