BLANCPAIN y los oficios artísticos: Shakudō

Reconocida por sus talleres de grabado y de pintura sobre esmalte, así como por sus piezas damasquinadas, Blancpain ofrece también una serie muy exclusiva de piezas realizadas con la técnica del shakudō. El shakudō es una aleación principalmente compuesta por cobre y oro que según su composición y su textura puede cubrirse de una pátina de color oscuro, con tonos marrones, azules y negros. La pátina de color negro se obtiene mediante un proceso de pasivación, gracias a la aplicación sobre el shakudō de una solución compuesta por acetato de cobre (verde gris) denominado rokushō, tradicionalmente producido en Japón. Según el número de inmersiones del shakudō en la solución, el negro se vuelve cada vez más profundo y más intenso.

BLANCPAIN y los oficios artísticos: Shakudō

Antaño, el shakudō se empleaba, entre otras cosas, para confeccionar las guarniciones de los sables, los objetos decorativos o las joyas. Los artesanos decoraban el shakudō con grabados o añadiendo ornamentaciones.

Blancpain ha relanzado este conocimiento especializado, que muy raramente se ha empleado en relojería, con una serie de piezas únicas que muestran la pericia de sus artesanos en los distintos oficios artísticos que se practican bajo su techo. La Manufactura ha creado nada menos que cuatro modelos distintos que conjugan el shakudō, el grabado y el damasquinado. Cada pieza es única, ya que en función de la sensibilidad del grabador y de su manera de emplear la pátina rokushō se obtienen distintos matices y efectos de profundidad.

BLANCPAIN Shakudō

Ganesha, uno de los dioses más venerados del panteón hindú y reconocible por su cabeza de elefante, ilustra esta esfera. Es también el dios de la sabiduría, de la inteligencia y la prudencia, patrono de las escuelas, de las ciencias y de las artes. Se trata de una pieza de oro aplicada, grabada a mano, que reina en medio de motivos tradicionales hindús. Las ornamentaciones representadas en esta pieza han sido realizadas con el mayor detalle, siguiendo el proceso del damasquinado. Esta técnica consiste en vaciar la superficie reproduciendo las líneas del diseño deseado y en martillar minuciosamente unos hilos de metal blando, que en este caso son de oro, para incrustarlos en las cavidades antes de decorarlos y grabarlos.

Estos modelos, que respetan rigurosamente los códigos estéticos de la colección Villeret y de las piezas Grande Décoration y Damasquinée, se proponen en una amplia caja double pomme de oro rojo de 45 mm. Esta gran apertura permite dejar libre curso a la creatividad de los artesanos de Blancpain. En cuanto al fondo de cristal de zafiro, permite admirar el calibre 15B de cuerda manual, decorado con Côtes de Genève.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.