LONGINES RailRoad

La casa relojera suiza recurre una vez más a su patrimonio multifacético y pone de manifiesto su larga trayectoria como diseñadora de relojes ferroviarios. Inspirándose en un reloj de los años 60, The Longines RailRoad recupera su estética sobria y específica, así como sus características técnicas. La puntualidad condiciona el auge de un servicio de transporte ferroviario seguro y fiable. En este sentido, un reloj preciso y de calidad constituye un componente ineludible. La maestría relojera de la marca del reloj de arena alado le ha permitido ganarse rápidamente el favor de numerosas compañías de ferrocarriles internacionales.

LONGINES RailRoad

The Longines RailRoad se inspira en un modelo desarrollado en los años 60, que debía satisfacer exigencias precisas en materia de estética, de calidad y de precisión, para poder equipar al personal ferroviario y llevar la mención “RR” (Rail Road), que se aprecia en la esfera actual y la original. La indicación complementaria “280”, que hacía referencia al calibre que equipaba el modelo original, ha sido reemplazada por la inscripción “888” en el nuevo modelo, en referencia al movimiento que lo equipa.

LONGINES RailRoad

The Longines RailRoad recupera la estética sobria y característica de los relojes ferroviarios. La caja de acero de 40 mm de diámetro alberga un calibre automático L888.2, de alta fiabilidad, desarrollado en exclusiva para Longines. Garantizando una excelente legibilidad, la esfera abombada, pulida de color blanco roto, exhibe una vuelta de horas compuesta por grandes números árabes negros –con un 0 en lugar del 12– y por una escala de 24 horas, sutilmente realzados por manecillas negras brillantes. Una minutería mejora aún más la lectura de la hora. El fondo de este modelo presenta un grabado finamente ejecutado inspirado en las decoraciones originales de los relojes de bolsillo destinados a los servicios ferroviarios de los años 20. Una elegante pulsera de piel de caimán negra aporta un toque de refinamiento a este modelo.

LONGINES RailRoad

Longines pone así su nombre y su experiencia al servicio de la aventura del ferrocarril y, a principios del siglo XX, equipa a los empleados de numerosas compañías, en particular en Rumania, Serbia, Persia, Italia, Chile, Canadá, Estados Unidos, Turquía o incluso China, seducidos por las características técnicas notables de los relojes de Longines.

Número de referencia: L2.803.4.23.0/3.

Etiquetas:

Comentar