JAEGER-LeCOULTRE Master Ultra Thin Tourbillon Moon

La colección Master Ultra Thin de Jaeger-LeCoultre encarna la filosofía de la Manufactura de unir la virtud técnica con la belleza imperecedera, presentando en 2020 una nueva incorporación: el Master Ultra Thin Tourbillon Moon. Este nuevo reloj combina por primera vez en la larga historia de la Maison dos de las complicaciones relojeras más apreciadas: la indicación de las fases de la luna y el tourbillon, a las que se suma la emblemática fecha saltante periférica de Jaeger-LeCoultre. Asimismo, el nuevo calibre automático 983 se presenta por primera vez en el Master Ultra Thin Tourbillon Moon.

El tourbillon se inventó a principios del siglo XIX, para contrarrestar el impacto negativo de la gravedad en los escapes de los relojes de bolsillo y así aumentar su precisión. Sin embargo, en el siglo XX, cuando se reemplazaron los relojes de bolsillo por los de pulsera, el tourbillon se vio abocado al olvidado. En 1946, como parte de su continua investigación sobre la precisión cronométrica, JaegerLeCoultre creó un movimiento con tourbillon, el calibre 170. Alojado en un reloj de bolsillo, estaba destinado a someterse a pruebas de cronometría, y en 1948 ganó el primer premio en las pruebas centenarias del Observatorio de Neuchâtel, al que siguieron otros galardones durante la década de 1950. En 1993 —una época en la que los relojes de pulsera con tourbillon eran todavía muy insólitos—, Jaeger-LeCoultre produjo su primer ejemplar, un reloj Reverso equipado con el calibre rectangular 828. Tras unas exploraciones exhaustivas los horizontes del tourbillon se ampliaron, dando lugar a la invención del primer tourbillon esférico de doble eje en 2004: el Master Gyrotourbillon 1.

En 2009, la Manufactura presentó el Master Tourbillon con el calibre 978, que ganó el Premio Internacional de Cronometría organizado por el Museo de Relojería de Le Locle, Suiza. Este calibre ha sido el principal movimiento de tourbillon de Jaeger-LeCoultre desde entonces y en 2019, recibió una actualización exhaustiva con la que incorporó nuevos acabados sofisticados.

Para el Master Ultra Thin Tourbillon Moon, los ingenieros de Jaeger-LeCoultre han aprovechado el movimiento 978 para desarrollar el nuevo calibre 983, añadiéndole las complicaciones de la indicación de las fases de la luna y la fecha saltante.

La triple indicación de las fases de la luna —que muestra tanto la edad de la luna como sus fases en ambos hemisferios— es también una innovación reciente que se introdujo el año pasado. Latiendo a una frecuencia de 28 800 vibraciones por hora (4 Hz), el nuevo calibre 983 ofrece una reserva de marcha de 45 horas.

Un estilo atemporal y una nueva aleación de oro rosa

El Master Ultra Thin Tourbillon Moon se presenta en una caja de Le Grand Rose gold. La nueva aleación de oro rosa, que hemos presentado este año, cuenta con un notable brillo y profundidad de color, así como con una alta resistencia a la decoloración provocada por el paso del tiempo. Fiel a las clásicas y elegantes características de diseño de la colección Master Ultra Thin, la caja está completamente pulida, con unas asas estilizadas y biseladas, y un refinado bisel.

La esfera color marfil complementa la calidez del oro rosa y proporciona un telón de fondo sobrio para realzar la visualización de las fases de la luna y el tourbillon. En consonancia con este sentido del refinamiento, la forma de las agujas Dauphine crea una armonía con la forma de flecha alargada de los índices dorados aplicados. Al examinar el reloj más de cerca, los índices revelan diferentes perfiles a medida que sus formas se modifican para adaptarse a su posición en la esfera, así como varios detalles clave marcados en rojo, para aumentar la legibilidad y añadir un discreto toque de color.

Unas indicaciones originales y fascinantes

Situada en la mitad superior de la esfera, la complicación astronómica indica las fases de la luna del hemisferio norte al estilo tradicional —un cielo azul intenso salpicado de estrellas proporciona el telón de fondo para un disco dorado pulido. Alrededor, se encuentra un anillo con las fases de la luna del hemisferio sur aplicadas a la izquierda y la edad de la luna a la derecha, cada una indicada mediante una aguja de doble extremo.

Para la indicación de la fecha periférica, los ingenieros de la Manufactura eligieron la emblemática complicación saltante de Jaeger-LeCoultre. Cada mes, la aguja de la fecha hace un salto de 90 grados, desplazándose rápidamente del 15 al 16, para no oscurecer el tourbillon.

El tourbillon protagoniza la mitad inferior de la esfera. Un nuevo diseño de puente de oro rosa pulido asegura la jaula del tourbillon de titanio (que pesa alrededor de 0,3 gramos con sus componentes incluidos), al mismo tiempo que completa una revolución cada 60 segundos. El refinado puente de tourbillon y la amplia ventanilla maximizan la transparencia y la luz, atrayendo la mirada directamente a través del mecanismo.

En la parte posterior, la larga extensión del puente de tourbillon esqueletado realza aún más esta transparencia, mientras que su decoración Côtes de Genève complementa el motivo tornasolado de las rayas de la platina principal. El rotor de cuerda esqueletado de oro rosa, que presenta el logotipo JL y una combinación de superficies pulidas y microgranalladas, permite una visualización clara del movimiento, e incluye unos refinados acabados adicionales, como los tornillos azules, el graneado circular y los puentes biselados.

Como todos los relojes de Jaeger-LeCoultre, el Master Ultra Thin Tourbillon Moon tiene una garantía de ocho años además de la certificación de la prueba de las 1000 horas —uno de los protocolos de prueba más estrictos de la industria relojera.

Referencia: Q1692410.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.