Historiques Toledo 1951 de VACHERON CONSTANTIN

El nuevo Toledo 1951 no es un mero alarde de estilo, sino que hace renacer toda una época en su condición magistral de modelo emblemático de la colección “Historiques” de Vacheron Constantin. Los coleccionistas recordarán la entrañable anécdota del nuevo reloj «con forma» que se presentó en 1951, provisto de una extraordinaria caja cuadrada. Fue un éxito inmediato. Entre sus numerosos admiradores, se contaban los italianos, quienes lo bautizaron con el nombre de «cioccolatone», pues la forma de la caja les recordaba a aquel famoso dulce de chocolate. En Vacheron Constantin, se cultivaban las tendencias estéticas con el fin de impulsar una dinámica creativa que se plasma en el modelo «Toledo».

reloj Historiques Toledo 1951 de VACHERON CONSTANTIN

Este diseño tan poco convencional tomaba el pulso a una época efervescente; de ahí que despertara tanto entusiasmo. A lo largo de una década rebosante de vitalidad y optimismo, todo tipo de diseñadores exploraron nuevas posibilidades con ilusión, incluso desafiándose unos a otros para fomentar la creatividad.

El deber de transmitir las tradiciones y compartir la pasión que siente la manufactura empujó a Vacheron Constantin a crear la colección “Historiques”, un marco para la reinterpretación de modelos emblemáticos que permite destacar los códigos estéticos y las decisiones de diseño de la marca. “Historiques” da vida a una gran variedad de diseños de éxito, innovadores y muy distintos. Por lo tanto, es lógico que el reloj Toledo 1951 tenga un lugar en esta colección.

perfil Historiques Toledo 1951 de VACHERON CONSTANTIN

El diseño del nuevo Toledo 1951 se basa en un avanzado estudio de las curvas y la forma cuadrada, así como en el arte de conjugarlas de la manera más sobria y equilibrada posible. Se ha llevado a cabo un formidable trabajo de fondo para dar con las proporciones idóneas de este reloj curvilíneo.

Los tres niveles redondeados de la caja de oro rosa de 18 quilates son el sello distintivo del reloj. Estos le confieren un dinamismo constante, acentuado por el acabado pulido y las esquinas redondeadas. Como si de un diamante facetado se tratara, la luz que se proyecta en las curvas y en los niveles ilumina la caja. La luz y las sombras dan vida a un reloj impregnado de una estética dinámica. El cristal de zafiro, también ligeramente curvo, está en la línea de este vigor estético.

Fiel a la noble tradición de los oficios artesanales que cultiva Vacheron Constantin, el centro de la esfera luce un “guilloché” artesanal. Este dibujo geométrico constituye una reinterpretación del diseño original y realza la forma de la caja. La minutería, delicadamente perlada y hundida, enmarca discretamente la esfera de oro de 18 quilates. Su forma cuadrada mantiene la forma de la caja en el centro de atención.
Sus líneas bien definidas y sus efectos ópticos ponen de manifiesto el exquisito cuidado que se ha puesto en el diseño de esta esfera de acabado opalino plateado.

Las dimensiones de la caja (36,4 x 43 mm y 8,9 mm de grosor) confieren al reloj una presencia incuestionable y hacen que no pese demasiado y resulte sumamente cómodo. El fondo macizo permite personalizar el modelo, que se entrega con una correa de piel de aligátor y una hebilla ardillón con forma de media cruz de Malta.

El nuevo reloj Toledo 1951 está provisto del famoso calibre 2460 SC, desarrollado y fabricado por Vacheron Constantin. Este calibre automático, que efectúa 28.800 alternancias por hora y está equipado con una masa oscilante de oro de 22 quilates, garantiza una reserva de marcha de 40 horas. Fieles a la espléndida tradición de los calibres de la manufactura, los puentes se han tallado y biselado manualmente, la limpieza lateral se ha realizado a mano con una lima y todos y cada uno de los tornillos se han pulido meticulosamente.

El reloj cumple los nuevos requisitos del Punzón de Ginebra. Instaurado por el Gran Consejo de la República y Cantón de Ginebra en 1886, el Punzón de Ginebra es una garantía de origen, calidad, durabilidad y saber hacer. Este sello de calidad único fue objeto de una transformación fundamental en 2011: desde entonces, la certificación no atañe exclusivamente al calibre, sino a todo el reloj. Se trata de un gran avance para este sello de autenticidad, que cuenta, desde hace tiempo, con el apoyo de Vacheron Constantin, una casa que ahora está decidida a satisfacer más plenamente que nunca las expectativas de unos clientes que cada vez están mejor informados.

Con la colección “Historiques”, Vacheron Constantin desea seguir manteniendo un diálogo privilegiado con los coleccionistas y los apasionados de la relojería. Desde esta perspectiva, el nuevo Toledo 1951 promete avivar el debate.

esfera Historiques Toledo 1951 de VACHERON CONSTANTIN

Especificaciones técnicas

Referencia 86300/000R-9826. Reloj distinguido con el Punzón de Ginebra.

Movimiento mecánico automático calibre 2460 SC, desarrollado y fabricado por Vacheron Constantin. Rotor de oro de 22 quilates, aproximadamente 40 horas de reserva de marcha, 4 Hz (28.800 alternancias/hora), 182 componentes, 27 rubíes. Funciones: horas, minutos y segundero central.

Caja oro rosa 5N de 18 quilates, 33,30mm x 42,30mm y 8,93mm de grosor. Estanquidad probada a una presión de 3 bares (aproximadamente 30 metros de profundidad).

Esfera oro de 18 quilates, opalina plateada. Centro decorado con “guilloché” artesanal. Números arábigos aplicados en oro rosa 5N de 18 quilates y minutería perlada.

Correa de piel de Alligator mississippiensis marrón, cosida a mano, acabado artesanal, escamas cuadradas grandes. Hebilla de oro rosa 5N de 18 quilates con forma de media cruz de Malta pulida.

Etiquetas:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.