CUERVO Y SOBRINOS Historiador Flameante “Boutique Edition”

Cuervo y Sobrinos, la firma suiza con raíces cubanas, presenta una nueva edición de su clásico reloj Historiador Flameante con una hipnótica esfera salmón. El último Historiador Flameante “Boutique Edition” está inspirado en un modelo original producido por Cuervo y Sobrinos en la década de 1950 y cuenta con una caja ultrafina de estilo vintage y una esfera original de color salmón «flameante», una combinación diseñada para evocar el ritmo dinámico de la época dorada de La Habana.

En la década de 1950, La Habana era un exótico escenario isleño muy concurrido por la alta sociedad y las celebridades. De día, la prestigiosa tienda de relojes Cuervo y Sobrinos en el centro de La Habana atraía a visitantes ilustres como Caruso, Hemingway y Churchill; de noche, las estrellas de Hollywood y la jet set acudían en masa a Floridita para tomarse unos cócteles y al club nocturno Tropicana, abierto hasta el amanecer. Los relojes producidos por Cuervo y Sobrinos, una marca con auténtica herencia cubana, recuerdan ese ambiente de hedonismo lujoso.

Disponible en acero inoxidable, la caja del Historiador Flameante tiene un diámetro de 40 mm y una altura ultrafina de solo 6,2 mm, un reloj elegante perfectamente proporcionado que se deslizará discretamente bajo el puño de la camisa. Las llamativas asas que sobresalen son un guiño a las aletas traseras de los coches estadounidenses, populares en La Habana en la década de 1950, tienen un diseño ergonómico y son extremadamente cómodas en la muñeca. La corona, discreta pero fácil de manipular, se asienta cerca de la correa de la caja y el fino bisel ofrece una generosa vista de la esfera.

El patrón guilloché en forma de remolino grabado en la esfera muestra la devoción de la marca por la artesanía. Las llamas danzantes que salen del centro hacen que la esfera ofrezca un espectáculo fluido y fascinante. La elegante esfera de color salmón, que recuerda a los atardeceres en la bahía de La Habana, contrasta notablemente con la caja pulida. La superficie de la esfera consigue mayor dimensión y volumen gracias a sus ocho marcadores facetados de plata en forma de lanza, junto con números arábigos a las 3, 6 y 9 y el logotipo de la marca al mediodía. El pequeño segundero a las 6 anima la esfera con su interior en forma de caracol y la palabra «Flameante». Para consolidar la identidad de época del reloj, un cristal de zafiro de doble curva protege la esfera. No es solo una característica históricamente precisa de los relojes de la década de 1950, sino que también permite que la luz inunde el plano de la esfera para mejorar la legibilidad y mostrar el hermoso patrón. En sintonía con los estándares contemporáneos, las elegantes agujas en forma de lanza tienen un toque luminiscente en la punta para consultar la hora cuando hay poca luz.

En el corazón del Historiador Flameante se encuentra el movimiento suizo de cuerda manual ultrafino (2,5 mm). En el fondo de la caja, a través de la ventana de cristal de zafiro, se pueden ver los acabados que rinden homenaje a la relojería tradicional: los puentes están decorados con Côtes de Genève, la placa principal está adornada con vetas circulares y cuenta con varios tornillos azulados. El fondo de la caja está grabado con la inscripción «Testimony of Style since 1882» (testimonio de estilo desde 1882), una referencia al año de fundación de la marca Cuervo y Sobrinos.

Una hermosa correa negra de caimán de Luisiana le da el toque final de elegancia al Historiador Flameante.

Referencia 3130.1S.

Tags:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.