I.N.O.X. Paracord de VICTORINOX SWISS ARMY

La historia de Victorinox está jalonada de numerosos relatos de aventuras que llevan la firma de su emblemática navaja suiza. La colección I.N.O.X. forja también su propia leyenda. Proporciones perfectas. Bisel suavizado. Tres agujas, una fecha. Simplicidad aparente, complicación intrínseca. Durante años reservado a los aventureros, el paracord irrumpe en el universo de la relojería con el nombre de I.N.O.X. Paracord. Con todas las características del reloj I.N.O.X., es un verdadero objeto de supervivencia, útil y funcional.

I.N.O.X. Paracord de VICTORINOX SWISS ARMY

I.N.O.X. encarna como ningún otro el reto que se ha fijado Victorinox Swiss Army al imponerse un marco de 130 pruebas de resistencia, todas ellas superadas con éxito. Los ingenieros han calibrado hasta el último detalle del reloj. I.N.O.X. redefine los límites e impone nuevas normas en lo que a resistencia se refiere. El resultado: un producto de calidad, funcional, de marcada personalidad.

Un complemento útil

Su correa de paracord es única, innovadora y original. Está formada de cuerdas de nailon de varias hebras extremadamente resistentes. Elaborada en colaboración con Naimakka, presenta un trenzado exclusivo que se adapta a la perfección a este reloj. Compañera de expediciones y aventuras, puede destrenzarse y posee tantas aplicaciones como el ingenio quiera darle: las siete hebras interiores de nailon pueden extraerse de la funda de paracord para dar vida a distintos diseños o realizar un amarre más fino.

El reloj I.N.O.X. Paracord ha nacido para vivir una aventura cada día. La correa de paracord puede convertirse en una herramienta de supervivencia ultrapolivalente. En situaciones de emergencia, basta con destrenzar la correa y a continuación utilizar por separado las cuerdas de las que se compone. Un instrumento de suma utilidad para sustituir el cordón de un zapato, pero también en esas situaciones más cómicas que aventureros y amantes del deporte al aire libre deben solventar. Improvisar un sedal para pescar, un viento para asegurar el material de acampada o una cinta para remolcar un coche o una embarcación.

Utilizado originalmente en las cuerdas de los paracaídas, el paracord cumple la exigente normativa específica del ejército estadounidense en materia de calidad, con una resistencia a la ruptura de 250 kg. Inspirada en el arnés y en las anillas de los paracaídas, la correa, íntegramente realizada a mano, cuenta con una cinta de amarre confeccionada en nailon embellecida con presillas de acero. Su sistema deslizante facilita el cierre y ajuste.

Estilo «wild & rugged»

La edición exclusiva I.N.O.X. Paracord se presenta en dos versiones: Naimakka, en verde camuflaje o esfera negra y correa trenzada Naimakka de idéntico color. Todos los modelos cuentan con un protector desmontable transparente con puntos cardinales. Complemento funcional a la par que instrumento de navegación, evita que se raye y le confiere al mismo tiempo un aspecto distinguido.
Siempre fiel a su estilo, I.N.O.X. Paracord reivindica un espíritu «wild & rugged». Un reloj de supervivencia multifuncional y versátil, de diseño seguro y elegante. I.N.O.X. Paracord es un auténtico aliado que le ayudará a sobrevivir frente a los avatares de la vida. Un reloj cuya versatilidad se adapta a las exigencias del día a día en la ciudad y de los grandes espacios naturales.

Etiquetas:,

Comentar