CORUM Heritage Bubble

En el año 2000, Corum introdujo el modelo Bubble, un reloj de enormes dimensiones con un cristal aún más grande. Fue tan radical que se convirtió en el reloj obligado del nuevo milenio. Ahora, exactamente 15 años después, el Bubble regresa triunfalmente, consolidando su posición como pilar fundamental dentro del legado de Corum. En el cambio de siglo, la industria relojera estaba a años luz de la actual. Los relojes grandes no abundaban, y los que tenían formas poco convencionales, todavía menos. El gran cambio llegó con el amanecer del siglo XXI, con Corum a la cabeza de la ola que pronto lo iba a arrasar todo.

reloj CORUM Heritage Bubble

En Baselworld 2000, se presentó el modelo Bubble, un incomparable diámetro de 44 mm con un cristal de zafiro tan alto que distorsionaba la esfera. Su tamaño y su forma, sin precedentes en la industria de la relojería, aportaron al Bubble en un éxito inmediato.

El Bubble fue una creación del desaparecido Severin Wunderman, un emprendedor de imaginación inagotable que adquirió Corum ese mismo año. Wunderman, que sobrevivió al Holocausto y al cáncer, tenía una mente creativa y libre. En una ocasión, le inspiró un reloj experimental de los 60 fabricado para bucear a gran profundidad que estaba provisto de un enorme cristal curvado diseñado para resistir la presión del océano. Esa fue la génesis del modelo Bubble, uno de los relojes de pulsera más reconocibles de su tiempo.

CORUM Heritage Bubble

Aunque el modelo Bubble era indiscutiblemente único, su singular diseño solo era una extensión de la arraigada filosofía de Corum. Desde su fundación en 1955, Corum se destacó por diseñar relojes completamente originales, con modelos como el Rolls-Royce, que tenía la forma de la característica parrilla frontal del famoso automóvil de lujo, o el Golden Bridge, que destacaba por su mecanismo en forma de baguette, especialmente pequeño.

A pesar de tener apenas 15 años, el modelo Bubble es una parte importante del legado de la marca y merece un puesto en la fama. Ahora, el Bubble ha resucitado para formar parte de la colección Heritage de Corum junto con otros relojes emblemáticos, como el ultrafino reloj Moneda.

Aunque conserva todas las características de diseño del modelo original, el Bubble 2015 no es una mera réplica de su predecesor. Está provisto de una corona esférica de caucho anillado y la caja es una suma de líneas curvas y delicadas, exactamente como el original.

Pero su tamaño ha aumentado a 47 mm, ofreciendo así imponentes proporciones, sobre todo por el hecho de tener unos 18,8 mm de altura con cristal incluido. No obstante, al igual que siempre, la funcionalidad estaba en la mente de los desarrolladores, que han compensado la enorme caja con unas asas cortas y curvas que permiten que se adapte cómodamente a la muñeca.

El cristal de zafiro, con una sorprendente altura de 8 mm, es uno de los más grandes que se han fabricado en la historia de la relojería. El zafiro es un material tan extraordinariamente duro que solo se puede cortar con una herramienta de diamante. Esto es tan desafiante que incluso cortar cristales de relojería planos y normales puede suponer varias horas. Por ello, trabajar el enorme cristal del Bubble requiere, exponencialmente, más trabajo. La tarea comienza cortando un bloque de cristal, después se talla para darle forma de Bubble, y finalmente, se pule hasta obtener una perfecta transparencia que no tenga absolutamente ninguna imperfección.

cristal CORUM Heritage Bubble

El cristal de zafiro es tan grueso que actúa como una lente, aumentando y distorsionando el dial al mismo tiempo. Los diseñadores de Corum aprovecharon esto para crear una esfera con un ingenioso motivo op art, (conocido también como arte óptico). Inspirado en Victor Vasarely, artista francés de origen húngaro y fundador del op art, la esfera está decorado con cuadrados en tamaños graduales que van aumentando a medida que se acercan al centro del dial.

El objetivo del op art era crear patrones estáticos que dieran la impresión de movimiento o sorpresa, de perspectivas contradictorias. De igual modo, la esfera del modelo Bubble es completamente plano y está formado por un disco de latón lacado estampado con motivos de cubos, pero parece que está muy curvado. De hecho, parece tan redondo que da la impresión de ser la parte superior de una esfera.
Este imponente esfera op art únicamente lo llevarán dos versiones del modelo Bubble de edición limitada, con una exclusiva y reducida tirada de 350 unidades cada una. El primero es el Bubble Vintage, con una caja de color bronce recubierta por PVD que ha sido tratada con luminova para que tenga un aire vintage. Un reloj moderno creado para aparentar ser un objeto de antigüedad de una época indefinida: el Bubble Vintage es un homenaje al Bubble original, que tiene ahora 15 años.

Y el Bubble All Black ofrece una perspectiva diferente, con un recubrimiento PVD de color negro brillante, un dial negro mate y agujas e índices de color carbón. El Bubble All Black elimina cualquier distracción, haciendo una declaración monocromática que enfatiza la icónica forma del Bubble.

CORUM Heritage Bubble

Como parte de la colección habitual de relojes, el tercer modelo de la colección Bubble elimina la esfera por completo: un mecanismo al descubierto ocupa su lugar mientras el cristal de zafiro curvado ofrece una magnífica vista de los engranajes expuestos del movimiento automático CO0082.

Todos los relojes Bubble llevan correas de caucho forradas con piel: cuero para las ediciones op art y piel de cocodrilo para el modelo con el mecanismo descubierto. Y cada una lleva la hebilla a juego con el acabado de la caja.

Video disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.