Masterpiece Gravity de MAURICE LACROIX

Muchos grandes descubrimientos han surgido observando la vida desde otras perspectivas, cuestionando datos presuntamente irrefutables y hasta desafiando genialmente determinadas convenciones. Asímismo procede Maurice Lacroix. Esta compañía suiza viene concibiendo relojes de cautivadora belleza; y no sólo dan la hora, dan qué pensar. Maurice Lacroix es adepta del progreso y pone su empeño en hallar ideas de vanguardia con el asumido propósito de hechizar y deleitar. El último modelo de la empresa, el Masterpiece Gravity, es el primer reloj en ostentar un assortiment de puro silicio. De creación y realización caseras, es el más reciente exponente del imperante enfoque vanguardista de la casa Maurice Lacroix. La gravedad no discrimina, actúa sobre todos nosotros con la misma magnitud. Este fenómeno explica la atracción de los cuerpos uno hacia otro y hacia la superficie de la tierra. El Masterpiece Gravity inspira, atrae, y desafía las convenciones. Es un reloj harto contemporáneo, en la vanguardia de la tecnología; y no se conforma con dar la hora, surte emoción y arte. Admirar cómo late el oscilador bajo el impulso del áncora, ambos protagonistas a un lado de la esfera, es algo más que un espectáculo entretenido, es actractivo y fuerte.

reloj Masterpiece Gravity MP6118-SS001-110 de MAURICE LACROIX

El Masterpiece Gravity inspira, atrae, y desafía las convenciones. Es un reloj harto contemporáneo, en la vanguardia de la tecnología; y no se conforma con dar la hora, surte emoción y arte. Admirar cómo late el oscilador bajo el impulso del áncora, ambos protagonistas a un lado de la esfera, es algo más que un espectáculo entretenido, es actractivo y fuerte.

El Masterpiece Gravity de Maurice Lacroix se vale de una puntera innovación, el silicio. El Director de Construcción de Movimientos de Maurice Lacroix, Michel Vermot, en colaboración con la Haute Ecole Arc de la ciudad de Le Locle, es el primero en haber desarrollado y manufacturado un assortiment completo hecho de silicio.

El assortiment de silicio abarca el doble platillo de volante, las paletas de áncora y la rueda de escape. El silicio, materia autolubricante, parecido al cristal, es tres veces más liviano que el acero. Su menor masa requiere menos energía, resulta más exacta y no precisa que se lubrifique periódicamente.

La frecuencia del Calibre automático ML230 manufacturado por Maurice Lacroix es de 18.000 alternancias por hora (2,5Hz). Es la cadencia perfecta para el silicio, que brinda características propias del cristal, y porque resulta más suave que las que se viene empleando en movimientos de mayor oscilación.

Maurice Lacroix ha reducido el número de componentes hasta 188, descartando piezas prescindibles, lo cual produce una grata sensación de claridad y nitidez e incrementa la fiabilidad.

Como no puede ser de otra manera, la manufactura Maurice Lacroix se siente muy orgullosa de presentar este assortiment hecho únicamente de silicio. El Calibre ML230 viene a ser el decimotercer movimiento que ha creado, asentando la reputación de su savoir faire y el alcance de sus avances técnicos.

calibre ML230 Maurice Lacroix

El Masterpiece Gravity existe en modelo Clásico, en su caja de acero inoxidable, y en modelo Contemporáneo de suave acabados en PVD antracita. El diámetro de 43mm ofrece las generosas proporciones necesarias para exhibir el exquisito diseño de sus bellos componentes.

Un elemento clave del Masterpiece Gravity es el abombado zafiro “estuche de cristal”, que agranda el oscilador y el assortiment, encimándolos dentro de la caja del reloj, surtiendo así un extraordinario efecto tridimensional. La presentación de las horas y los minutos viene descentrada, lacada y abombada en su centro, y ajustada mediante dos tornillos pulidos y reflejantes. El modelo Contemporáneo es de índices diamantados, y el modelo Clásico de numerales romanos. En todo el contorno el raíl viene impreso en una superficie circular, plana y cepillada.

reloj Masterpiece Gravity MP6118-PVB01-130 de MAURICE LACROIX

Las agujas de las horas y los minutos han sido térmicamente azuleadas o bañadas en rodio según el modelo que uno elija. Un pequeño segundero viene cubriendo parcialmente el aparente assortiment realzando ingeniosamente sus líneas y profundidad. Adyacente a las vistosas funciones del reloj destaca sutilmente ornamentado un motivo Clous de Paris o Grand Colimaçon. Y según el modelo elegido habrá sido tratado con rodio u oro negro.

El fondo de la caja deja ver parte de su exquisitamente decorado movimiento automático, y su motivo Côtes de Genève de talente Grand Colimaçon. Las generosas proporciones del movimiento deleitan la vista dando a conocer el refinado acabado de cada superficie.

La gravedad es una fuerza que genera atracción entre un objeto y otro. Y asimismo el diseño del Masterpiece Gravity de Maurice Lacroix llama la admiración. Al igual que la gravedad, este reloj vanguardista traslada una fuerza y un atractivo irresistibles. Tanto es así que la excelsa ejecución de su esfera, caja y movimiento alzan este reloj de Maurice Lacroix al rango de obra maestra.

Etiquetas:, ,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.