CHRISTOPHE CLARET Allegro

Tras Adagio y Soprano, Christophe Claret presenta su última obra maestra musical: Allegro. Un maestro relojero con 25 años de experiencia, Christophe Claret ha combinado las complicaciones relojeras más delicadas en Allegro: repetidor de minutos con timbre catedral, GMT, fecha grande, segundero pequeño e indicador de día/noche. Estas funciones se encuentran todas incluidas en un movimiento totalmente rediseñado con un regulador único que se ha diseñado y fabricado internamente. La caja redonda combina armoniosamente oro rojo u oro blanco con titanio. Una abertura en la esfera de zafiro revela el mecanismo de sonería. La esfera transparente permite al portador maravillarse ante la arquitectura del movimiento, con los puentes inclinados, esqueletizados y de estilo Carlos X. Con este nuevo reloj, el director de esta orquesta relojera musical de Le Locle demuestra que se encuentra en el cenit de su arte.

reloj CHRISTOPHE CLARET Allegro

El comienzo

Desde el día en que Christophe Claret entró en el taller de un relojero y restaurador como aprendiz, ha demostrado una pasión insaciable por los relojes complicados, en especial, por los relojes de bolsillo antiguos equipados con un repetidor de minutos. Estas maravillas de la precisión dan las horas, los cuartos y los minutos cuando se desee. Christophe Claret ha continuado estudiando el repetidor de minutos para comprender y mejorar esta gran complicación, que muchos consideran la más delicada del mundo de la relojería porque combina la poesía musical con la complejidad técnica. En 1989, el primer calibre creado con el nombre de Christophe Claret fue un repetidor de minutos. A este le siguió una serie de reloj con sonería con nombres tan evocadores como Adagio, Soprano y ahora Allegro, la última incorporación a esta prestigiosa serie musical. Allegro rinde homenaje a la tradición por un lado, mientras que por el otro mira con determinación hacia la modernidad y la innovación. Y todo esto sin descuidar el aspecto técnico ni estético y cumpliendo las exigencias de la Alta Relojería suiza.

Movimiento

Hoy, Allegro toma la iniciativa en la colección de Christophe Claret Traditional Complications, la primera de cuatro colecciones creadas por la marca de Le Locle. Allegro se inspira en las creaciones previas de Christophe Claret a la vez que amplía los límites de lo posible en relojería. El movimiento ha sido rediseñado de arriba abajo, de las platinas y los puentes al volante con inercia que regula el mecanismo de repetición de minutos, sin olvidarse del corazón crítico de la pieza: el órgano de regulación. El volante, la espiral y el áncora han sido desarrollados y fabricados internamente, demostrando que la Manufactura Claret es una de las escasas casas de relojería que domina todas las facetas de la producción.

Movimiento Christophe Claret calibre ALG89

El calibre del Allegro se regula con un volante de 3 Hz (21 600 vibraciones por hora) y recibe la energía de un único barrilete de muelle real, poco frecuente en este tipo de movimiento, para conseguir ofrecer una excelente reserva de marcha de 60 horas. El repetidor de minutos se activa con un cerrojito tradicional en las 10 h en el lado izquierdo de la carrura. El rastrillo, parte del mecanismo del repetidor, puede verse a través de una abertura que se encuentra en la sección inferior de la esfera de zafiro. Ambos martillos, el volante de cuatro brazos y el regulador inercial del repetidor, pueden verse a través del fondo. En el caso del Allegro, Christophe Claret ha optado por un volante con tornillos de cabeza avellanada. A pesar de ser más complejo, este tipo de volante ofrece una relación inercia/peso casi perfecta, tiene forma aerodinámica y cuenta con una regulación y un equilibrado sencillos. Los timbres catedral, que rodean el movimiento no una, sino dos veces, son una pasión particular de Christophe Claret y por ello se da un énfasis considerable a su fabricación con acero trefilado tradicional, además de a su montaje y afinación. Los timbres catedral también se benefician de una invención patentada de Christophe Claret que minimiza las vibraciones excesivas, lo que se traduce en unas sonerías cristalinas más claras. El movimiento del Allegro cuenta con tres patentes: para la fecha grande, la microrregulación del volante y los gongs. Los números de la patente aparecen grabados en el dorso del fondo de caja.

CHRISTOPHE CLARET Allegro

Las complicaciones del Allegro cuentan con varias funciones útiles. En las 3 h, en la esfera, puede observarse un segundo huso horario/GMT que puede ajustarse mediante un pulsador de la carrura en las 4 h. Para complementar la función GMT, existe un indicador de día/noche. Allegro cuenta asimismo con una fecha grande en las 12 h, que se ajusta con un pulsador de carrura en las 2 h, y el segundero pequeño aparece en una esfera secundaria en las 9 h.

Estética

Todas las obras maestras de Christophe Claret hacen gala de la misma meticulosa atención prestada tanto a los detalles estéticos como al trabajo técnico. El impresionante movimiento del Allegro, plata niquelada, rodiada y pulida con chorro de arena para la versión de oro blanco u oro rosa para la versión de oro rosa, se realza con la preciosa caja de metal de 45 mm. Una armoniosa combinación de oro rojo o blanco, según la versión, y titanio de grado 5 tratado con PVD antracita, llama la atención con una luz que brilla suavemente procedente de un acabado satinado pulido. La esfera de zafiro también fascina al observador porque juega con intensidades y tonalidades distintas de luz: claridad y oscuridad, luz y sombra.

CHRISTOPHE CLARET Allegro

Las agujas se han realizado en cristal de zafiro naranja y titanio tratado con PVD antracita o en cristal de zafiro, laca negra y titanio con PVD antracita. A través del fondo podemos observar los famosos puentes inclinados y esqueletizados de estilo Carlos X. El estilo Carlos X de puente, tan apreciado por los relojeros, también se encuentra en el puente de volante, que cuenta con un sistema de regulación patentado y un conjunto de dispositivo amortiguador de cojinete de rubí en un chatón de oro. Completando el conjunto se encuentran un compás musical y unas notas, colocados delicadamente en el fondo del Allegro mediante un proceso de metalización.

Cada versión, oro blanco u oro rojo, es una edición limitada de 20 piezas con un precio de venta al público de 268.000€.

Videos disponibles en el Canal YouTube o en el Canal Vimeo de Nuevos Relojes.

Comentar