CHOPARD Alpine Eagle

Una nueva colección para aquellos que saben apreciar la estética, inspirada en la naturaleza y diseñada para afrontarla. El Alpine Eagle es la síntesis perfecta de función y forma, inspirada en el espíritu de los Alpes suizos y en el estilo atemporal de la Casa Chopard. El Alpine Eagle, inspirado en el St. Moritz, anuncia el renacimiento de un ingenioso diseño funcional para los estetas modernos.

CHOPARD Alpine Eagle

Un reloj tan exclusivo merece materiales que estén a la altura de su categoría de icono. Chopard ha desarrollado el Lucent Steel A223 específicamente para el reloj Alpine Eagle. Han sido necesarios cuatro años de incansable investigación para dar vida a un metal tan precioso como el oro y con la excepcional funcionalidad del acero. El Lucent Steel A223, desarrollado en exclusiva por la casa Chopard, es un metal sin igual. Este metal precioso único, que se fabrica de forma ética y cuenta con el certificado REACH, es fruto de cuatro años de incansable investigación. El objetivo prioritario era que el Alpine Eagle fuera de un material que combinara la belleza con una prestaciones técnicas de primera. El Chopard Lucent Steel A223 posee una resistencia única ya que es un 50 % más duro y mucho menos sensible a los arañazos que otros aceros. Además, es hipoalergénico, de una calidad comparable a la del acero quirúrgico. Toda esta funcionalidad no serviría de nada si sacrificara la estética. Puede que lo más notable del Chopard Lucent Steel A223 sea su luminosidad, que le aporta al metal un brillo etéreo.

La esfera de latón gris o azul galvánico, adornada con un motivo de rayos de sol, se inspira en el iris de un águila y nos recuerda que la naturaleza es la más maravillosa de todas las musas. El segundero con acabado en rodio, cuyo contrapeso recuerda a una pluma de águila, tiene forma de flecha.

El espíritu aventurero de la corona se plasma en un grabado con forma de rosa de los vientos, el instrumento del que se valían los exploradores de antaño para encontrar su camino. Hoy se ha convertido en el emblema de los pioneros modernos, capaces de tomar la dirección correcta en la búsqueda de su destino, una invitación a explorar la majestuosidad del mundo natural que nos rodea.

El Alpine Eagle está equipado con dos movimientos automáticos, ambos desarrollados en exclusiva en los talleres de relojería de Chopard y certificados como cronómetros por el Control Oficial Suizo de Cronometría, una rareza entre los relojes de esta categoría. El modelo de 41 mm monta el calibre 01.01-C (207 componentes, 31 rubíes, frecuencia 28.800 vph o 4Hz y reserva de marcha de 60 horas) y el modelo de 36 mm usa el calibre 09.01-C (147 componentes, 27 rubíes, frecuencia 25.200 vph o 3,5Hz y reserva de marcha de 42 horas).

El brazalete del Alpine Eagle, que se estrecha suavemente desde la esfera, está formada por eslabones en forma de lingote con un remate central que recuerda su hábitat montañoso. Es una auténtica proeza técnica y de estilo que se presenta en acero Chopard Lucent Steel A223.

Precios: 9.530€ (36 mm), 12.200€ (41 mm) y 18.700€ (acero y oro rosa).

Video disponibles en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.