Colección de relojes BERING

Cuando el aventurero y empresario danés, Rene Kaerskov, saltó en paracaídas aterrizando en el frío hielo del Ártico en 2008, no tenía ni idea de que realmente estaba aterrizando en una nueva era. En el mismo momento en que se encontró a salvo ya, en el punto más septentrional del planeta, su corazón quedó fascinado por la infinita belleza del polo norte. Impresionado por aquella imagen, cautivó a sus socios de vuelta en Dinamarca con su descripción sobre los detalles del paisaje ártico. Durante apasionados debates, la visión de una nueva marca de reloj fue tomando forma. Una marca de relojes que se caracterizaría por las líneas puras, limpias y una imagen tan sobrecogedora como el mismo Ártico. Así nació la idea del diseño de relojes BERING.

relojes BERING ceramic

Hace exactamente 280 años, el navegante danés Vitus Bering se preparaba para una osada aventura: en 1728, zarpaba hacia la casi desconocida zona del océano Ártico. En su viaje atravesó el estrecho que posteriormente se llamaría estrecho de Bering en su honor. Vitus Bering fue el primer europeo en descubrir Alaska y he aquí el motivo por el cual una de las cuatro zonas horarias lleva su famoso nombre: BERING TIME.

Recorrer nuevos caminos y aventurarse en territorio desconocido: son puntos en común de los daneses Vitus Bering y Rene Kaerskoy, que se convertirían en el nexo de unión para la concepción de la marca BERING. De este modo, consiguieron que una visión se convirtiera en realidad. Y así la marca BERING es el resultado de una perfecta combinación entre materiales extraordinariamente resistentes y un diseño puro y extraplano.

Como el hielo que representa la belleza más pura y duradera, así también BERING combina un diseño minimalista con materiales de resistencia óptima de manera única. Inspirado por la belleza del Ártico, el estilo de la colección de BERING se caracteriza por formas limpias, puras, por su ligereza y elegancia. Materiales de calidad inigualable, tales como la cerámica de alta tecnología y el cristal de zafiro, con su extrema resistencia a rayaduras, garantizan que el tiempo pase sobre sus relojes sin dejar huella. También se utilizan materiales más clásicos como el acero, en algunos casos con recubrimiento PVD.

La colección de relojes BERING tiene tanto modelos para caballero como para señora e incluso unisex. Una marca que redefine el concepto de tiempo gracias a su amor por el detalle.

Precios desde 99€ hasta 229€.

Etiquetas:,

Comentar