FREDERIQUE CONSTANT Slimline Monolithic Manufacture – 40Hz

Frederique Constant presenta en primicia un oscilador de silicio que late a un ritmo sin precedentes de 288.000 alternancias por hora, o 40 Hz. Redefiniendo los principios de la regulación de los relojes mecánicos, Slimline Monolithic Manufacture funciona diez veces más rápido que la mayoría de los movimientos mecánicos. Gracias a su diseño innovador y su tamaño reducido, el revolucionario oscilador de alta frecuencia ha sido diseñado para encajar dentro de una configuración de movimiento tradicional. El Slimline Monolithic Manufacture de 40 mm se enorgullece de recibir este revolucionario oscilador y se convierte en el primer reloj del mundo que cuenta con una frecuencia de 40 Hz combinada con un precio que refleja el compromiso de la marca con el lujo asequible.

La Génesis – Una Colaboración con Flexous

La idea del oscilador monolítico nació hace tres años durante un encuentro entre Peter Stas, cofundador y ex director ejecutivo de Frederique Constant, y la Dr. Nima Tolou, fundadora y CEO de Flexous, una innovadora filial tecnológica orientada a la relojería de YES!Delft, especializada en mecanismos compatibles o flexibles. Después de su encuentro, el equipo de Frederique Constant encargó a Flexous la producción de un sistema de oscilación flexible único. Los imperativos técnicos eran claros: un tamaño comparable al de un volante tradicional; la frecuencia más alta posible; una reserva de marcha de 80 horas; y una fórmula rentable que permitiera la fabricación de cantidades importantes a un precio razonable.

Una Revolución en la Precisión Cronométrica: el Oscilador Monolítico

Con el Slimline Monolithic Manufacture, Frederique Constant reemplaza los 26 componentes de un regulador estándar por un solo componente equipado con dos pesos de regulación. Gracias a una nueva geometría de flexiones y masas, el tamaño del oscilador (9,8 mm de diámetro x 0,3 mm de grosor) se redujo sustancialmente por primera vez para igualar al de un regulador convencional. Otro factor que mantuvo las dimensiones bajo control y creó un oscilador ultra fino para mantener todas las funciones en una fina capa de silicio fue la integración del sistema de anclaje en las flexiones. La tercera innovación responde a los pesos de ajuste utilizados para regular el oscilador de flexión (al igual que el sistema utilizado en un volante tradicional de oscilación libre), una característica que permite a los relojeros ajustar la frecuencia con una facilidad excepcional.

Silicio Mono cristalino

El oscilador está hecho de silicio mono cristalino, un material que elimina las debilidades clave de los volantes-espiral tradicionales. El silicio mono cristalino es 100% antimagnético, resistente a las oscilaciones de temperatura, menos sensible a la gravedad y cuatro veces más ligero que un assortiment normal. La ausencia de acoplamiento mecánico supone una menor generación de fricciones y desgaste de las piezas. En consecuencia, se necesita menos potencia para impulsar la rueda de escape y el sistema oscilante. Por último, y más importante, el silicio no requiere lubricación, lo que mejora la fiabilidad a largo plazo del escape.

El Trigésimo Movimiento de la Manufactura Frederique Constant

Dado que un tren de engranajes tradicional no podía hacer frente a la velocidad vertiginosa de un regulador de 40 Hz, los relojeros de Frederique Constant diseñaron un nuevo movimiento: el calibre automático FC-810. Capaz de funcionar con la velocidad del nuevo oscilador de silicio, el calibre también ofrece una reserva de marcha considerable de 80 horas.

Slimline Monolithic Manufacture

El Frederique Constant Slimline Monolithic Manufacture, un tres agujas con indicador de fecha, es el primer modelo que lleva este revolucionario oscilador. Presentado en una caja redonda de 40 mm, el nuevo reloj presenta una esfera elegante y clásica con decoración guilloché / estampada motivo clavo y números romanos impresos combinados con agujas tipo Breguet. El palpitante oscilador del reloj se revela en una abertura a las 6 horas.

En el reverso, un fondo de caja transparente ofrece una vista sin obstáculos del calibre automático FC-810. Su decoración tradicional combina las rayas ginebrinas con el perlado, y la masa oscilante está calada.

El modelo está disponible en tres ediciones limitadas: 810 piezas en acero inoxidable con esfera azul y 810 piezas en acero inoxidable con esfera plateada con un precio de venta al público de 4.495 euros y 81 piezas en oro rosa de 18 quilates por 14.995 euros.

Referencias: FC-810MCN3S6 (acero) y FC-810MC3S9 (oro rosa).

Vídeo disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.