Cronógrafo GMT Oro Rojo 5N de GREUBEL FORSEY

En el otoño 2011, cuando Robert Greubel y Stephen Forsey presentaron su nuevo reloj GMT, la sorpresa fue inmensa. Proponían una visualización intuitiva y una nueva percepción de las horas universales terrestres, en una arquitectura tridimensional innovadora. Fieles a su filosofía y a su enfoque habitual de excelencia, nos revelan en este año 2013 un reloj GMT en una caja de oro rojo 5N. Por cuestiones de estética y para lograr una perfecta armonía, la metamorfosis continúa con el cambio de las platinas y de los puentes que, tras ser sometidos a un tratamiento galvánico, se colorean de antracita, un color que ya estaba en la esfera principal de las horas y los minutos.

reloj Cronógrafo GMT Oro Rojo 5N de GREUBEL FORSEY

La granulación Greubel Forsey de la platina y de los puentes revela nítidamente los múltiples niveles de la arquitectura de este cronógrafo.

El movimiento se mantiene inalterado: el espectacular globo terráqueo ocupa un lugar prominente a las 8:00 horas, el “Tourbillon 24 Secondes” se mantiene a las 5:00 horas dentro de una segunda excrecencia. Asimismo, el indicador del segundo huso horario está a las 11:00 horas, el pequeño segundero a las 2:00 horas y la reserva de marcha a las 3:00 horas.

El globo terráqueo, pequeña maravilla técnica y poética a la vez, realiza una rotación completa en 24 horas, en el sentido contrario a las agujas de un reloj, representando el sentido natural de la rotación de la tierra. Gracias a su representación del hemisferio norte así como de una parte del hemisferio sur visible desde la ventana lateral, con un vistazo se puede estimar la hora y el posicionamiento diurno y nocturno de los continentes en tiempo real.

Solo la Antártida escapa al observador. Para garantizar una visión ideal del planeta, su eje de rotación no podía fijarse en los dos extremos, razón por la cual se optó por un pivote volante basado en un mecanismo alojado solamente en el polo sur.

El calibre GMT, construido específicamente para este cronógrafo, está dotado de la caja “Tourbillon 24 Secondes” inclinada a 25°, una de las patentes principales del Taller Greubel Forsey. Además de sus virtudes cronométricas y su fiabilidad fue seleccionado por sus pequeñas dimensiones.

Uno de los desafíos de los Relojeros Inventores fue suministrar indicaciones claras y útiles, sin mucha complejidad, y simplificar el uso de un cronógrafo. Al dorso de este reloj, se encuentra la hora universal de los 24 husos horarios, donde un disco giratorio propone 24 ciudades que representan las horas del mundo. En la vista interior, se puede leer las horas de verano. Las ciudades que aplican el horario de verano se indican en un recuadro claro.

Como es costumbre, Greubel Forsey llevó hasta el más mínimo detalle la atención dedicada a la decoración de los componentes. Los acabados ejecutados a mano utilizan todas las técnicas tradicionales: granulación, angulado, pasando por los matices del pulido, del esmerilado y de las líneas impresas con pulido bloqueado negro. Una bella demostración de uso del conocimiento del oficio para obtener resultados de alta calidad.

Como última característica de un cronógrafo que conjuga excelentemente la técnica con la estética, de una manera expresiva y detenida, un Sol en lo alto de las horas del mundo ilumina el fondo de la caja, dejando la primera función y el frente de la escena a la Tierra.

Características técnicas
El movimiento incluye 436 componentes, de los cuales 87 pertenecen a la caja del “Tourbillon” que pesa 0,36 gramos. Lo realzan dos barriletes coaxiales en serie que le confieren una autonomía de 72 horas cronométricas. Su balancín, a inercia variable, dotado de una espiral a curva terminal Phillips, bate a 21’600 alternancias/hora.

Las platinas y los puentes son decorados a mano, granulados, perlados, con flancos estirados y angulados. Las esferas son de oro y el conjunto está ubicado dentro de una caja de oro rojo 5N, de 43,50 mm de diámetro, con una altura de 16,14 mm. Cristal zafiro abombado para la esfera, el fondo y la ventana lateral. Pulsera aligator negra cosida a mano con hebilla desplegable en oro rojo 5N.

trasera Cronógrafo GMT Oro Rojo 5N de GREUBEL FORSEY

Arquitectura y estética
Al igual que todos los cronógrafos Greubel Forsey, el grado de acabado manual y el decorado del GMT oro rojo 5N son inigualables. Este acabado va mucho más allá de un tratamiento de superficie. Los componentes son diseñados y fabricados siguiendo formas y siluetas que destacan su belleza a través de numerosos detalles a descubrir y a apreciar. El acero pulido espejo sobre las superficies planas y curvas, así como los angulados -muchos de ellos con ángulos entrantes que las máquinas no pueden moldear con la misma destreza que las manos altamente experimentadas- le confieren una vivacidad incomparable. Piedras dispuestas en engastes de filigrana de oro así como vivos pulidos espejo y angulados evidencian la alta calidad que impregna cada elemento de este excepcional reloj.

Tourbillon 24 Secondes
La tercera invención, el “Tourbillon 24 Secondes”, utiliza una alta velocidad de rotación asociada a la inclinación para resolver el problema de las posiciones críticas del oscilador debidas a la atracción terrestre. La inclinación de 25° y la revolución rápida de la caja de “Tourbillon” mejoran de manera significativa, particularmente en las posiciones estabilizadas, los rendimientos cronométricos de un sistema que incluye un solo “Tourbillon”. En consecuencia, un engranaje inclinado y una caja de *Tourbillon” ultraligera se ha desarrollado para resolver las fuertes limitaciones mecánicas que impone este sistema.

Etiquetas:, ,

Comentar