Grande Cosmopolite Tourbillon de GLASHÜTTE ORIGINAL

La manufactura relojera sajona Glashütte Original empaqueta el mundo y sus 37 husos horarios en, exactamente, 8,72 centímetros cúbicos y lo sujeta a la muñeca del viajero. Tras una fase de desarrollo muy focalizada, los constructores, diseñadores y maestros relojeros de Glashütte Original completaron la obra de arte más inusual y sofisticada en la historia de la compañía: el Grande Cosmopolite Tourbillon.

Grande Cosmopolite Tourbillon de GLASHÜTTE ORIGINAL

Esta maravilla, exquisitamente complicada, permite al trotamundos hacer un seguimiento de la hora del día y de la noche, tanto desde casa como de viaje, en cualquiera de los 37 husos horarios, mientras que representa correctamente el horario de verano (DST) o el Horario Estándar (STD), y en viajes hacia delante en el tiempo (al Este) y hacia atrás (al Oeste). El Calendario Perpetuo muestra todos los cambios de destino realizados por el usuario en la hora y el día, registrando los cambios en ambas direcciones, hacia delante y hacia atrás en el tiempo.

Esta combinación única de complicaciones – una primicia mundial absoluta en relojes mecánicos – está coronada por el extraordinario Tourbillon Volante de Minutos, desarrollado en 1920 por el maestro relojero de Glashütte, Alfred Helwig. Glashütte Original ha solicitado cuatro patentes individuales para proteger la especialización que ha hecho posible esta obra de arte única. Esta exclusiva obra está limitada a 25 relojes en todo el mundo.

El Grande Cosmopolite Tourbillon está diseñado para el trotamundos que desee hacer un seguimiento de la hora de partida y de destino mientras viaja. La hora de partida se mantiene como un punto de referencia constante y se presenta a las 6 sobre una esfera de 24 horas con indicador de día y noche. La hora de destino aparece al centro de la esfera principal y hace un seguimiento de la hora local en una ubicación dada, lejos de casa.

Grande Cosmopolite Tourbillon de GLASHÜTTE ORIGINAL caja

Para comenzar a usar este excepcional reloj, su propietario primero establece la hora y minutos de la hora de partida, seguido por la sincronización de las horas de partida y de destino. Al seleccionar la hora de partida, el propietario establece el huso horario que rige su lugar de residencia, seleccionándolo entre los 37 diferentes husos horarios del mundo sobre el aro de la ciudad, incluyendo aquellos que respetan los desplazamientos de 30 minutos (como Delhi) y de 45 minutos (como Eucla), y luego ajusta el Horario Estándar (STD) o el Horario de Verano (DST). Los husos horarios sobre el aro de la ciudad están indicados con los códigos IATA de tres letras (códigos de los aeropuertos internacionales, como FRA para Frankfurt am Main, LAX para Los Ángeles International, DXB para Dubái, etc.) y aparecen en dos pequeñas ventanas a las 8 sobre la esfera, una dedicada al Horario Estándar (STD), y otra al Horario de Verano (DST). El propietario luego establece el Calendario Perpetuo para reflejar el día de la semana actual, la fecha, el mes y el año (bisiesto).

El viajero pone en movimiento la extraordinaria mecánica del Grande Cosmopolite Tourbillion cuando desea cambiar la hora de destino o simplemente observar un huso horario adicional. Si se dirige hacia el Este (hacia delante en el tiempo), el viajero gira la corona ubica a las 2 en el sentido de las agujas del reloj; si viaja hacia el Oeste (hacia atrás en el tiempo), la corona se deberá girar en el sentido contrario a las agujas del reloj. Si la hora de destino es un día antes o después, hasta 5 visores del Calendario Perpetuo cambiarán en el mismo sentido. Esta ingeniosa máquina del tiempo puede incluso gestionar el cambio entre el 1 de marzo y el 29 ó 28 de febrero, sin necesidad de intervención manual alguna. Se trata de una combinación absolutamente extraordinaria de complicaciones artesanales – un logro asombroso y una primicia mundial en relojes mecánicos.

Este exquisito conjunto de visores se exhibe sobre una imponente esfera plateada de oro de 18 quilates, enmarcada por números romanos negros fresados y un disco horario ferrocarril. El visor de la hora de partida de 24 horas a las 6 une los visores de la hora de destino en un despliegue funcional coronado por un elocuente ejemplo del arte relojero: el Tourbillon Volante de Minutos, desarrollado en 1920 por uno de los maestros relojeros de Glashütte más admirados, Alfred Helwig.

El fondo de la caja de platino de 48 mm enmarca un cristal de zafiro antirreflectante que ofrece una clara imagen de un complicado movimiento manual, el Calibre 89-01 de la manufactura de Glashütte Original, con más de 500 componentes. La platina muestra las características nervaduras de Glashütte, chatones de oro montados con tornillos, ruedas de tensado y visor de reserva de marcha de 72 horas. El fondo de la caja está protegido por una caja saboneta de platino equipada con un gráfico que presenta los 37 husos horarios, cada uno de ellos representado por el código de tres letras de aeropuertos de la IATA. Esta obra maestra viene equipada con una correa de piel negra de aligátor de Louisiana con cierre desplegable de platino.

Acorde con este extraordinario ejemplo del arte de la relojería en Glashütte Original, esta obra maestra de gran complicación se presenta en una caja delicadamente elaborada en turbera de roble. Un globo de acero inoxidable preside la caja, que muestra en sus laterales varios mapas que evocan aventuras pasadas y presentes de descubrimiento del mundo. Cuando se coloca este exclusivo reloj dentro de su caja, el mecanismo integrado de cuerda automática, altamente sensible, garantiza que el Grande Cosmopolite Tourbillon se mantenga en hora en todo momento.

Los posibles cambios en los husos horarios no supondrán problema alguno en el futuro cercano para los maestros relojeros e ingenieros de construcción de Glashütte Original. Por el contrario, como servicio a sus clientes, la manufactura relojera sajona sustituirá con mucho gusto el aro de la ciudad si hubiese cambios en los husos horarios en el futuro. Se ofrece una personalización especial al orgulloso propietario, que puede mostrar su lugar de residencia – en forma de un código IATA – grabado sobre el aro de la ciudad.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.