Tonda Mambo de PARMIGIANI FLEURIER

Cada año, Parmigiani Fleurier crea relojes vinculados al mundo de la música que representan la duradera asociación de la marca con el Festival de Jazz de Montreux. Estos excepcionales relojes conjugan musicalidad y Alta Relojería en una misma esfera gracias al delicado arte de la marquetería, que construye, por su mosaico de madera, una atmósfera única en cada pieza. Su firma común: los colores de la bandera nacional; una guitarra cuyo rosetón está abierto para exponer un tourbillon. El Tonda Mambo, la última incorporación a esta serie excepcional de piezas únicas realizadas en marquetería de madera, es sin duda la creación más minuciosa y compleja creada hasta la fecha. A través de unas tonalidades cálidas y latinas, representa a un músico cubano que rasga las cuerdas de su guitarra e improvisa una melodía de su país: el mambo.

reloj Tonda Mambo de PARMIGIANI FLEURIER

La marquetería es un arte que consiste en recortar piezas de madera según un motivo determinado, para luego ensamblarlas y dar vida, pieza a pieza, al diseño final. La menor imprecisión en un solo segmento o la más mínima separación en el recorte dan lugar a un defecto que desequilibra el conjunto del mosaico. Cuanto más pequeñas son las piezas, más prodigiosa resulta la complejidad de la marquetería.

Sabiendo esto, podemos imaginar el reto que ha representado el Tonda Mambo dada la minuciosidad de sus detalles. La marquetería constituye una expresión de «alta definición» raramente conseguida en este arte, lo que hace de ella un fresco de gran potencia y confiere a la pieza su belleza. Por ejemplo, la camisa del músico, una camisa de lunares, incluye dos motivos de puntos diferentes. Uno solo habría sido sin duda suficiente para adornar la prenda de ropa, pero duplicar el motivo con el afán estético de un diseñador de ropa denota una voluntad de sublimar la marquetería a través de su minuciosidad; llevar la búsqueda del detalle hasta los segmentos más ínfimos, con independencia de la dificultad de realización.

Segundo ejemplo de esta cuestión: las líneas negras que trazan y delimitan el rostro del músico, las manos, el sombrero y la guitarra. Esta red de líneas, que tienen el grosor de un cabello, refuerza una frontera que varios segmentos habrían podido franquear. Pero esta línea proporciona el contorno a la marquetería, le aporta contraste y relieve, y por último, le confiere su carácter al reproducir los rasgos del personaje. Se trata de una estructura muy delicada de realizar, pero que sublima la belleza de la esfera.

Cada fibra de madera es única y genera una atmósfera bien precisa. La selección del material conveniente para cada segmento de la marquetería implica conocer a la perfección las propiedades de la madera y resulta especialmente determinante. El Tonda Mambo se caracteriza por una elección minuciosa de las placas.

El sombrero de paja del músico es de koto mallado, un tipo de madera que posee un efecto natural de trenzado y que reproduce las mallas trenzadas del sombrero. El rostro y la cara están realizados con madera de peral, una madera muy fina y luminosa que imita la textura de la piel. Por último, la camisa está realizada con nudo de nogal, una madera cuyas fibras forman pliegues naturales que imitan con gran precisión la textura arrugada de la ropa.

La selección de las maderas ha sido realizada para que las fibras de las diferentes piezas participen en el motivo, llegando a convertirse en el propio motivo, como si prolongasen la marquetería a través de sus propiedades intrínsecas.

La minuciosidad del detalle constituye la belleza del Tonda Mambo. A través de esta búsqueda de la minuciosidad hasta en la más mínima fibra se obtiene una marquetería preciosa, contemporánea y sofisticada que va más allá de una simple representación de diseño, una marquetería que genera un ambiente.

Para sublimar la esfera, sobre la marquetería se han colocado algunas láminas de oro. Estas láminas realzan la luz del conjunto y aportan un brillo sedoso que, combinado con las oscilaciones del tourbillon de 30 segundos, otorga vida al Tonda Mambo.

Tonda Mambo de PARMIGIANI FLEURIER

Especificaciones técnicas

Caja formada por 3 partes, fabricada en platino 950; acabado pulido. Diámetro de 42mm y grosor de 11,15mm. Cristal de zafiro antirreflejos. Fondo de zafiro. Grabado del fondo: Número individual y «MODELO ÚNICO».

Hermeticidad: 30 metros o 3 ATM.

Esfera marquetería de madera según temática. Color marrón. Índices rodiados.

Movimiento de carga manual calibre PF510, frecuencia 21.600 vph (3 Hz), 30 rubíes, 237 componentes, reserva de marcha de una semana, dos barriletes en serie. Decoración: «Côtes de Genève», puentes angulados a mano. Funciones: tourbillon de 30 segundos; indicación de la reserva de marcha; horas, minutos, segundos.

Correa de piel de aligátor color negro de la marca Hermès. Hebilla tipo hebijón.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.