HL2.5 de HAUTLENCE

Presentada en 2011, la colección HL2.0 es la encarnación de los «Diseños de excepción» de HAUTLENCE. Fiel a la idea fundadora de la marca relojera de Neuchâtel, que se basa en una lectura diferente del tiempo, esta colección la perpetúa entre las casas relojeras más prestigiosas actualmente. Con el HL2.5, HAUTLENCE presenta hoy un modelo más deportivo y sofisticado: caja de titanio de grado 5, con revestimiento de DLC negro, detalles de la esfera con revestimiento de barniz rojo y negro y acabados alternos entre pulido con chorro de arena, satinado y pulido a mano. El HL2.5, en una edición de tan solo 28 ejemplares numerados, es un concentrado de carácter y tecnología en un peso de 49 gramos.

reloj HL2.5 de HAUTLENCE

La colección HL2.0, desarrollada e industrializada por los equipos de la marca, ofrece el primer calibre HAUTLENCE de cuerda automática. El modelo HL2.5, igual que sus predecesores, presenta la hora saltante de manera semicontinua (una de las especificidades de esta colección), minutos retrógrados (marca de la casa) e indicación de la reserva de marcha.

Construida alrededor de los minutos retrógrados, la hora saltante consiste en una cadena formada por 12 eslabones que se activa mediante un sistema de biela-manivela idéntico al que encontramos en la colección HL. Los minutos retrógrados se encuentran en un sector de 180°. Un hábil mecanismo permite desplazar todo el conjunto de forma controlada gracias a un regulador de velocidad que protege los componentes de choques accidentales fruto del funcionamiento. El movimiento de la cadena va acompañado, a cada hora, de la rotación de 60° del movimiento baguette, lo que permite compensar los efectos de la gravedad en el órgano regulador. Para tener suficiente energía, el barrilete principal, cargado por el sistema automático, monta un segundo barrilete, que acciona la complicación de visualización.

Tres patentes para una pieza excepcional

Igual que sucede con los modelos anteriores, la construcción del HL2.5 se basa en las tres patentes registradas para esta colección. La primera patente se articula en torno a la cadena semicontinua de las horas (en oposición a un sistema instantáneo, demasiado rápido, o a un sistema continuo que no permite leer correctamente la hora entre dos horas): cada 60 minutos, la cadena gira en 3-4 segundos y sin choques. En consecuencia, la rotación producida no sufre golpes ni pierde energía, lo que permite admirar la belleza del movimiento y de los mecanismos en acción. La segunda patente se refiere al órgano regulador integrado en el movimiento baguette móvil, cuyo cambio de posición controlado por la visualización proporciona una precisión que compensa estadísticamente los efectos de la gravedad. La tercera patente está relacionada con la adición de los dos barriletes del movimiento. El sistema automático carga el barrilete principal y este transmite la energía necesaria para la carga de un segundo barrilete, destinado exclusivamente a accionar la complicación. El barrilete principal rearma continuamente el segundo barrilete para que la energía necesaria sea la óptima durante los cambios de hora. Esto permite alimentar los sistemas complejos de forma independiente y sin influir en la cronometría del reloj.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.