Colección Slimline Moonphase Manufacture de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

La Luna ha aparecido imperturbable en el firmamento desde el principio de los tiempos. A pesar de ello, sigue despertando las mismas emociones y pasiones que debía evocar en los primeros humanos que pudieron admirar su luz en los cielos nocturnos y maravillarse ante la visión del astro. Frédérique Constant ha incorporado en los nuevos relojes Slimline Moonphase Manufacture elegantes elementos de diseño que no habrían desentonado hace un siglo y que, con toda certeza, tampoco desentonarán dentro de 100 años. Si la Luna pudiera hablarnos sobre el estilo, nos diría que la belleza, cuando es sencilla, nunca pasa de moda.

reloj fases lunares Ccolección Slimline Moonphase Manufacture de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

Así se presentan cinco nuevos modelos, accionados por el exclusivo calibre FC-705 Manufacture. Cada modelo tiene sus características particulares, y todos se presentan en un estuche de madera exclusivo diseñado para la ocasión.

A pesar de las impresionantes funciones que posee la colección Slimline Moonphase, el verdadero ingenio de estos relojes radica en que puede accederse a todas las complicaciones a través de una única corona. Esta facilidad se está convirtiendo en una característica cada vez más importante en los relojes Frédérique Constant.

reloj Ccolección Slimline Moonphase Manufacture de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

La corona se puede colocar en tres posiciones. La posición 0 sirve para dar cuerda al reloj. La posición 1 permite cambiar la fecha girando la corona en sentido horario. En el sentido contrario, permite cambiar la fase lunar. Por último, la posición 2 permite cambiar la hora y los minutos. Así de fácil.

Otras características comunes son su elegante diseño de líneas esbeltas y el diámetro de 42 milímetros de la caja. Todos los modelos incorporan también un cristal de zafiro convexo extraordinariamente popular en la parte frontal y en la parte trasera transparente. Asimismo, cada esfera presenta una indicación de la fecha y la fase lunar a las 6 horas. Se ha empleado una nueva e increíble tecnología, denominada “ablación láser”, para grabar una imagen de la Luna con sorprendente detalle y precisión. Finalmente, cada uno de los modelos de la nueva colección Slimline Moonphase posee un movimiento de 26 rubíes, decorado con motivo perlado y Côtes de Genève circular, y una impresionante reserva de marcha de 42 horas.

reloj Ccolección Slimline Moonphase Manufacture de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

La colección Slimline Moonphase, con modelos a partir de 2.695€, ofrece un valor verdaderamente excepcional. El modelo FC-705S4S6 posee una caja de tres partes de acero inoxidable con pulido brillante, así como una esfera abombada plateada con unos refulgentes índices de níquel aplicados a mano y, a juego, agujas de níquel pulidas a mano. Una elegante correa de aligátor negra con hebilla ardillón remata su aspecto intemporal.

Si el azul es preceptivo, entonces el modelo FC-705N4S6 hará las delicias de su propietario. El segundo de los modelos de acero inoxidable posee una esfera de color azul marino irresistiblemente atractiva, que contrasta exquisitamente con los índices y las agujas de níquel. La correa de aligátor también es de un azul llamativo, resaltado por los pespuntes de color blanco hueso y la hebilla ardillón.

reloj Ccolección Slimline Moonphase Manufacture de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

La deslumbrante caja bañada en oro rosa del modelo FC-705V4S4 destila una sobria elegancia. La esfera plateada abombada contrasta perfectamente con las agujas y los índices bañados en oro rosa, y la correa de aligátor marrón oscuro resalta con belleza en la delgada caja.

En lo más alto de la colección Slimline Moonphase sobresalen dos modelos con caja de oro rosa de 18 quilates. El modelo FC-705V4S9 se presenta con una esfera plateada abombada, y agujas e índices bañados en oro rosa y aplicados a mano, con una correa de aligátor marrón oscuro. El modelo FC-705C4S9, por su parte, posee una singular esfera de color chocolate que combina a la perfección con las agujas e índices bañados en oro rosa y la correa de aligátor marrón oscuro.

Tanto si cuelga tranquila en el firmamento como si reposa soberbia en su muñeca, la Luna seguirá atrayendo todas las miradas por siempre jamás.

Comentar