CORUM Golden Bridge Dragon & Phoenix

Dando rienda suelta a su formidable audacia creativa, Corum orquesta un encuentro entre dos de las figuras más fascinantes de la mitología china: el dragón, una criatura mítica que simboliza la vida y la fuerza; y el fénix, ave legendaria, símbolo de buenos presagios. Ambas figuras, unidas en el exclusivo mecanismo “baguette” de Corum, prometen prosperidad. El dragón, criatura fantástica venerada desde el amanecer de los tiempos, alimenta la imaginación colectiva de muchas civilizaciones. Esta figura majestuosa e imperial se suele ver representada como el guardián de un fabuloso tesoro. Junto con el fénix, llamado comúnmente “el rey de las aves”, los dos simbolizan el yin y el yang de la cosmología china, fuentes de vitalidad, esplendor y éxito.

CORUM Golden Bridge Dragon & Phoenix

Este dúo de figuras combinadas alrededor del famoso mecanismo manual CO 113 abraza el mecanismo “baguette” en un excitante cuerpo a cuerpo. Como digno descendiente del primer modelo, introducido por Corum en 1980, esta obra maestra de la mecánica representa al mismo tiempo la impresionante maestría de la marca de La Chaux-de-Fonds y su insaciable búsqueda de la linealidad. Está construido a lo largo de un eje vertical y se extiende hasta la corona, a las 6 en punto, que está perfectamente alineada para acentuar esta excepcional construcción. La extraordinaria precisión del Calibre CO 113 hace que oscile con una frecuencia de 4 Hz (28.000 vibraciones/hora) y está provisto de un volante de inercia variable que garantiza una impresionante regularidad a largo plazo. Tiene una estética deslumbrante en todos y cada uno de los detalles, con la platina principal y los puentes de oro rojo, incluido el puente superior, que lleva grabada a mano la firma de Corum.

Impresionante grabado artesanal

Corum domina el campo de la alta relojeria y muestra el mismo grado de habilidad exaltando las destrezas de prodigiosos artesanos. Para dar vida al dragón y al fénix, primero se vertió el oro rojo en un molde para formar un contorno tosco inicial. Después, comenzó el fascinante trabajo de grabado. Jugando con el grosor irregular del plato de oro, el artesano esculpió el material pacientemente, manejando el buril de forma meticulosa y precisa para crear sorprendentes efectos tridimensionales. Después de más de dos semanas realizando esta extraordinaria tarea completamente a mano, llegó la magia a través de innumerables detalles. Las minúsculas escalas en relieve del dragón se reflejan en el delicado contorno de las plumas del fénix. Todo está en movimiento y las criaturas míticas se despliegan. La exultante armonía de este dúo ofrece un espectáculo de lo más sorprendente: un noble cara a cara en la esfera.

CORUM Golden Bridge Dragon & Phoenix

Un escenario absolutamente transparente

El fascinante encuentro entre las criaturas mitológicas y el legendario calibre tiene lugar en una elegante caja con forma de tonel, un digno escenario. La caja está hecha de oro rojo 5N de 18 quilates y está provista de cuatro cristales de zafiro situados en la parte delantera, trasera y en ambos lados, creando así una fascinante transparencia que acentúa aún más la perspectiva tridimensional del dragón. El precioso y refinado Golden Bridge Dragon & Phœnix de Corum también tiene una versión de joyería en la que la caja de oro rojo está adornada con 396 diamantes redondos (4,15 quilates aproximadamente). Las Agujas están coloreadas con antracita.

Referencias: B113/02615 y B113/02617 (396 brillantes– 4,15 quilates/ VVS / D À G / talla plena).

Etiquetas:, ,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.