Colección Runabout Chronograph Automatic 2016 de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

En 2009, Frédérique Constant inició una duradera asociación con la Riva Historical Society, una organización sin ánimo de lucro fundada por el arquitecto Piero Maria Gibellini, el ingeniero Carlo Riva y un grupo de amigos con el objetivo de preservar las embarcaciones Riva aún existentes. En concreto, esta sociedad intenta ayudar a los propietarios de las embarcaciones a conservarlas de la mejor manera posible. Los primeros yates Runabout se remontan a la década de 1920 y eran embarcaciones pequeñas, rápidas y poderosas. Estaban hechos de madera pulida y cromo, podían albergar de cuatro a ocho personas y se deslizaban con bastante rapidez sobre el agua.

Runabout Chronograph Automatic 2016 de FRÉDÉRIQUE CONSTANT

Desde el inicio de su asociación con la Riva Historical Society, cada año Frédérique Constant promociona y conmemora los Runabouts con el lanzamiento de un modelo de edición limitada inspirado en el mundo náutico. La colección Runabout combina un estilo característico con un diseño único. En los relojes Runabout, inspirados en el universo de los yates, confluyen el mejor estilo clásico italiano con las innovaciones técnicas más avanzadas. Al igual que las embarcaciones Runabout, estos nuevos relojes se convertirán en el mejor compañero de sus propietarios, tanto en las regatas como en la navegación de placer. Este año, Frédérique Constant ofrece no uno, sino dos instrumentos de medición para los admiradores de estos yates de madera de época personalizados.

Ambas versiones de los relojes Runabout cuentan con una caja de 43 mm de acero inoxidable o chapada en oro rosa, un cristal de zafiro convexo y duro como el diamante que protege la esfera y una ventana de zafiro en la parta trasera de la caja que permite mostrar el movimiento. En la ventana trasera de la caja se ha grabado la bandera de la Riva Historical Society, en homenaje a esta asociación y a los legendarios yates deportivos Runaboat de los audaces años 20. Las magníficas esferas plateadas cuentan con una decoración guilloché en el centro, así como con índices en forma de números árabes. Cualquier aficionado a las actividades al aire libre que necesite consultar la hora, ya sea a plena luz del día o bajo la bóveda nocturna, podrá hacerlo sin ningún problema gracias a las agujas y los índices luminiscentes, que proporcionan a los usuarios de los relojes Runabout una legibilidad perfecta.

Los dos nuevos modelos están impulsados por el calibre automático FC-303, que se ensambla en la manufactura de Frédérique Constant. Este calibre de cuerda automática late a una frecuencia de 28.800 alt./h y cuenta con 25 rubíes y una reserva de marcha de 42 horas. La robusta caja de este reloj náutico es resistente al agua hasta aproximadamente 30 metros. Su aspecto elegante y definido se completa con la presencia de una correa marrón o negra.

Para resaltar el valor especial de estos modelos, cada uno de los 2.888 ejemplares se entrega en un estuche con una lancha de motor de madera en miniatura que rinde homenaje a los genios del diseño de la época dorada que fueron los años 20.

Etiquetas:,

Comentar