Amadeo Fleurier VIRTUOSO V de BOVET

En 2015, la Colección de Complicaciones de BOVET se renueva completamente gracias a la llegada del calibre de especialidad relojera Virtuoso II, desarrollado y manufacturado por los artesanos de la Maison para animar una multitud de complicaciones relojeras muy útiles para los coleccionistas. Al mismo tiempo, el calibre Virtuoso II responde a las características únicas de los guardatiempos BOVET, como la reversibilidad de la caja con sistema Amadeo convertible. El Amadeo Fleurier Virtuoso V entra a formar parte de la Colección de Complicaciones Amadeo Fleurier con unas prestaciones técnicas, una sutileza decorativa y una armonía tan asombrosas, que sin duda lo convertirán en un emblema de esta exclusiva familia de guardatiempos.

reloj Amadeo Fleurier VIRTUOSO V de BOVET

Todos los guardatiempos de la colección muestran indicaciones en ambas caras del movimiento. Una cara indica las horas, los minutos, los segundos y la reserva de marcha, permitiendo admirar la característica arquitectura del movimiento. La otra cara muestra a su vez las horas, los minutos y los segundos, añadiendo informaciones relacionadas con las complicaciones especí cas del guardatiempo, como las horas saltantes con minutos retrógrados en el caso del Amadeo Fleurier Virtuoso V.

El único barrilete del movimiento del Virtuoso V permite mantener las oscilaciones del volante en una frecuencia de 21.600 alternancias por hora durante cinco días. Una cara del guardatiempo presenta una esfera tradicional descentrada a las 12h, que alberga las agujas de las horas y los minutos, permitiendo admirar la estructura atípica del movimiento. Los distintos puentes presentan formas voluptuosas y parecen abrazar las curvas concéntricas de la esfera. Una vez más, el equilibrio y la simetría aportan una armonía perfecta a todo el conjunto. La jaula de los segundos situada a las 6 horas completa el eje vertical con una triple aguja, en la que cada uno de los tres brazos recorre un segmento de 120° en la escala de su esfera. La rueda central y su puente, visibles a las 4 horas, y el volante-espiral con su puente de volante están dispuestos simétricamente, mientras que el indicador de la reserva de marcha está colocado a las 10 horas.

La segunda cara del guardatiempo presenta una complejidad evidente. Aquí también, los segundos se indican a las 6h y desvelan la transparencia de su jaula. La patente Nº 0169-DI-CH se refiere a este doble mecanismo de indicación coaxial de los segundos, que muestra los segundos en ambas caras
del movimiento compartiendo el mismo eje, pero con sentidos opuestos de rotación. Una proeza aún mayor si se aplica a una caja convertible Amadeo. Evocando la arquitectura del movimiento exhibida en la otra cara del guardatiempo, una serie de láminas alternativamente lacadas y grabadas a mano forman una sucesión armoniosa de niveles, hasta alcanzar la esfera superior que indica las horas y los minutos. Las horas saltantes se muestran a través de una apertura en el centro del guardatiempo. Esta complicación permite una lectura rápida e intuitiva de la hora en toda su simplicidad y crea
un espacio privilegiado para la expresión de las artes decorativas aplicadas a la alta relojería.

Amadeo Fleurier VIRTUOSO V de BOVET

Con el n de depurar aún más el espacio reservado al tiempo, la aguja de los minutos ha sido colocada en el centro de la esfera, recorriendo incansablemente un segmento de 160° antes de retroceder cada hora con un salto semi-instantáneo. La combinación de estas dos tipologías de indicaciones es muy poco común porque exige una perfecta sincronización entre el salto del disco de las horas y el de la aguja retrógrada de los minutos. Los artesanos de la Manufactura DIMIER 1738 han sido capaces de dominar a la perfección esta proeza tecnológica.

Pascal Raffy diseñó el Virtuoso V para ofrecer un espacio que los artesanos de las esferas, los grabadores y los pintores de miniaturas pudieran personalizar para responder a los deseos de los coleccionistas. Entre las esferas que muestran las distintas indicaciones del guardatiempo y las diferentes láminas
decorativas, existen por lo menos ocho super cies que requieren cada una más de 10 horas de trabajo, realizado por los artesanos de la Manufactura DIMIER 1738. Entre la esfera y las láminas lacadas o pintadas, se intercalan unas super cies elegantes y delicadamente grabadas a mano. La simbiosis perfecta entre las técnicas relojeras y las artes decorativas convierte el Amadeo Fleurier Virtuoso V en una auténtica obra maestra que cautivará a los coleccionistas cada día y en cada situación. Las dos caras del guardatiempo y la reversibilidad del sistema Amadeo le permiten transformarse en un reloj de pulsera convertible, un reloj de mesa o de bolsillo sin necesidad de herramientas. Para mayor comodidad, un corrector permite ajustar el disco de las horas independientemente de la aguja invertida de los minutos colocada en la otra cara del movimiento.

Edición limitada a 100 piezas por cada color de esfera y de oro.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.