GIRARD-PERREGAUX Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon

Con una originalidad intensa y una presencia igualmente poderosa, el nuevo Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon se confirma a primera vista como una poderosa declaración histórica y técnica. Este reloj de titanio de 48 mm de diámetro con un diseño sofisticado y en sintonía con las tendencias actuales del mercado, abarca toda la gama de habilidades de Girard-Perregaux y une en dos complicaciones principales todo el espectro de enfoques creativos que han marcado la historia de la Manufactura.

GIRARD-PERREGAUX Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon

Desde su fundación en 1791, la Maison con sede en La Chaux-de-Fonds, ha mostrado una inclinación por los productos de relojería cuyos mecanismos a menudo espectaculares hacen mucho más que simplemente dar la hora. Algo más de medio siglo después, Constant Girard, que se había casado con Marie Perregaux en 1854, decidió centrar la atención de la compañía firmemente en la precisión técnica. Desarrolló para sus modelos de relojes ciertos reguladores de tourbillon de alta precisión cuya danza magistralmente sincronizada se magnificó mediante el desarrollo de calibres simétricos y minimalistas que atrajeron el interés público gracias a la inteligente y teatral puesta en escena de la mecánica. Más recientemente, la Manufactura brindó una demostración memorable de su maestría en el campo de las complicaciones musicales con una serie de modelos de Gran Complicación llamados “Opera”. Estas creaciones ahora se pueden ver como parte de la genealogía de esta nueva referencia que sigue los pasos del Tri-Axial Tourbillon, el órgano regulador más sofisticado del mercado actual. 

Arquitectura global

Una gema de refinamiento mecánico, el Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon, fue desarrollado por los ingenieros y relojeros de la Manufactura Girard-Perregaux de una manera totalmente digna de un luthier. Como si se tratara de un verdadero instrumento musical que suena a la perfección con impecable precisión, este modelo de alta relojería ha sido dotado naturalmente de un exterior especialmente diseñado para permitir que el excepcional mecanismo de repetición de minutos revele la riqueza de sus armónicos con una potencia sobresaliente. Para darle al sonido su amplitud completa, la caja de 48 mm de diámetro con su diseño contemporáneo está fabricada en titanio de grado 5. Este metal fue elegido porque, en esta configuración y en base a una serie de estudios realizados en los talleres de relojería, la relación algebraica entre el tamaño de la caja (preferiblemente grande) y la densidad (idealmente lo más baja posible) es extremadamente favorable para la expansión acústica.

Además, con el fin de maximizar la eficiencia auditiva del repetidor de minutos, el diámetro interno del reloj se ha diseñado de tal manera que el calibre se ajusta perfectamente sin el menor juego. Gracias a esta simbiosis entre la placa principal y la caja, la onda acústica se puede propagar lo más eficazmente posible desde el talón del anillo de gong hasta la placa principal, y luego desde ésta hacia el exterior del reloj. Esta construcción optimizada elimina la necesidad de una conexión sólida entre el gong y el exterior del reloj. También contribuye a simplificar el desmontaje del movimiento mecánico de cuerda manual – referencia GP09560-0001, mide 37,50 mm de diámetro (16 ½ ” ‘) – para fines de mantenimiento. Para permitir a los entendidos admirar cada componente de este movimiento ultra sofisticado, los diseñadores han utilizado dos cristales de zafiro tipo caja. Estos cristales cóncavos, mecanizados con un bisel y resistentes al resplandor para mejorar la profundidad de campo, se han colocado en la parte frontal y posterior del reloj, lo que permite que la mirada se sumerja en el corazón de la estructura del movimiento. Esta forma de observar el mecanismo desde todos los ángulos, combinada con la construcción del calibre original, ofrece una visión casi tridimensional, hipnótica y sobre todo sin precedentes de las complicaciones relojeras utilizadas.

Jugando con el tiempo

Para resaltar visualmente el funcionamiento de los martillos, los bastidores de horas y cuartos, así como la pieza sorpresa que permite al mecanismo marcar los minutos, los diseñadores pidieron a los relojeros que crearan una estructura de visualización de horas original que les permitiera prescindir de un dial. Para liberar tanto espacio como sea posible y así permitir que el mecanismo repetidor domine más de la mitad de la superficie del disco superior normalmente ocupada por el dial, los maestros de la Manufactura Girard-Perregaux dividieron el espacio en dos partes por medio de un largo puente posicionado en línea con la corona de enrollamiento. Esta parte del movimiento con su superficie “alargada” y crestas achaflanadas a mano se hace eco de la forma de los puentes tipo flecha del famoso reloj de bolsillo conocido como “La Esmeralda” que ganó la Medalla de Oro en la Exposición Universal de París de 1889. Seña de identidad de la Manufactura desde 1860, la presencia visual de este diseño de calibre, actualmente el más viejo todavía en producción, se ve realzada en esta construcción por un tratamiento PVD negro. Este componente así resaltado para dividir las zonas mecánicas sirve para soportar el tren de engranajes que maneja una exhibición de las horas en un contador de zafiros a las 9 en punto y los minutos justo al lado contrario a las 3 en punto. Este tipo de construcción tan original, que recuerda a un regulador, también obligó a los relojeros a repensar la cinemática de la complicación, ya que las horas y los minutos ya no están en el mismo eje, sino que se presentan en dos posiciones, independientemente el uno del otro.

Si bien esta disposición es visualmente agradable y permite que todos y cada uno de los usuarios vean los componentes principales del repetidor de minutos, se debe a la investigación realizada por los ingenieros y relojeros de la Manufactura para mejorar el poder de repique de esta rara complicación. Los estudios acústicos demostraron que para garantizar que la onda de sonido -que el artesano al cargar el montaje de cada modelo ajusta por el oído- se expandiera de la manera más armoniosa posible hacia el exterior, la posición de la fuente desde la que se emitía debía optimizarse. Elementos tales como los martillos y los anillos de gong generalmente colocados en la parte posterior del movimiento se reposicionaron en el frente. De esta forma, una vez que se activa la diapositiva repetidora a la izquierda de la caja central, los sonidos emitidos por los anillos de gong ya no son parcialmente absorbidos por la muñeca, necesariamente en contacto con el instrumento, ni por la placa principal, sino que se irradian de forma fácil hacia el exterior de la caja de titanio con una hermeticidad de hasta 30 metros. La eliminación de la esfera y la reconstrucción del modo de visualización de la hora se derivaron de esta misma determinación de aumentar sustancialmente el volumen de sonido de este reloj destinado a acompañar a los estetas amantes de la música en el corazón de las grandes y a menudo muy ruidosas ciudades de hoy en día.

GIRARD-PERREGAUX Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon

Una danza al ritmo de un movimiento de alta precisión

Todos los relojeros estarían de acuerdo en que el mejor reloj posible debe tener el regulador más eficiente posible. Para cumplir con estas especificaciones, los maestros relojeros de la Manufactura habían elegido adaptar este modelo a un órgano regulador particularmente logrado que, basado en una reinterpretación del tourbillon patentado por Breguet en 1801, presenta una cinemática multieje original más adecuada para satisfacer las necesidades que implican los hábitos de vestimenta contemporáneos. Para garantizar una precisión superior en el cronometraje, su tourbillon ha sido diseñado para girar en tres ejes diferentes a diferentes velocidades. El propósito de este carro de 1,24 gramos que comprende 140 componentes y realiza una primera rotación en dos minutos, una segunda en un minuto (lo mismo que un carro de tourbillon tradicional) y una tercera en 30 segundos, es permitir el desequilibrio del volante – un factor inherente en todos los relojes mecánicos: la oportunidad de ocupar el mayor número de puntos alrededor de una esfera imaginaria. Al permitir que las fallas en equilibrio ocupen sucesivamente todos los puntos de esta esfera dentro de un espacio de tiempo relativamente corto, se cancelan mutuamente y liberan la rueda de los efectos perturbadores de la gravedad, cualquiera que sea la posición del reloj en la muñeca del propietario. Esta capacidad, exclusiva de este tipo de regulador, permite a su activo propietario apreciar productos excepcionales para mostrar el tiempo con una precisión digna de un cronómetro.

Con su fascinante combinación de equilibrio y complejidad, el Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon es el tipo de instrumento de medición del tiempo destinado a establecer un nuevo hito en la historia de la relojería. Esta maravilla gráficamente lograda y técnicamente innovadora combina de manera efectiva el futuro y la tradición, ofreciendo una confirmación concreta de que es posible mantener vivo el patrimonio relojero sin limitarlo a patrones clásicos. Este enfoque disruptivo eleva a este modelo, equipado con una correa de piel de caimán negra asegurada con un cierre desplegable de titanio, al rango de una auténtica obra de arte.

Referencia: 99830-21-000-BA6A.

 

Comentar