Chiming Jump Hour referencia 5275 de PATEK PHILIPPE

El reloj conmemorativo Patek Philippe Chiming Jump Hour, referencia 5275, celebra el 175 aniversario de la manufactura con elegancia y refinamiento, pero también con dinamismo y música. Este garde-temps dotado de una caja tonneau clásica conjuga tres indicaciones saltantes con una sonería que anuncia las horas en punto. Un deleite para la vista y el oído, recompensado con cuatro patentes. Al observar el paso del tiempo en el Chiming Jump Hour, percibimos que, en una fracción de segundo, el segundero salta de un segundo al siguiente sobre la escala ferrocarril. Todas las otras indicaciones permanecen inmóviles en la esfera de oro decorada con relieve acuñado y ornamentada con volutas sobre un fondo estriado. No obstante, en el preciso instante en que el segundero llega al 60, la aguja de minutos salta, de manera instantánea también, hasta el minuto siguiente. A cada hora en punto, la indicación digital de la hora en la ventanilla situada a la altura de las 12 también salta, presentando el dígito siguiente de manera perfectamente sincronizada con el segundero y el minutero. A cada hora en punto, también, el reloj tintinea una pequeña señal acústica que marca con un solo golpe las horas.

reloj Chiming Jump Hour referencia 5275 de PATEK PHILIPPE

El Chiming Jump Hour (hora saltante con sonería) rinde tributo a la referencia 3969 con hora digital saltante, lanzada en 1989 para el 150 aniversario de Patek Philippe; esta exquisita pieza de excepción refleja a la perfección todos los progresos técnicos realizados por la manufactura en el trascurso de los últimos 25 años. El Chiming Jump Hour, referencia 5275, se produce en una edición limitada de 175 ejemplares –un guiño a los 175 años de arte relojero Patek Philippe.

Las indicaciones saltantes son complicaciones que exigen una gran sofisticación técnica. Vale la pena hacer un paréntesis para introducir una breve explicación al respecto. En un reloj de pulsera mecánico común, las agujas avanzan continuamente al ritmo del volante. Este oscila, por lo general, con una frecuencia de 21.600 ó 28.800 alternancias por hora, es decir, 6 u 8 alternancias por segundo. A cada alternancia, el volante hace girar la rueda de escape un diente y este movimiento es transmitido a las agujas a través del tren de ruedas. La progresión de las agujas de manera continua se percibe con facilidad en los segundos, pero, en los minutos y las horas, ésta se efectúa por pasos tan ínfimos que apenas se puede adivinar.

Chiming Jump Hour referencia 5275 de PATEK PHILIPPE

El Chiming Jump Hour está dotado de un volante que efectúa ocho alternancias por segundo. Pero, en lugar de liberar la energía directamente al rodaje, éste la transmite a un mecanismo que la almacena y la distribuye a la rueda de segundos después de ocho alternancias. Asimismo, la energía almacenada durante sesenta segundos se transmite de golpe a la rueda de minutos y la energía acumulada durante sesenta minutos hace saltar la visualización digital de la hora. Esta indicación por ventanilla implica una dificultad suplementaria, debido a que el disco de las horas es más pesado que una aguja y, por consiguiente, necesita más energía. La sonería de las horas, que golpea un timbre con un pequeño martillo, también necesita más energía. Todas estas consideraciones muestran a la perfección que un reloj dotado de tres indicaciones saltantes y de una sonería de las horas es una obra maestra realmente eficaz que requiere una gran destreza y el dominio absoluto del flujo energético.

Patek Philippe aceptó y superó el reto de manera brillante con el nuevo calibre 32-650 HGS PS de cuerda manual. La manufactura necesitó cuatro años para desarrollar, bajo su propio techo, mecanismos que permitieran almacenar la energía para las visualizaciones saltantes y sincronizar con una precisión extraordinaria el salto de los segundos, de los minutos y de las horas –esta investigación técnica fue coronada con el registro de tres patentes. La pieza maestra de todas estas innovaciones es la báscula de los segundos en Silinvar® (un derivado del silicio), que está acoplada a un muelle en espiral que permite almacenar la energía de ocho alternancias del volante por cada segundo. La báscula está unida por un gancho a una rueda en Silinvar® con “dientes de lobo” asimétricos, la cual se engrana a su vez con la rueda de segundos. Cada ocho alternancias, la báscula se levanta, la rueda con “dientes de lobo” avanza un diente y hace girar la rueda de segundos 6°, haciendo avanzar el segundero un segundo. Patek Philippe eligió fabricar la báscula y la rueda con “dientes de lobo” en Silinvar®. Gracias a su reducida masa y al hecho de que prácticamente no hay fricción alguna entre el gancho y los “dientes de lobo”, este material altamente técnico garantiza, en efecto, una excelente eficacia energética, lo que presenta importantes ventajas en un movimiento que debe orquestar tres indicaciones saltantes sincronizadas.

Calibre 32-650 HGS PS Patek Philippe

La rueda de segundos incorpora una leva en forma de caracol. Después de cada rotación completa, ésta deja caer una paleta de rubí, la cual libera brevemente –gracias a una báscula– la rueda de minutos, con el fin de que esta avance 6° en sentido horario, al mismo tiempo que la rueda de segundos. Los segundos y los minutos saltan de manera simultánea. Cuando la rueda de minutos efectúa una rotación completa (60 minutos), el disco de las horas avanza también una hora, en total sincronización con los segundos y los minutos. Este disco gira entonces 30°, pues está dotado de doce dígitos de las horas para garantizar una visualización lo más grande posible y fácil de leer. Cada hora en punto también está señalada por la sonería discreta de un pequeño martillo, que golpea el timbre que está enrollado en torno al movimiento. Esta particularidad es un homenaje a la gran tradición de relojes con sonería Patek Philippe, que contribuyen grandemente a la reputación sin parangón de la marca. El martillo puede ser aislado gracias a un gatillo que se alberga en el flanco de la caja, a la altura de las 10h, para evitar la sonería automática de las horas. Este mecanismo fue coronado con el registro de una patente, elevando así a cuatro el total de patentes registradas para esta pieza de excepción.

La sofisticación extrema de estas complicaciones se refleja en el número de componentes del movimiento: en efecto, el calibre 32-650 HGS PS está dotado de 438 piezas, terminadas en absoluto respeto a las reglas del arte.

Para albergar esta nueva joya de la Alta Relojería firmada por Patek Philippe, la manufactura ha diseñado una caja de forma tonneau de platino, que se produce igualmente bajo su techo. Los flancos de la carrura están ornamentados con grabados que adoptan los mismos motivos que el contorno de la esfera y el círculo de los minutos. A la altura de las 10h se encuentra el pequeño gatillo que permite activar o aislar la sonería de las horas. La corona de platino, dotada de un relieve muescado, es muy fácil de manipular y luce una Cruz de Calatrava de platino en relieve. El reloj se entrega con un fondo pleno de platino que lleva grabada la inscripción “PATEK PHILIPPE GENEVE 175e Anniversaire 1839 – 2014”.

hebilla Chiming Jump Hour referencia 5275 de PATEK PHILIPPE

La esfera de oro presenta a las 12h una ventanilla grande para la visualización de la hora saltante digital. La aguja de los minutos gira en un círculo descentrado hacia arriba, con una escala puntuada con dígitos arábigos negros para los intervalos de cinco minutos y pequeños índices redondos para los minutos. A las 6h se encuentra el segundero pequeño, generosamente dimensionado, con una escala ferrocarril negra, dígitos arábigos negros y aguja Breguet niquelada negra. Estas indicaciones también se producen con la legendaria inquietud de perfección característica de Patek Philippe. Como este movimiento está dotado de visualizaciones saltantes, es muy importante que cada indicación se encuentre exactamente en la posición requerida: el dígito de la hora en el centro de la ventanilla, la aguja de los minutos sobre el índice correspondiente y el segundero indicando con precisión la división exacta en la escala ferrocarril.

esfera Chiming Jump Hour referencia 5275 de PATEK PHILIPPE

El Patek Philippe Chiming Jump Hour referencia 5275 se engalana con una pulsera de piel de aligátor negra brillante con hebilla desplegable de platino que lleva grabada la inscripción “PATEK PHILIPPE 1839 – 2014” y luce en el centro la cruz de Calatrava también grabada.

Video disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.