Altiplano SIHH 2013: Fecha & Esqueleto de PIAGET

Perpetuando su legado de dominio del ultraplano desde 1957, la Manufactura de Alta Relojería Piaget presenta, en el marco del SIHH 2013, dos nuevos modelos excepcionales que representan un nuevo récord doble, cada uno en su categoría respectiva. A la vez clásico y atemporal, el Piaget Altiplano Fecha alberga el calibre 1205P, movimiento automático con calendario más plano del mundo con un grosor de tan solo 3,00 mm en una caja de 6,36 mm, otro récord más. Entre Alta Relojería y Alta Joyería, el Piaget Altiplano Esqueleto engastado automático deslumbra con su calibre 1200D, con su platina y sus piezas funcionales completamente engastadas. Un savoir faire dominado exclusivamente por la Manufactura Piaget, acompañado por otro doble récord de grosor : 3,00 para el movimiento, 6,10 mm para la caja.

reloj ultraplano Altiplano SIHH 2013 Fecha & Esqueleto de PIAGET

Piaget Altiplano Fecha

Nueva complicación, nuevo doble récord de delgadez. Por primera vez, un Altiplano equipado con calendario, que además se afirma como el reloj más plano de su categoría, tanto en lo que respecta al movimiento como a la caja. Tan solo 3,00 mm de grosor para el calibre automático 1205P, y 6,36 para la caja del nuevo Piaget Altiplano Fecha.

El nuevo calibre 1205P, que eleva a doce el número de movimientos dedicados a la Colección Altiplano, fue desarrollado a partir del 1208P, presentado por Piaget en 2010. Fiel a los códigos de este último, cuenta también con un segundero pequeño descentrado, y por primera vez, cuenta con fecha. Además se distingue de su ilustre predecesor ya que se funde en una caja un poco más pequeña de 40 mm con las dimensiones perfectas para albergarlo. El fondo de zafiro revela toda la riqueza de este movimiento completamente desarrollado y realizado por Piaget. No menos de 221 componentes, concebidos y ensamblados a mano con gran paciencia, rivalizan por su diminuto tamaño en una composición de gran delicadeza mecánica.

reloj ultraplano Altiplano SIHH 2013: Fecha & Esqueleto de PIAGET

La elegancia y la sobriedad dominan la concepción estética del Altiplano Fecha. Una pieza de un estilo depurado atemporal, destinada a convertirse en un verdadero clásico capaz de atravesar las épocas. Realizada en oro blanco, oro rosado, u oro rosado engastada con 72 diamantes (aprox. 1 quilate), la caja de 40 mm fue concebida especialmente para albergar al calibre 1205P. Un movimiento que luce acabados tradicionales, con Côtes de Genève circulares, platina
perlada, puentes biselados, ruedas efecto rayos de sol, tornillos azulados, raquetería dedicada y un micro rotor en oro rosado con el escudo Piaget grabado.

reloj ultraplano Altiplano SIHH 2013: Fecha de PIAGET

Con una arquitectura en tres niveles, la esfera retoma todos los códigos característicos de los modelos automáticos ultraplanos de Piaget. Fiel a la tradición de los indicadores descentrados, la ventanilla de la fecha a las 8 se funde en un equilibrio perfecto con el segundero pequeño a las 5. Al estilo de los modelos automáticos, la esfera revela un sutil juego de alternancias entre índices simples y dobles, así como la discreta mención «Automatic».

reloj ultraplano Altiplano SIHH 2013: Fecha de PIAGET

Piaget Altiplano Esqueleto

Maestro pasado del arte ancestral del esqueletado, con los calibres 600S y 1200S, Piaget ha concebido los movimientos esqueleto más planos del mundo. Pero el virtuosismo va más allá, puesto que la Manufactura ha superado un nuevo límite en 2005 al engastar por
primera vez, no solo las piezas decorativas y otras placas adicionales de un movimiento esqueleto, sino la platina en oro en su totalidad y las piezas funcionales. Encarnación de este savoir faire único en el mundo, al calibre 600D, presentado 2005, le sucede el calibre 838D en 2010, anticipo de otra joya del arte relojero desvelada hoy en el SIHH 2013: el calibre 1200D, primer
movimiento automático esqueleto engastado.

reloj ultraplano Altiplano SIHH 2013: Esqueleto PIAGET

Heredero del icónico calibre automático esqueleto 1200S, con su delgadez inigualada, el calibre 1200D es el 34º movimiento completamente concebido y realizado por la Manufactura en 15 años. Una hazaña inédita, entre relojería y joyería, cuyo solo desarrollo ha movilizado la totalidad de los savoir faire de la Manufactura durante dos años. Reflejo de la pericia única de Piaget, este movimiento, el más plano del mundo en su categoría (3,00 mm), está engastado con 259 diamantes de talla brillante (aprox. 0,8 mm) y 11 cabujones de zafiro negro (aprox. 0,2 mm), y su diámetro es de 31,9 mm. Un engaste excepcional que exige más de cuatro días de trabajo para un solo movimiento.

Engastar la platina requiere también el engaste de las piezas funcionales. Un reto constante que tan solo algunos artesanos joyeros dominan. Un calibre ultraplano significa piezas sumamente delgadas, como el cubre saltador de tan solo 0,69 mm de grosor. Los maestros joyeros de Piaget llevan su arte al extremo de disimular los pies de los tornillos bajo cabujones de zafiro
negro.

Reflejo del carácter excepcional de su movimiento, la caja en oro blanco de 18 quilates del Altiplano Esqueleto engastado automático también ha movilizado los savoir faire más perfeccionados de la Manufactura. Con tan solo 6,10 mm de grosor, esta caja representa
igualmente un récord de grosor, y cuenta además con un engaste de 40 diamantes talla baguette (aprox. 3,2 quilates) en su bisel. Engastados delicadamente entre el canto, la corona, las asas e incluso el fondo de zafiro, 347 diamantes talla brillante (aprox. 1,4 quilates) subliman esta preciosa composición, mientras que la hebilla de la pulsera resplandece con 24 diamantes
talla brillante (aprox. 0,6 quilates).

Puentes engastados, estirados y biselados a mano, ruedas efecto rayos de sol o tornillos negros que evocan el micro rotor en platino tratado en negro, los decorados del calibre 1200D se inscriben en la más pura tradición de los acabados de Alta Relojería de la Manufactura
Piaget. Una atención al detalle y una ejecución perfectamente dominada para dar al calibre 1200D todo el resplandor que merece.

Comentar