GIRARD-PERREGAUX 1957

Girard-Perregaux 1957, un diseño inspirado en el icónico modelo Girard-Perregaux de los 60’s, el «Gyromatic»: La alta frecuencia en estado puro. La alta Manufactura Relojera Suiza desvela 1957, este distintivo reloj de acero de 40 mm, el cual revive un diseño Vintage inspirado en los códigos estéticos de los relojes G-P Gyromatic de 1960 con motivo de la celebración del 225 Aniversario de Girard-Perregaux. Durante siglos, los relojeros se han sentido fascinados con el sinuoso proyecto de un reloj de muelle espiral automático. Girard-Perregaux produjo una revolucionaria solución en 1957 llamada «Gyromatic«, la cual supone un verdadero hito en el desarrollo del reloj de pulsera.

GIRARD-PERREGAUX 1957

Uno de los mayores desafíos asociados a este inédito sistema automático se basa en cómo girar la masa oscilante en relación al movimiento rotor, en un movimiento circular de un sólo sentido capaz de dar cuerda al muelle espiral. Con este propósito, los ingenieros relojeros generalmente recurren a un recurso conocido como movimiento reverso, la distintiva rueda dentada.

De este modo, la solidez de los trinquetes y dientes y su longitud, facilitan el incremento de este suave movimiento. Esta solución repercute en un uso más bajo y por consiguiente componentes más frágiles. Por lo cual, la solución nunca es plenamente satisfactoria.

El sistema «Gyromatic» sustituye el equipo unidireccional de embregues de rodillo por las ruedas del trinquete. El resultado de esta nueva construcción es simple, fiable y eficiente. Es más, esta compactación propicia la posibilidad de un diseño fino, liso y estilizado. El «Gyromatic» ha demostrado su excelencia en miles de relojes Girard-Perregaux incluyendo el superior Gyromatic HF (alta frecuencia), el modelo equivalente a un coche de competición de Fórmula 1. Este desarrollado marcador es la última mayor contribución en diseño de relojes mecánicos. Junto con otros, éste está certificado por las patentes de la compañía año tras año.

En 1966, el prestigioso premio centenario del Observatorio Neuchâtel reconoció la capacidad superior de Girard-Perregaux. Al año siguiente, más del 73% de sistemas de calificación de certificados de calidad fueron atribuidos a los relojes de alta frecuencia de Girard-Perregaux, un homenaje al extremo grado de precisión que había alcanzado y aportado Girard-Perregaux  al sector de la tecnología mecánica del tiempo.

GIRARD-PERREGAUX 1957

A modo homenaje a este periodo, este año se celebra el 225 Aniversario de este icónico reloj de Girard-Perregaux. El 1957 despunta por su caja de cristal, esfera color champagne de efecto retro, agujas dauphine, material luminiscente e índices especiales llamados Girard-Perregaux heritage.

La caja de acero combina superficies pulidas y satinadas, la esfera vintage bajo el cristal zafiro cuyo diseño recuerda al material plexiglass usado en el pasado. El modelo 1957 está dotado de un fondo transparente que muestra el movimiento manufactura GP03300, con unos acabados tradicionales en la época de los 70´s, con “Côtes de Geneve” y un grabado circular que decora.

Etiquetas:

Comentar