JEAN DUNAND Shabaka con nuevas esferas de estromatolito y pietersita

El fabricante de relojes de lujo Jean Dunand presentará este año 2015 una nuevo versión de su  conocido reloj grande complicación Shabaka. Esta excepcional pieza fue concebida y desarrollada en colaboración con el relojero afincado en Le Locle (Suiza), Christophe Claret y es una impresionante combinación de un repetidor de minutos con gongs catedral, un calendario perpetuo con indicaciones ‘saltantes’ sobre cilindros (un sistema innovador creado especialmente para este reloj) y un original indicador para las fases lunares. En la nueva versión, la caja ha sido re-diseñada y estará disponible con llamativas esferas, una en estromatolito (stromatolite) y otra en pietersita (pietersite).

JEAN DUNNAD Shabaka con nuevas esferas de estromatolito

La originalidad de esta impresionante pieza queda definida por las indicaciones de su calendario, realizados con cuatro cilindros en lugar de los habituales discos. Los cilindros son rotados por cuatro diferentes mecanismos de transmisión en una disposición en 90 grados, cada uno de ellos equipado con un sistema que asegura la precisión de los cambios del calendario. Además, a diferencia de la mayoría de las indicaciones de calendario, la fecha (indicada con dos cilindros independientes), días de la semana y meses, saltan de manera instantánea a la medianoche cuando el resorte del mecanismo es liberado. Sin tiempo para respirar ni posibilidad alguna de error.

La original indicación de ciclos de años bisiestos merece un comentario propio: una placa blanca va señalando cada uno de los años correspondientes al ciclo, con el año bisiesto indicado con una letra «B», perforados en la esfera entre los índices de las 7 y 8 horas. Opuesta a esta indicación se sitúa la indicación de fases de la luna, donde un disco negro se desliza sobre la imagen de la luna como la sombra terrestre: eclipsándola por su izquierda en posición de menguante y revelándola por la derecha en creciente. El mecanismo de fases de luna tiene una desviación respecto al movimiento real del astro de un día cada 120 años. Nunca la indicación de fases de luna se había utilizado de este modo tan elegante en reloj alguno.

JEAN DUNNAD Shabaka con nuevas esferas de pietersita

Frente a la complejidad del calendario perpetuo, el indicador de reserva de marcha es asombrosamente simple, aunque igual de original. Una solo pieza móvil (el resorte propio, visible a través del barrilete abierto), muestra la reserva de marcha del reloj de acuerdo a una escala adjunta. Dimensiones de la caja: 47 mm x 17,65 mm. Resistencia al agua hasta 3 ATM (30 metros).

El mecanismo de repetición de minutos del Shabaka percute en láminas de sonido catedral, las cuales dan dos vueltas alrededor de la platina para la lograr un melodía de mayor resonancia y gravedad. La pestaña de activación de la repetición de minutos aparece a la izquierda de la caja, mientras los correctores del calendario perpetuo se desplazan a la derecha. Como si fuera un cronógrafo, dos pulsadores son empleados para corregir la totalidad de las indicaciones del calendario perpetuo (el pulsador a las 4 horas avanza los días y fechas a la vez) o para corregir únicamente los días (el pulsador ubicado a las 2 horas). Un corrector coaxial ubicado en el interior de la corona se encarga de los meses y años, mientras otro situado a las 5 horas se encarga de la corrección de las fases de la luna. Un complejo juego de levas se reparte alrededor del movimiento desde cada uno de los pulsadores para activar las correspondientes indicaciones del calendario. 

El calibre presenta una radical construcción, con su mecanismo de calendario perpetuo integrado en el interior mismo del movimiento de repetición de 13 líneas de diámetro. Los cilindros, de 7 milímetros de diámetro, van incrustados 2,5 milímetros en el interior de la repetición de minutos para reducir el grosor del movimiento. El acabado negro antracita de la platina perlada y los puentes en bandas concéntricas Côtes de Genève, contrastan con el acero pulido, los rubíes y el oro para destacar la belleza del movimiento. Y como es una injusticia que esta belleza quede sólo en la retina del relojero que la hizo posible, puede contemplarse a través del fondo transparente que cubre el fondo de la caja.

La original disposición geométrica de la esfera se ha diseñado con el fin de potenciar la belleza del dispositivo de calendario perpetuo. Suprema pieza de ingeniería, la esfera del Shabaka está realizada en cuatro niveles diferentes, y construida a partir de un marco que delimita los campos de oro ennegrecido y las pirámides en oro rosa. Los índices horarios de las 10, 12 y 2 horas sirven además para señalar la ubicación de los indicadores de día de la semana, fecha y mes, respectivamente, enfrentados a su vez a los triángulos rojos que parten del eje central.

El diseño de inspiración Art Déco, y con marcas influencias egipcias, es un reflejo del exótico nombre del reloj: Shabaka, 25º faraón y rey de Egipto. El reloj Shabaka ha sido concebido y realizado por Thierry Oulevay y Christophe Claret y manufacturado en los talleres de Christophe Claret en Le Locle, Suiza.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.