Gran Reloj de Aviador y Reloj de Aviador Mark XVI, padre e hijo de IWC

Para aquellos hombres que apuestan por la familia, IWC Schaffhausen está preparada para emprender un vuelo de altura con la exclusiva edición especial Relojes de Aviador para Padre e Hijo. Con el Gran Reloj de Aviador y el Reloj de Aviador Mark XVI, padre e hijo individualmente comparten su pasión por un estilo exquisito. Estos extraordinarios relojes crean una unidad familiar perfecta y son sinónimo de una gran fascinación por la ingeniería y la aviación que comparten todas las generaciones.

Gran Reloj de Aviador y Reloj de Aviador Mark XVI, padre e hijo de IWC

Son un buen equipo. No necesitan muchas palabras para entenderse. Y son amantes de la técnica ingeniosa. «Hay un vínculo especial de complicidad entre padres e hijos. Para quien quiera reforzar ese vínculo y demostrarlo con estilo, esta es la oportunidad perfecta de hacerlo con nuestros nuevos Relojes de Aviador para Padre e Hijo», comenta Georges Kern, CEO de IWC Schaffhausen, en el lanzamiento de este excepcional dúo de relojes. En el 2012, año de los Relojes de Aviador, la manufactura de relojes, conocida por sus relojes masculinos, presenta por segunda vez una edición especial destinada a la «tripulación» masculina de la familia. O, para seguir diciéndolo en términos aeronáuticos, para piloto y copiloto. Al igual que en el cockpit de un avión, también en el día a día es importante que podamos confiar el uno en el otro y dar cada vez más responsabilidad a los jóvenes. Los padres les transmiten a sus hijos cualidades personales tan importantes como son la autoestima, el tener ambiciones y ser responsables. Y no raras veces la pasión paternal por la ingeniería y perfección artesanal también se transmite de una generación a otra.

Equipamiento para la «tripulación» masculina

Desde hace años, los Relojes de Aviador de IWC Schaffhausen cuentan cada vez con más seguidores. Representan un espíritu pionero, acompañado de audacia y sed de aventura. IWC Schaffhausen aprovecha el 2012, año de los Relojes de Aviador, para dar de nuevo permiso de vuelo al dúo de Relojes de Aviador para Padre e Hijo. El Gran Reloj de Aviador para el padre inicia su vuelo de altura con indicaciones de la reserva de marcha y de la fecha. Con una caja impresionante de 46 milímetros de diámetro, es uno de los más grandes en el sector. Por lo que al arte relojero se refiere, también se muestra sobredimensionado: el movimiento automático calibre 51111, con rotor de soporte elástico y cuerda de trinquete Pellaton, acumula una reserva de 168 horas. La reserva de marcha del muelle real incluso podría durar todavía más tiempo. Sin embargo, es parada después de transcurridos siete días para asegurar una alta precisión de marcha. La edición más pequeña para el hijo, con una caja de 39 milímetros y un movimiento automático calibre 30110, corresponde técnicamente en gran medida al Reloj de Aviador Mark XVI. Este reloj funcional cuenta con una reserva de marcha de 42 horas y, además del tiempo, indica también la fecha. La hermeticidad de 6 bar y la base de cristal más segura en caso de variación súbita de la presión convierten al Reloj de Aviador para el hijo en un fiel acompañante de cada día. Aunque técnicamente se trate de dos modelos diferentes, la similitud exterior es innegable. Ambos relojes se entregan con una caja de acero fino con una llamativa corona y una correa de piel de aligátor negra y remachada. Por su forma, las agujas bordeadas en negro recuerdan a una hélice de avión. En su interior están revestidas de una masa luminiscente de color verde, ofreciendo óptima legibilidad sobre la esfera rodionizada. El Gran Reloj de Aviador está disponible con cierre desplegable; el Reloj de Aviador Mark XVI con hebilla o, con un recargo en el precio, también con cierre desplegable.

Un regalo para varias generaciones

Es una tradición muy arraigada regalar relojes valiosos a las personas más cercanas. Ya bien sea para demostrar afecto, honrar logros especiales o conmemorar un acontecimiento alegre: un reloj es uno de los regalos más personales. En este sentido, el dúo de Relojes de Aviador para Padre e Hijo da una señal clara. Con una dedicatoria, el Gran Reloj de Aviador y el Reloj de Aviador Mark XVI se convierten en un tesoro familiar de gran valor que se puede transmitir de generación en generación. En ambos relojes, el círculo interior del fondo ofrece espacio para el grabado de un nombre como dedicatoria exclusiva y para evitar un cambio no deseado. En efecto, IWC Schaffhausen ofrece este set de Relojes de Aviador también ampliado para padres con más de un hijo.

Precio Pilot Padre: 14.900€

Precio Pilot hijo: 4.300€

Tags:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.