HERMÈS Arceau Lift Tourbillon Repetición de Minutos

El reloj Arceau, diseñado en 1978 por Henri d’Origny, tiene un estilo sobrio y, a la vez, singular. Su silueta atemporal se dibuja en una caja redonda de asas asimétricas que evocan un estribo. Estos dos modelos exclusivos —uno de oro rosa, otro de oro blanco— Arceau Lift tourbillon repetición de minutos tienen una esfera de laca blanca o azul profundo que permite ver parte de su mecanismo extraordinario. En Hermès, el tiempo también adquiere la cualidad de objeto. Hermès ha convertido la tensión que lo habita en una singularidad. Más que medir, secuenciar o controlar, la Maison busca otro tiempo: un tiempo destinado a despertar las emociones, a abrir paréntesis, a crear espacios de fantasía y esparcimiento.

HERMÈS Arceau Lift Tourbillon Repetición de Minutos

En el recorte de perfil ecuestre que se ajusta a la curvatura de la caja, la complejidad del mecanismo de repetición de minutos con timbre doble resulta cautivadora. En estas dos piezas exclusivas, esta complicación tradicional se combina con otra gran complicación relojera, el tourbillon volante, que se sitúa en el cuello del caballo y se descubre a las 6h a través de una ventanilla redonda. La estructura del tourbillon, formada por una doble H, se inspira en un motivo emblemático de la tienda Hermès del Faubourg Saint-Honoré de París.

Este dibujo cubre la jaula y el puente de barrilete y adopta la forma de los forjados artísticos que decoran la entrada, las barandillas, las escalera y el ascensor de la mítica tienda parisina. Unas finas agujas caladas desfilan sobre este conjunto e indican la hora gracias a las cifras inclinadas características de la línea Arceau, que evocan un caballo al galope.

El nuevo movimiento mecánico de cuerda manual H1924 de manufactura Hermès, visible a través del recorte de la esfera y del fondo de zafiro, hace resonar con claridad la repetición de minutos en la caja de oro blanco o rosa de 43 mm de diámetro. Este precioso modelo, diseñado para integrar dos complicaciones mayores de la alta relojería, se ha confeccionado en el taller de Hermès Horloger, al igual que la esfera lacada y la correa de aligátor negro mate.

Piezás únicas, una en oro blanco y otra en oro rosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.